Secciones:

Boletín de novedades

Reciba nuestro Divertín de manera regular y gratuita.
Su e-mail

¡Web seleccionada entre las mejores!

Pantumaca

Sara Orúe

Vacaciones


Tengo la casa llena de listas.

—Di que sí, que no tienes abuela ni la necesitas.

No, Julieta, no la tengo llena de diligentes y sagaces, sino de enumeraciones, generalmente en forma de columna, de personas, cosas, cantidades, etc., que se hace con determinado propósito. En mi caso con el propósito de no olvidarme de nada en los preparativos de las vacaciones.

—¿Y de qué son tus listas?

Son de todo. De cosas que he de hacer antes de irme de vacaciones fuera de casa, de cosas que he de hacer en casa, de lo que he de comprar para llevarme, de lo que he de meter en las maletas, de lo que he de visitar… de todo, o de casi todo.

—¿Tantas cosas tienes que hacer antes de irte de vacaciones?
—Lee tú misma

FUERA DE CASA
1. Limpieza de boca.
2. Manicura.
3. Pedicura.
4. Peluquería.
5. Depilación.
6. Limpieza de cutis.

—Pero, ¿te vas de vacaciones o te presentas a un concurso de belleza?
—¿Qué quieres? En todas las revistas dicen que prepares tu cuerpo para las vacaciones, pues eso es lo que hago.
—Lo vas a dejar tan apañado que parece que lo vayas a vender.
—¡JULIETA NO TE PASES!
—Era una manera figurada de hablar, amiga…

7. Dejar las alfombras en la tintorería.
8. Recoger los vestidos de verano de la tintorería.
9. Recoger el material escolar.
10. Llevar al niño a revisión.


—Uf, uf, para que me estoy estresando. Todo eso fuera de casa… ¿y dentro?
—Lee, lee, no te cortes:

EN CASA
1. Descongelar la nevera.
2. Desenchufar el televisor.
3. Llevar el hámster a mi amiga Julieta

— Ni hablar, te dije que en casa no quería ratas.
—Ya, y por eso echaste a tu último novio, pero Homer no es una rata, es un hámster.
—Es un roedor.
—Sí, y las ardillas también y te gustan.
—En el campo.
—Por favor, por favor, por favor, por favor….
—Vale, vale, pero me debes una

4. Cerrar todas las persianas y ventanas
5. Poner el autorriego de las plantas
6. Buscar cartillas de la seguridad social, pasaportes, deneis, etc.

—Ya, ya me hago una idea… ¿Qué me dices de las compras?
—Lo de siempre, las típicas de última hora:

COMPRAS
1. Repelente de mosquitos.
2. Chanclas para la playa.
3. Flotador.
4. Biodramina.
5. Chubasqueros.
6. Protector solar.
7. Una linterna.

—¿Una linterna?
—Una linterna, sí
—Pero, ¿dónde te vas que necesitas tantas cosas y tan variadas?
—Eso forma parte de la intimidad a la que tengo derecho.
—¡Jesús!

8. Guía Trotamundos.
9. Esmalte de uñas.
10. Una pizza.

—¿Una pizza? Perdona, pero tu intimidad me intriga enormemente.
—Para tener cena el día que regresamos.


11. Una maleta

—Todavía no tienes maleta pero ya tienes la lista de lo que has de meter. Qué previsora.
—Las listas: Para la playa, Para la ciudad y “Paporsi”
—¿Paporsi?
—Pa por si llueve, pa por si hace frío, pa por si salimos a cenar a un sitio guay, pa por si el nene se mancha, pa por si…
—Yo a esos los llamo los “porsiacasos”.
—También. ¿Quieres leer las listas?
—No, son larguísimas. ¿Te vas de vacaciones o te mudas a los confines del mundo?
—La verdad, hacer las maletas con tanto mimo para que telas pierdan, que lástima.
—Me estoy estresando.

Y yo, y yo. Les aseguro que, después de tanto preparativo, de verdad necesito unas vacaciones. Quizá no me las he ganado, que diría que sí, o no las merezco, que si alguien lo dice se las verá con mi puño derecho…

—Golpeas mejor con el derecho que con el izquierdo.
—Igual de mal. Pero llevo un anillo con una piedra verde turquesa que, seguro, hace pupa. Y deja morado.
—Turquesa y morado, interesante combinación

… pero las necesito, las quiero y son mías.

Nos vemos en Septiembre. Disfruten las suyas tanto como pienso yo disfrutar las mías. Felices vacaciones.




Archivo histórico