21 de julio de 2003

Azufaifas y margaritones

Parece mentira que estemos en julio y Barcelona esté tan llena de gente. De obras y de calor no opino, es normal, es verano. Pero gente, estamos todos, ¿nadie se marchó de vacaciones?

“¿Pero no ves la tele, tú?”. Mi amiga Julieta, al otro lado del teléfono. "El mundial de natación, bonita". Pues no conozco a nadie que participe, así que, eso, no será. Será la crisis, o el fracaso escolar, o algo que no se me ocurre.

Mola lo del mundial de natación, ¿eh?, tiene miga. Si hubiera sido de fútbol estaríamos cansadas de ver forofos con camisetas de sus equipos favoritos dando alaridos por plazas y fuentes. Los seguidores de los deportes acuáticos son más discretos, más tranquilos, más mejor, vaya. “Los hinchas son mejor, y de los deportistas ¿qué me dices?”. Y no digo nada, me he quedado sin palabras. Esos chicos musculosos, con esos brazos y esos bíceps, y siempre húmedos... lástima el gorrito... Y esas chicas tan esbeltas sumergiéndose en agua clorada con sus piernas estupendas, sus sonrisas estherwilliamstotal y siempre húmedas... lástima de pinza en la nariz... Entre guapos y campeones, estoy que se me cae la baba con ellos. No parece un mal deporte ese de nadar. No sudas, y si lo haces, no se nota (no transpira, no traspasa, no huele...) ¿A qué huele el equipo de gimnasia acuática sincronizadas? “Para mí que huelen a nenúfar”. Ése es mi tío Ra, que está enamorado de las sirenas.

Cuando era pequeña iba a cursillos de natación. Todavía guardo fotos de mí misma, con mi misma hermana, en bikini de círculos concéntricos años 70 y gorrito de flores en relieve, años 70, al borde de la piscina de medidas olímpicas del club. ¡Qué tiempos! Creo recordar que, en aquellos años, no me importó. Pero ahora, visto con la serenidad que da la edad... ¡Vaya entrenador gordo y feo que teníamos! Los de ahora seguro que son estupendos, con bañadores mínimos para sus mínimos traseros. Y seguro que los niños llevan gorros anatómicos, gafitas anatómicas, mallas anatómicas... Nosotras parecíamos hormigas atómicas, y sólo nos enseñaban a hacer largos pegadas a una plancha de corcho boca abajo y boca arriba pataleando para avanzar lo más deprisa posible, nada de bailar en el agua. Eran otros tiempos.

No soy la única nostálgica. De los directivos de Tele 5 se ha apoderado la nostalgia y pasan por un momento revival, que diría Boris: Vivo cantando, los años dorados.... la noche de los muertos vivientes, o de los todavía vivos ... Yo tengo mi edad y la asumo, y, alguno de ellos ya era un clásico cuando mis lecciones de natación. ¡Por todos los dioses! ¡Cómo se estropean los cuerpos! Vale, vale, ninguno de ellos ha sido Mark Spitz, por buscar una comparación que vaya con el tema, pero, como pasan los años, de rápidos y de estragantes. (Para mí también, ¿eh? Cuando estos señores eran famosos, yo merendaba pan Bimbo con Nocilla, no les digo más).

Y más revival. ¿Se han enterado quien actuó este verano en el GREC? Alfonso Guerra leyendo poesía... Sí, sí, he dicho bien, poesía, Alfonso Guerra. El GREC, para los desinformados, es el Festival de verano de Barcelona: un montón de espectáculos de teatro, música, danza y otras artes en diferentes puntos de la ciudad. Está estupendo. Incluso con el Sr. Guerra. Después de tanto tiempo de no oirle, le oiremos en rima, qué curioso.

Como ven, el verano en la ciudad da para mucho, y para más que les contaré, o no, en próximas entregas. Debe ser por eso que mis conciudadanos siguen aquí, como yo, dando el callo y disfrutando, conceptos contradictorios, pero complementarios.

Y sólo una cosa más antes de despedirme:.............

AZÚCAR!!!!





sorue@divertinajes.com
Archivo
Volver
Imprimir