22 de junio de 2005

El mutante

Todos estos meses he visto en la tele, en las revistas y hasta en la radio creo que le he visto, a Michael Jackson entrando y saliendo del lugar donde se celebraba su juicio, pasando por el detector de metales, con esa pinta que tiene de … de …

—¿Simio del planeta de los simios?
—¿Máscara del Doctor Muerte?
—¿Alien vestido de domador de chimpancés?

Sí, de todo eso y de mucho más, su cara cambia mucho y siempre a peor. ¿Qué queda de aquel niñito al que daba gusto ver bailar?

Dioses, se ha convertido en un monstruo. Por más que le miro, veo y reveo sus fotos no le reconozco. Por eso he fraguado una teoría. Allá te va.

Michael Jackson no es Michael Jackson. Es un impostor. El auténtico, el negro, el de Thriller, ese, murió y alguien extraño ha usurpado su personalidad.

—Eso es imposible.
—Y una tontería.

Joer, ¿pero le habéis mirado la cara? Si se parece más a Joan Crawford que a Michael Jackson. Es tan diferente de cómo era que no sé por qué pensamos que es la misma persona. De hecho, no sé porqué pensamos que es una persona.

¿Recuerdan aquello de : “No es una pájaro, no es un avión, es Superman”? Pues esto es lo mismo: “No es un mono, no es un fantasma es … un susto al miedo”. Jesús, su madre seguro que está visitando al psiquiatra, se preguntará quien es el padre, porque el chiquillo no se parece a nadie.

—¿No has dicho que se parece a Joan Crawford?
—Sí Julieta, pero no creo que sea su padre.
— También se parece a Latoya

—¿A la qué? –Tío Ra acaba de caer de la higuera.
—A Latoya Jackson, una de sus hermanas de padre, madre y cirujano plástico.
—Es verdad, tampoco esta parece muy negra…. Además, ¿no se parece también un poco a la madre de Stallone?
— No sé, es que me salté alguna habitación de la cámara de los horrores y no la vi.
—Pues no la mires, da un poco de miedo.
—A ti todo te da miedo, nena.
— Todo no, sólo los monstruos, las avispas y la báscula.
— Y ¿qué me decís de Ari, la mona coqueta del remake del Planeta de los simios? Era un clon de Jackson.

Me niego a buscarle más parecidos si desconoce su origen, que le contacte con una empresa para que rehaga el árbol genealógico.

—¿Un árbol? Seguro que se sube y cruza Neverland saltando de uno en otro con una diana.
Tío Ra, no seas así. Jackson es el ídolo de muchos adolescentes.
—Y el terror de muchos niños.

Lo cierto es que, el pobre, parece el eslabón perdido entre el hombre y la mona. Lo siento, no puedo seguir con este tema, porque no da más de oui. Y porque me da grima, todo hay que decirlo.

— Y si te da grima, ¿por qué has sacado el tema? Porque has sido tú, ¿eh?
— Es que el otro tema de la semana, la manifa del sábado, también me da grima. Más si cabe. Al fin y al cabo, Michael es un negro que se ha convertido en blanco, vive en una finca que se llama “el país de nunca jamás”, sale a la calle con sombrilla, como una geisha, y con mascarilla, como Vilches el de la tele… en fin, que no tiene nada que ver conmigo.
—¿Y qué tienen que ver contigo los de la manifa del sábado?
—Pues también nada, tienes razón. Pero son más cercanos a mí… geográficamente.
—Eso sí.
—Y no profundizo en el tema, que me acelero y no le conviene a mi corazón.

Puedo hablar de… ¡del comienzo del verano! Eso sí es un buen tema.

—¿Tú crees? Cada año es lo mismo y vuelve en la misma época, no sé qué tiene de especial.
—Es especialmente luminoso, caluroso y … fogoso. Te devuelve largos días, amigos perdidos, bikinis escondidos, dietas imposibles, helados derretidos, paellas playeras, atascos en la autopista, ¿te parece poco?
—Me parece lo más, me están entrando ganas de ir a la playa, ¿nos vamos?
—Claro, ¿vienes Tío Ra?
—Ya estamos tardando.

Gente, nos vemos la semana que viene, feliz verano.



sorue@divertinajes.com
Archivo
Volver
Imprimir