16 de noviembre de 2006

Dinero en polvo

Me lo ha contado Tío Ra y me he quedado a cuadros. Parece ser que los billetes de euro se desintegran si se hace de ellos uno uso inapropiado.

—¿Qué quiere decir eso? ¿Se desintegran cuándo, por ejemplo, son dinero negro?
— No exactamente. De ser así, los de la operación Malaya se habrían quedado sin nada. En realidad se desintegran si han estado en contacto con drogas.
—¿Si los pongo al lado de los optalidones van a desaparecer? Qué mal rollo, ya estoy cambiando la costumbre de esconder el dinero en el botiquín.
—Tampoco es eso. Los billetes se deshacen si han sido usados para esnifar cocaína.
—¡Jesús! ¿Y de qué están hechos? ¿De cartílago nasal? Pues no creo que salga a cuenta hacerlos de platino.

¿Es o no es fuerte? Lo han descubierto los alemanes, aunque lo mismo  podían haberse dado cuenta en Marbella. Parece que si los billetes entran en contacto con coca u otras sustancias similares luego,  con la piel y el sudor, se desintegran, literalmente se hacen polvo entre tus dedos. Ya se sabe, “quien con polvo juega, en polvo se deshace”

—No es así el refrán original, es algo como “Polvo esnifamos y en polvo nos convertiremos”.
—Tú lo has dicho, algo así.

El caso es que la noticia me llena de inquietud. ¿qué sucede si me desaparece un billete de 100 euros?

—Pero cuándo has tenido tú uno de esos.
—Era un ejemplo.
—Pues pon el ejemplo con un billete de 20€, es más creíble.

Vale, vale. ¿Qué sucede si me desaparece un billete de 20€?

—Que tienes un agujero en el bolsillo

No, lo que quiero decir es,  ¿qué hago si me desaparece un billete de 20€? ¿Puedo recoger las cenizas, llevarlas al banco y pedir que me den un billete nuevo? No, pierdo los 20 pavos como perdí los dientes de leche.

—Pero eso no es justo. Alguien esnifa coca con un billete, el susodicho (el billete, claro, no el esnifador) llega a mis manos y, justo antes de pagar con él en la carnicería, psssssssss, se desintegra. Eso es pagar justos por pecadores.

—Absolutamente. Se te deshace en las manos un billete de 500 cholos y puedes decir que es el polvo más caro.

Esto no hace sino reafirmar mi teoría de que el dinero plástico es más seguro.Que se sepa, aunque utilices la tarjeta para cortar coca no se desintegra. Y no lo sé por experiencia, no mal piensen. Pero no he oido nada de que Kate Moss haya tenido problemas en el Caprabo porque se le haya hecho polvo la Visa al ir a pagar.

—Hacer canutillos con los billetes, cortar la coca con la VISA… Ahora entiendo por qué se dice que el mundo de la droga mueve dinero…

Tío Ra, está demostrado, eres un bendito.

¿Habrá solución para este asunto? Desde luego, los que decidieron el material del que se harían los euros se han cubierto de….

—¡POLVO!

En realidad yo iba a decir de gloria, pero vale, aceptamos polvo como sustancia nociva.

—¿Y si hacen todo el dinero en monedas?
—No parece un sistema muy cómodo. Imagina que sacas del cajero 60 euros en monedas de 2…
—Quiero decir que hagan una moneda de 10, otra de 20, otra de 50, otra de 50, otra de 100, otra de 500, otra de1000, otra de 2000...
—No sigas, ya te he entendido. Igualmente, sigue sin parecer un sistema muy cómodo. Imagina el tamaño de las monedas de 500 euros, parecería una tortilla de patata de bar.
—Y ya nadie más podría entregar las comisiones en dinero B en bolsas de basura. Tendrían que entregarlos en Samsonite de las duras, como poco.
—Uy sí. Y al cine se le acabaría una de sus imágenes favoritas. La de los maletines llenos de dinero, en billetes pequeños sin marcar.
—Y la de los billetes que salen volando y dejan al malo con cara de pasmo.
—Tampoco se podrían meter billetes en los tangas de las bailarinas de striptease, o en los de los boys de las despedidas de soltera. Tendrían que bailar con una limosnera, para que pusieras tu propina.
—¿Qué me dices de los señores que sacan los fajos de billetes doblados por la mitad para pagar en cualquier sitio?  Nunca más.
—¿Sabes Tío Ra? Hasta que encuentren la solución pienso tirar de tarjeta y hacer correr el dinero, que no me dure en las manos.
—Vaya,  piensas seguir siendo una manirrota como hasta ahora. Pues vaya novedad.
—Mejor será tener un agujero en la mano, que cientos en los billetes.



sorue@divertinajes.com
Archivo
Volver
Imprimir