17 de enero de 2007

Chasqui, el correo de los Andes

Los Chasquis –mensajeros incas- cumplieron un papel fundamental en la comunicación social a todo lo largo de las cumbres andinas.

A través de un sistema ágil y confiable trasmitían noticias significativas para la producción, el intercambio y la unidad de los diversos pueblos pre-colombinos por el Camino del Inca o Cápac Ñan que cubría 16 mil kilómetros desde las profundidades sureñas de Chile hasta Quito, sin contra las ramificaciones a Argentina y hasta el sur de Colombia. .

Mientras se aproximaban a una aldea, los mensajeros anunciaban  su llegada con conchas de caracoles de manera que antes, de entrar en poblado,  el estafeta reemplazante ya estaba listo para el relevo.

Los Chasquis portaban la información en quipus: un auténtico lenguaje tejido en cuerdas tejidas en diferentes materiales, colores y tamaños, cada una con su propio significado.

El mensajero entrante entregaba el quipu al lector quien, de un solo vistazo, se enteraba de las primicias del imperio (llamado por algunos cronistas “el más dulce del mundo”).

Enseguida, el mismo lector amarraba los hilos correspondientes a la información de la región de modo que el Chasqui saliente portaba, hasta el próximo caserío, en su cuello la actualidad multicolor de los excedentes de un producto, la carencia de otro, citaciones a reuniones especiales, novedades que volaban, en los pies de los mensajeros, más allá de las comarcas de origen.

Los Chasquis igualmente portaban encargos o encomiendas en una mochila terciada al hombro donde también llevaban vituallas para el camino. Esa costumbre se mantiene actualmente en muchas partes de América del Sur. Para no ir más lejos, un portal invitamos los viajeros entre Buenos Aires y sitios ubicados en las regiones tigreras (Salta, Jujuy, Formosa, Chaco, Santiago del Estero y Misiones), a inscribirse como Chasquis: http://www.jaguares.com.ar/chasquis/index.html

La observancia de prácticas ilegales

Recientemente un grupo de latinoamericanos residentes en España ha retomado la historia de los mensajeros incas para publicar, con el nombre Chasqui/correo de los Andes una revista destinada a examinar la situación de las comunidades extranjeras (no sólo “latinas” y caribes pues en el 1er número dedican espacio a colectividades rumanas localizadas en La Mancha), desde un enfoque que supera lo reivindicativo y promueve la integración y el respeto.

La revista –que se presentó en sociedad el 15 de diciembre en Ciudad Real (Castilla-La Mancha)-, dedica espacio a examinar las relaciones entre la llamada Hispano-Americana (lo que, se supone, incluye a España además de las que algunas vez fueron sus colonias al otro lado del Atlántico.

El tema central de la primera edición de Chasqui/correo de los Andes sobre “Migración, Economía y Desarrollo” incluye, entre otros interesantes materiales, una reseña del Informe anual sobre la situación de racismo y xenofobia en los Estados miembros de la UE, relativo al año 2005 elaborado por el Observatorio Europeo sobre Racismo y Xenofobia y donde se advierte la situación de discriminación que sufren muchos inmigrantes en materia de empleo, vivienda o educación en España y otros países europeos.

Aportes a la economía y divertido ingenio
Chasqui/correo de los Andes  hace eco a un análisis (publicado en 5 Días el 20 de noviembre de 2006), del Catedrático de Economía Aplicada de la Universidad Autónoma de Barcelona, Josep Oliver Alonso y según el cual:

“Comienza a ser finalmente aceptado que los inmigrantes han contribuido significativamente al crecimiento del país… (un) énfasis en lo económico es del todo imprescindible, ya que es el único que, simultáneamente, permite entender el proceso y sitúa nuestras obligaciones futuras de forma adecuada”.

Como muestra del ingenio sudamericano se incluye dos divertimentos poéticos: una caber-canción de amor de los argentinos Les Luthiers que empieza:

“Te veo por esos campos
en mis sueños cibernéticos
ondeando al viento tus cables
por esos campos magnéticos”.

Y un saludo del periodista Daniel Samper Pizano a Joaquín Sabina por la llegada de éste a Bogotá el 15 de noviembre en la que el colombiano, advierte al cantante de Úbeda que:

“Con la llave en la mano ¿la maestra?
me he quedado cuidando de Madrid
ya que, al saber que tú no estás aquí,
podría venderlo la siniestra diestra.”



cgcuevas@divertinajes.com
Archivo
Volver
Imprimir