Secciones:

Boletín de novedades

Reciba nuestro Divertín de manera regular y gratuita.
Su e-mail

¡Web seleccionada entre las mejores!

Errata

Evaristo Aguirre

Antipático


Iba leyendo esta historia y el protagonista (un buen marido y un buen padre) me iba resultando cada vez más antipático; cada vez me temía más su siguiente reacción porque, invariablemente, elegía la que me parecía la peor opción posible. Muy pocas veces he estado tan lejos de identificarme con un personaje literario, y se supone que la identificación es uno de los elementos clave para entrar en una novela y que su efecto sea más eficaz. En este caso, El país del miedo, de Isaac Rosa (Seix Barral), la ausencia de identificación con el protagonista no ha sido un obstáculo para disfrutar de la historia y para llegar a la conclusión de que se trata de una buena novela. Rosa habla de los diferentes miedos a los que los hombres contemporáneos se enfrentan cada día en unos capítulos que se intercalan con los que van empujando la trama novelesca: hay un niño que es víctima de un abusón del colegio y las cosas llevan a que su padre también tenga que enfrentarse a las consecuencias de esos abusos. El país del miedo tiene algo de reflexión sobre los miedos, claro, pero también sobre la cobardía. Cuando las cosas se ponen feas, una mayoría opta por la técnica del avestruz, es decir esconder la cabeza, no ver cómo se solucionan las cosas y esperar a que escampe. La policía, los superiores jerárquicos, los padres… siempre hay alguien a quien intentar echarle encima el problema. Rosa acierta de pleno con este personaje que a mí me ha caído tan antipático pues, a pesar de esa antipatía, hay momentos en los que puedes ver reflejada una debilidad en la que tú quizá caerías en caso de tener que enfrentarte a alguna de esas situaciones. El país del miedo aborda una cuestión actual y lo hace con un punto de vista interesante, creativo. Isaac Rosa (Sevilla, 1974) es autor de otras novelas, como El vano ayer y ¡Otra maldita novela sobre la guerra civil!, que es una “lectura crítica de La malamemoria”, una obra suya anterior.

eaguirre@divertinajes.com




Archivo histórico