21 de diciembre de 2005

Ya está aquí otra vez

—No te vas a resistir.
—Sí lo haré.
—No vas a poder.
—Que sí.
—Te haces la dura, pero al final, caerás en la tentación.

Tío Ra se ha apostado 30€ conmigo a que no les felicito la Navidad antes de terminar. Él sabe que yo, de espíritu navideño, ando más bien escasa, pero dice que las tradiciones son demasiado grandes y, que si me despido de ustedes sin desearles Felices Fiestas seré una maleducada.

—Y una snob, que no sé yo qué es peor.
—Explícame por qué les tengo que felicitar esta semana del año y no, por ejemplo, la segunda semana de julio.
—Mira con la que me sales ahora, pues porque Navidad es el 25 de Diciembre y no el 9 de Julio.
—Pues a mí me gusta muchísimo más el 9 de julio, ni comparación, vaya. Este año, no te diré más, estaba de vacaciones.
—Todos los 25 de Diciembre estás de vacaciones.
—Ahí me dejas sin argumentos. Dame 5 minutos, que me recomponga un poco.

Que no se crean que esta discusión acaba de empezar, ¿eh?, lo que pasa es que con ustedes conectamos hoy y tampoco era cuestión de transcribirles la barrila que me está dando el colega desde el lunes. Con lo poco discutidor que es Tío Ra, estos días está que se sale.

—Tú no felicitas la Navidad, pero comprarás regalos, ¿no?
—Hombre Tío Ra, soy un poco escéptica, pero no tengo un pelo de tonta. Hago y recibo regalos. Una cosa es el espíritu y otra el consumo y, diga lo que diga, Benedicto XVI, a mí me encanta abrir paquetes.
—Eso sonó fatal.
—No seas cochino, paquetes de regalo.
—Pues habla bien, sobri, que das lugar a dudas más que razonables.

Cuando se pone en este plan me puede, de verdad. Lo malo será que no tiene intención de dejar el tema, va a estar así hasta que me rinda y les felicite.

—Pero si lo estás deseando. Si, en el fondo, te pirran los renos, los arbolitos, las estrellas navideñas, la nieve…
—Uuuuuuuf, mira que contenta me pongo, mira, que no puedo parar de reir.
—Toma, pruébate esto.
—Ni hablar , ¿tas tonto?
—Eres una jodida rompe ilusiones.
—Que no Tío Ra, que no pienso ponerme ese gorro de Papá Noel con dos cuernos de reno incorporados. Si quisiera hacer el ridículo me habría puesto la minifalda de la Navidad del 85.
—Eso sí sería fuerte, ya rozabas el ridículo en aquellos años cuando te embutías aquella mini…
—… gloriosa, guapito de cara, aquella mini gloriosa. No cuela, ni por esas me enfado y les felicito.
—Habrá una razón para este comportamiento infantil y absurdo.
—No me gustan las Navidades, no me gusta el espumillón, ni las velas rojas, me da alergia el acebo, las bolitas del árbol son muy cursis, el mazapán es indigesto, no soporto los villancicos y Papá Noel me da miedo.
—Pues parece que sí hay una razón para este comportamiento infantil y absurdo. Pero, ¿qué quieres? A mí no me convences, se siente.

Parece maño el tío, de insistente y cabezón que es.

—Soy tenaz, no cabezón. Eso va a ser lo que te pasa a ti, que tanto tiempo viviendo en Cataluña te has vuelto roñosa.
—No seas groserísimo, los catalanes no son roñosos.
—Ellos no sé, tu sí. No quieres felicitarles por no gastarte los 30€ que hemos apostado.
—No es por eso, es porque me parece tonto
felicitar una cosa en la que no creo.
—Ea, te perdono los 30 pavos.
—Pero si no es por el dinero.
—Es más, si les felicitas te los doy yo.
—¿No te vas a cansar nunca?
—Los 30 prometidos y 30 más.
—Déjalo ya, de verdad.
—70€ es mi última oferta.
—Me estás cargando los pelendengues.
—70€ y te invito a ver King Kong.
—¿…?
—Y te llevo a la cabalgata.
—¿Estás bien?
—Y te compro para Reyes una Barbie trapecista.
—¿Te pasa algo?
—Di Feliz navidad, di Feliz Navidad, por todos los dioses, por lo que más quieras, ¿qué te cuesta? Di Feliz Navidad, pero si no duele, te sentirás tan bien cuando lo hayas dicho, anda guapa, di Feliz navidad, sólo una vez, porfiiii…
—No te puedo, en serio, no te puedo. Vale, lo diré, pero no quiero nada a cambio.
—Ni el dinero.
—Ni la Barbie Trapecista.
—OK. Soy todo oídos.
—Allá va: FELIZ NAVIDAD A TODOS.
—Hip, Hip, HURRA…

Cuesta tan poco hacer feliz a la gente que quieres estos días. Hasta la semana que viene, con mis mejores deseos.



sorue@divertinajes.com
Archivo
Volver
Imprimir