Secciones:

Boletín de novedades

Reciba nuestro Divertín de manera regular y gratuita.
Su e-mail

¡Web seleccionada entre las mejores!

Los viajes

de Sara Gutiérrez

Djugarden.Territorio de fantasía


Skansen

OTROS DESTINOS 

Antes de seguir paseando por Estocolmo os adelantaré lo que podéis ahorraros: el metro, a no ser que lo necesitéis para desplazaros, y el parque etnográfico Skansen  si pretendéis visitarlo a última hora de la tarde, sin figurantes no tiene mayor interés.

Ya que he nombrado Skansen y la importancia de planificar su visita para primera hora de la mañana (allí os esperan 150 edificios culturales-históricos de toda Suecia, un montón de espectáculos y un zoológico), os contaré otras cosas que pueden hacerse en esta parte de la ciudad a la que es fácil llegar desde el centro tanto en tranvía como en Hop-on Hop-off, amén de los autobuses y los pasos ligeros.

En Djugarden luce dispuesto para zarpar por la imaginación de los visitantes un elegante exponente del arte naval sueco, el Vasa, maravilloso si no fuera porque en su día apenas se mantuvo a flote el tiempo justo para soltar amarras. En el Museo Vasa, a una milla escasa del lugar del desastre, se rinde honores desde 1990 a aquel extraordinario navío que el 10 de agosto de 1628 naufragó sin alejarse del puerto, y que tras 333 años en el fondo del mar fue rescatado y restaurado (aseguran que el 95% de lo que vemos es original; es posible).


Museo Vasa

Para esta botadura en seco, ningún detalle ha sido dejado al azar. El exterior del edificio simula un enorme velero y su interior en penumbra nos pone en situación. No faltan las vitrinas expositivas de los restos humanos e instrumentales hallados en su interior, ni los rincones con exposiciones parciales o juegos informáticos que ayudan a comprender mejor qué estamos viendo. Y alrededor del navío el espacio ha sido estructurado en cinco niveles, como si de un andamio se tratara, desde los que se pueden apreciar detalles del mascarón de proa, las portillas, las cubiertas… Se calcula que llevaba más de 200 adornos en relieve y 500 esculturas… No os perdáis la película que proyectan en sesión continua (anuncian por megafonía los idiomas en los que puede seguirse).


Vasa


Parking de Junibacken

Muy cerca, en Junibacken, los personajes de Astrid Lindgren viven sus historias en los márgenes de la vía por la que se desliza el tren-teleférico que transporta a los curiosos, y abre sus puertas la casa de Pippi Calzaslargas. No faltan los juegos y cuentacuentos para los más pequeños y una nutrida librería infantil.

Además de otros museos como el de Biología y el Nordiska (complemento ideal de la visita a Skansen), esta parte de la ciudad es el escenario en el que se mueve el entrañable parque de atracciones Gröna Lund.


Gröna Lund

Dentro y fuera de museos y parques, agradables restaurantes y terrazas ofrecen al paseante merecido descanso.

La mayoría de las fotos las hizo Eva Orúe; el resto, yo. 

MÁS SOBRE ESTOCOLMO EN DIVERTINAJES.COM

Preparación del viaje
Gamla Stan. El casco histórico
Drottningholm y otras visitas inexcusables

 

OTROS DESTINOS




Archivo histórico