26 de noviembre de 2003

Copito Jackson frente a Michael de Nieve

Barcelona está conmocionada, o casi, por la muerte de Copito de Nieve, Floquet de Neu, en el idioma de su tierra adoptiva.

¿Todos saben quien es Copito? Copito es aquel pobre cachorro, extraordinario por ser albino, que encontraron en la jungla hace unos 40 años y que, desde entonces, vivía en Barcelona y se había convertido en un símbolo para esta ciudad.

Hace unas tres semanas que Copito es portada de los diarios de acá: Copito está gravemente enfermo, los niños desfilan por su casa para darle el último adiós, las autoridades le despiden, están preparando una estatua conmemorativa, Copito ha fallecido. Todas estas noticias acompañadas de fotos en color (qué curioso, si era blanco) del protagonista de tan tierna historia. Hasta tal punto de que, quién me lo iba a decir a mí, añoro a Letizia y a Felipe...

Los periódicos del día en que esto escribo, todos, traen a Copito en la portada y unas cuantas páginas con su vida (cómo y dónde le encontraron, quién lo hizo, cómo fue traído), su familia numerosísima, sus costumbres, sus gracias, su ¡D.N.I.!, el alcalde explicando su fallecimiento... en la Tele de aquí le dedicaron un especial por la noche, en prime time.

Señoras, señores, Senyores, Senyors, siento ser yo la que les dé tan dolorosa noticia pero alguien debe abrirles los ojos:

COPITO DE NIEVE ERA UN MONO

Un gorila de la familia de los gorilas. Blanco sí, catalán de adopción sí, pero un MONO. Por favor, intentemos recuperar la jodida cordura.

Como saben (espero) los que me leen (si los hay) yo vivo en Barcelona. De modo que, por lógica pura, yo debería estar también conmocionada. Y no lo estoy, pero es porque yo siempre tuve claro que Copito era un primate. El único mono blanco del planeta, es verdad. Pero también es Michael Jackson el único negro blanco del planeta y tampoco me conmociona.

- Pues a mí me dan pena –es mi amiga Julieta.
- ¿Quién te da pena?
- Los dos, Copito y Michael Jackson, blancos, solos, enfermos, enjaulados e incomprendidos... pobres seres diferentes, y ahora va el mono y la palma
- Julieta, mon dieu, no seas novelera. Piensa que, al menos a Copito le practicaron la eutanasia para que no sufriera...
- Eso es verdad. Seguro que al Jackson, cuando se muera, le dejan sufrir sin querer practicarle la eutanasia.
- Al menos no donarán su cuerpo a la ciencia y lo diseccionaran en un laboratorio
- Pues yo creo que deberían...
- ¡Julieta!
- Claro que sí –mi tío Ra, que está en todos los saraos-, para saber por qué el único negro blanco de la historia tiene hijos blancos y el pobre Copito no fue capaz de tener un bebé ni siquiera marrón clarito, todos son oscurísimos
- Pues porque le cruzaban con sus propias hijas.
- Por Dios, Julieta, no le des al Jackson más ideas...

Chicos, vuelvan a la realidad... Copito era un mono, que debería haber sido negro, pero era blanco y vivía en un zoo rodeado de otros animalillos... y Michael Jackson es un... un... ¡qué curiosa coincidencia!

El caso es que, desde que ha muerto Copito, no nos importa ni con quién pactará Mas para formar Govern.

- Pues Mas también es mono... pero menos.
- ¡JULIETA! No seas irreverente, ni hagas juegos de palabras.

No crean que soy una insensible, a mí también me da pena esta historia, pero nos estamos pasando una miqueta, creo yo. Ocurren tantas cosas cada día que dan pena. Lean la prensa, vean la tele, oigan la radio y entenderán de qué les hablo.



sorue@divertinajes.com
Archivo
Volver
Imprimir