6 de junio de 2007

¡Ajá!

¡Ajá! Yo sabía que iba a pasar esto.

—Lo que tú no sepas, lista, que eres una lista.

No, en serio, yo ya lo dije, eso no podía terminar bien.

—¿Lo dijiste? No lo recuerdo…

Esa chica llevaba mal camino, era evidente.

—Es tan evidente que no tengo ni idea de que lo que estás hablando.

A ver, almas cándidas, no me digáis que os ha sorprendido que Paris Hilton vaya a la cárcel.

—¡Venga ya, nena! Pensábamos que hablabas de algo serio.
—¿Os parece poco serio que la musa del glamour vaya a la cárcel por conducir ebria?
—¡Qué carajo ebria, sobri, lo que iba era borracha como una cuba!

Que no digo yo que no lo merezca, que lo merece. La chiquilla cree que por ser muchimillonaria, puede hacer todo lo que le venga en gana. Y no, puede hacer casi todo lo que le viene en gana, todo no, faltaría más. Vaya, que se merece los 45 días de calabozo que le han caído por incumplir las normas de la libertad provisional a la que fue condenada en enero y conducir sin carné, el cual también se le había retirado en enero.

—Vaya, que la pija es reincidente.
—Pues sí, es pija reincidente y, además, se salta la ley dos veces seguidas por todo el morro.

Fíjense si es pija que su proveedor de rayos uva ha pedido permiso para visitarla en sus días de cautiverio llevando el equipo necesario para que no salga del trullo con el blanco carcelario con el que salen otros presos.

—Mira, a lo mejor a Julián Muñoz también le llevan los rayos uva  a la cárcel. Hay que ver el buen color que tiene el colega, flaco y delgado, tiene mejor aspecto que nunca.
—¿Qué me dices? Que a la Hilton también la meten a Alhaurín de la Torre, qué nivel, Maribel.

Bueno, en realidad ella ha ingresado en una cárcel de California pero, eso sí, en una módulo especial para VIPS, siempre ha habido clases. Ni en la trena la niña Hilton se mezcla con la chusma.

—En realidad y en mi humilde opinión, la niña Hilton vive rodeada de chusma. Lástima que su madre, que la acompañó a la cárcel para su ingreso, no se haya preocupado más por las amistades de la niña.
—Error. Las que deberían preocuparse, visto lo visto, son las madres de los amigos de Paris. Sin ir más lejos,  era inseparable de Britney Spears, justo en esas semanas en las que la Spears apareció en todas las revistas medio desnuda, medio pedo, medio impresentable de fiesta en fiesta. Esa racha que termino con la otrora angelical Britney rapándose el pelo e ingresando en una clínica de desintoxicación.
—Ya te digo:

Es más peligrosa la rubia millonaria
que contagiarse de la gripe aviaria.

Si es que la Hilton provoca hasta a las musas. No deja de sorprenderme que, haga lo que haga, es noticia.

Y es que hay gente pá tó. En Holanda, sin ir más lejos,

—Tampoco diría yo que Holanda este demasiado cerca, ¿eh?, que hay unos kilómetros desde aquí hasta Holanda.

Se ha colocado este viernes en el cementerio de Rhenen, al este del país,  la primera lápida digital.

—Me lo explique.

Consiste en que se integra en la piedra una pantalla que permite visionar vídeos o imágenes de la persona que ha muerto.

—Espero que sean vídeos de cuando aún vivía.
—Es una idea macabra, fantasmagórica casi.

El primer pero de este, sin duda alguna, inútil y de dudoso gusto invento, es que, para activar el mecanismo digital, los visitantes necesitan estar en posesión de una batería especial de larga duración.

—De duración eterna, diría yo.
—Por todos los dioses, qué mal rollo. Se me ponen los pelos de gallina.
—De punta.
—Vale, primero de pinta y luego de gallina. Además, ¿qué tiene que ver esto con Paris Hilton?

Pues no estoy muy segura, pero, si lo piensan no hemos dejado de hablar ni de vivos, ni de fantasmas… ¡Gentuza!



sorue@divertinajes.com
Archivo
Volver
Imprimir