Secciones:

Boletín de novedades

Reciba nuestro Divertín de manera regular y gratuita.
Su e-mail

¡Web seleccionada entre las mejores!

Círculo de iluminación

Eva Orúe

Los worstsellers y otras historias editoriales

[eorue@divertinajes.com]

El próximo jueves, día 11, fiesta del Corpus Libri, cinco editoriales (por orden alfabético: Artemisa, Baile del Sol, Errata Naturae, Escalera y Salto de página) se reúnen en la Feria bajo mi sabio liderazgo para hablar de sus libros peor vendidos. Es decir: cuando todos se preocupan de vender más, estos cinco se juntan para reflexionar sobre por qué han vendido casi nada de un libro. En concreto, de Viaje al ojo de un caballo, de Carlos Jiménez-Arribas; La reina de América, de Jorfe Majfud; El destripador, de Robert Desnos; La mujer por la ventada, de Silda Cordoliani; y Plop, de Rafael Pinedo.

Aunque todo lo que tenga que decirse se dirá allí, no he resistido la tentación de adelantar algo en este Círculo previo al evento. Me preguntaba, de entrada, si del mismo modo que —nos dicen los grande—no hay fórmulas magistrales para fabricar un superventas, podemos aseverar que no hay fórmula para un worst seller… o todo lo contrario.

Responde Pablo Mazo, el hombre que se empeñó en publicar Plop e hizo plof (perdonen el juego tonto, la tentación era demasiado fuerte) «No sé si los peor vendidos tendrán su fórmula, pero desde luego hay una serie de pautas y condiciones que garantizan —o, al menos, favorecen— que un libro se venda poco: editorial pequeña y con recursos limitados, autor emergente o «sumergido», texto exigente o arriesgado, distribución limitada, promoción escasa o marginal… Por ahí iría la cosa.»

Talía Luis Casado, la mujer que persiguió durante años el texto de Silda Cordoniali, le corrige apenas: «Creo que sí hay alguna fórmula magistral, y normalmente se llama márketing. Pero supongo que ésa no es respuesta válida. Que los milagros son escasos, por más que pulule en los mentideros la fórmula para las rubias pin-up "estás hecha para la fama, nena" y demás. Para que un "desconocido" siga permaneciendo como desconocido en estanterías y lectores (compradores, insisto en puntualizar: el mismo libro lo pueden leer cientos de personas, que se lo digan a los cubanos) es suficiente con seguir la línea natural de las cosas. La mujer por la ventana ha seguido el mismo recorrido que los otros libros de Escalera, incluso Benjamín Prado se interesó en la autora y le publicó una entrevista en Cuadernos hispanoamericanos..»

En cuanto a la posibilidad de que el ingrediente mágico sea la propia editorial, e incluso de que en esto de las ventas, el tamaño sí importe… «Bien, creo que hoy todos vemos cómo muchas editoriales independientes, con olfato y esfuerzo, consiguen resultados muy satisfactorios y, eventualmente, auténticos éxitos de ventas. Me vienen a la cabeza algunos ejemplos de editoriales cuya labor admiramos, Nocilla dream (Candaya) de Agustín Fernández Mallo, o Ajuar funerario (Páginas de Espuma) de Fernando Iwasaki. En cualquier caso, el título que nosotros traemos a esta mesa redonda —Plop de Rafael Pinedo— ha sido un worst seller sin paliativos, un rotundo fracaso incluso para nuestras expectativas, muy por debajo de otros proyectos con resultados modestos. Quizá precisamente por ello valga la pena llamar la atención sobre él, aunque sea como triste caso de estudio. Por otro lado, tal vez esté extendida una idea preconcebida, y algo distorsionada, según la cual habría siempre un abismo entre las cifras de ventas según el sello que las edite…»

Pero, quede claro, no hay arrepentimiento: «Nuestra editorial, imagino que todas las pequeñas, son de fondo, aunque la sociedad grosso modo sea de polvo rápido y sucio —apunta Talía—. No confiamos en el milagro, pero sí en el talento.»

Mención especial

Los dos citados, más otros dos enrepresentación de Errata Naturae (Irene Antón) y Baile del Sol (María José de Acuña), que son la parte contratante de la primera parte, compartirán mesa con un valiente: Carlos Jiménez-Arribas, autor del worst seller de Artemisa. No acabo de decidir si su arrojo es fruto de su intrepidez (es viajero aventurero) o si, más bien, revela su condición de masoca.

«La verdad es que cuando los editores me dijeron que Viaje al ojo de un caballo era el worst seller de Artemisa, pues me eché a reír. Me pareció divertido. Es decir, mi presencia en la mesa se puede entender más como testimonio (existen los autores de worstsellers, y no se avergüenzan de ello) y diversión (o divertinaje), que fruto
de la temeridad o del masoquismo.

»Siempre piensas aquello de que Van Gogh sólo vendió un cuadro en vida, de que William Blake hizo una única exhibición de su pintura y tuvo una única y nefasta crítica, pero eso, claro, no es válido. Sobre todo porque, pese a la vanidad que aqueja a todos los creadores, uno se sabe a bastante distancia de gigantes como Van Gogh o Blake. Uno se queda pensando, ¿y qué pasó con los otros, los que no vendieron ni exhibieron en vida pero tampoco póstumos?»

De todo esto y de mucho más hablaremos el jueves, en la Feria.

Los EEUU editoriales


La semana pasada recogí las primeras reacciones a la aparición quite estruendosa de EscritoresUnidos.com. Y como la polémica va para largo, vuelvo este lunes a la asociación. He hablado con quien, en esta organización que parece no jerarquizada, ha asumido el papel de guía: Juan Gómez-Jurado.

«Creo —me ha dicho— que ningún editor puede tener miedo a que sus autores conozcan sus datos reales de venta. Aquel que se oponga a la medida se estará señalando a sí mismo con el dedo. Sería lo mismo que si un tendero le prohibiera a sus clientes pesarse las patatas en una báscula traída de su casa. Nosotros no acusamos a nadie, tan sólo queremos tranquilidad para el sector.»

En cuanto a las declaraciones de Antonio María Ávila recogidas por ABC, en las que el director ejecutivo de la Federación de Gremios de Editores señalaba que «el sistema de control de los derechos de autor fue el que pidieron los autores [por ley de 1986], y en líneas generales ha funcionado. Pedir a Cedro que compre los datos Nielsen es algo disparatado. Mi impresión es que estos autores no saben qué es una entidad de gestión colectiva», Gómez-Jurado apunta:

«Quiero recordarle al señor Ávila que en ese periodo de tiempo casi todos los colectivos laborales han cambiado sus convenios una decena de veces. Ya va tocándoles a los autores, ¿verdad? Eso por no nombrar que en aquella época el ordenador más potente tendría 128KB. En 23 años todos los sistemas de medición de la cultura han evolucionado, excepto el de los libros. Ávila también mencionaba que CEDRO no es el ámbito. Creo que no está acertado en esa valoración. CEDRO en sus estatutos deja claro que su misión es defender los derechos de los autores. Otras sociedades de protección de derechos también nacieron con objetivos más limitados y han evolucionado mucho en la última década. CEDRO no puede limitarse a la gestión de las fotocopias, tiene que dar un paso al frente y asumir que vivimos en el siglo XXI.»

La asamblea de CEDRO, fijada para el próximo día 23 (el mismo en el que, en Teruel, se entregan los Premios Nacionales que concede el Ministerio de Cultura) se prevé interesante… por decir lo menos.

Otra mención especial

Entre los autores que ya se han incorporado a EscritoresUnidos.com está Toti Martínez de Lezea, quien estos días andaba de tournée con su último libro (Perlas para un collar, escrito al alimón con Ángeles de Irisarri). He querido hablar con ella para saber algo más de este movimiento de protesta…

¿Cómo llegas a EscritoresUnidos.com, quién te recluta?

Me llegó úna comunicación de la fundación CEDRO, de la que soy socia desde hace años, para asistir a una asamblea. Después recibí un email de Juan Gómez-Jurado rogándome que asistiera a la asamblea o que delegase el voto, y lo delegué en él. Sin más.

¿Por qué crees necesario estar ahí?

Pienso que está bien que los escritores se unan para defender sus derechos en general. El autor/a es una persona solitaria que raramente tiene oportunidad de reunirse con otras del mismo oficio; nos lo montamos como podemos, cada cual a su manera, y sólo nos vemos con motivo de alguna feria. Lógicamente existen determinados asuntos que nos atañen por igual a todos, como pueden ser contratos, derechos, etc. y es bueno que estemos al corriente de lo que se cuece.

Los escritores implicados son todos superventas… ¿os sentís maltratados por la industria editorial española?

No se trata de sentirse maltratados o no, se trata de organizarse ante los retos del presente y, más importante, del futuro. La industria editorial está cambiando a pasos agigantados, están cambiando los métodos y los medios tecnológicos, pero los autores continúan trabajando en solitario; dependen de las políticas editoriales, de los gustos del mercado y de muchas otras cosas. Se trata de obtener información sobre ese mundo en el que nos movemos y trabajamos, como parte integral que somos de él.

¿Qué han dicho tus editores al saber que andabas en esta pelea?

Trabajo para cuatro editoriales y ninguna me ha dicho absolutamente nada. Ellas son empresas, pero yo, a mi manera, también soy una empresa y estoy en mi derecho de actuar como lo crea necesario. Los medios de comunicación han presentado este asunto como un enfrentamiento entre editoriales y autores, y no es así. Que los autores estén al corriente de la marcha en general del mercado editorial, del que somos la materia prima, no es sino una aspiración lógica y justa.

Seguro: continuará.

La Feria y los medios

Estos días, los medios de comunicación madrileños han hecho y siguen haciendo una cobertura detallada de lo que ocurre en el Retiro. En particular los digitales, que desde hace unos años, no podía ser de otro modo, hacen de la Feria una referencia obligada. Así, son muchos los que, escritores, editores, distribuidores o libreros, pasan por las páginas web contestando a las preguntas de los lectores.

Confieso desde ya que sigo esas comparecencias con desgana, puesto que los chats son entrevistas donde el entrevistado tiene la posibilidad de seleccionar las preguntas y donde el entrevistador no puede insistir cuando el destinatario de sus interrogantes se va por los cerros de Úbeda. El único que seguí con más interés es el de Beatriz de Moura en elpais.com… De él saqué un nombre: el de Miguel Siyuco, autor filipino absolutamente desconocido cuya primera novela van a publicar y del que la editora de Tusquets habla maravillas, y una curiosidad.

Alguien le pidió: «Recomiéndeme un libro reciente de una editorial española distinta a la suya», y ella que es muy lista respondió: «El último libro de Javier Cercas, un ensayo muy bien escrito y trabajado». Más tarde, casi al fin de la entrevista digital, apareció la pregunta de alguien que firmaba «Curiosa»: «Lo intento de nuevo, a ver si tengo más suerte. ¿Cómo dejaron escapar a Cercas?», y De Moura respondió: «¡Ahaaaa! Pues, lo siento, deberás preguntárse a él y a su agente».

Ahí es donde yo echo en falta al periodista que sabe lo que busca e insiste. Lo dicho: en este formato, que lamentablemente está sustituyendo a las entrevistas de verdad, los entrevistados siempre dicen sólo lo que quieren decir y siempre se escapan crudos. Recemos un responso por los entrevistadores que han quedado en el paro, víctimas de las últimas tonterías… quería decir, tecnologías.

Casos y cosas

La Feria se nos va sin que los de la Bibliodiversidad celebren su fiesta, y habiendo los de Planeta renunciado a la suya. Cosa de la bibliouniformidad y de la crisis, supongo. Por lo demás, en pleno festín librero una editorial echa el cierre: Ediciones del Prado pone este miércoles el punto y final.

Acuse de recibo


El séptimo sello
José Rodrígues dos Santos
Rocaeditorial 

El autor, superventas en el mundo entero y popular presentador de informativos de la televisión portuguesa, visitará España la próxima semana.

El asesinato de un científico en la Antártida lleva a la Interpol a contactar con Tomás Noronha. Se inicia así una investigación de lo que más adelante se revelará como un enigma de más de mil años. Un secreto bíblico que arranca con una cifra que el criminal garabateó en una hoja que dejó junto al cadáver: el 666. El misterio que rodea el número de La Bestia lanza a Noronha a una aventura que le llevará a enfrentarse al momento más temido por la humanidad: el Apocalipsis.


Tiempo de memoria
Carlos Fonseca
Temas de hoy

«La historia de España en el siglo XX es la suma de muchas historias más apasionantes, más dramáticas, más heroicas y desesperadas que cualquier argumento de ficción. Carlos Fonseca lo sabe muy bien. Por eso ha escogido la novela para rescatar la pequeña y gran historia de un héroe desconocido. Tiempo de memoria eleva a categoría épica la figura de José Rico, un chico de un pueblo de Salamanca, un simple cabo del Ejército español, que estaba dispuesto a ejecutar a Francisco Franco, disparando sobre él a quemarropa en nombre de la legalidad republicana, a su paso por Ceuta, en los días aún confusos, indecisos, que sucedieron a la sublevación del 18 de julio de 1936. Esta es la historia de su lealtad, del coraje de un hombre que pudo cambiar la historia de todos nosotros.» Almudena Grandes


J.G. Ballard. El tiempo desolado
Pablo Capanna
Alamut

James Graham Ballard (1930-2009) salió del restringido ámbito de la ciencia ficción para volverse una suerte de profeta del nuevo milenio cuando Steven Spielberg y David Cronenberg llevaron al cine sus novelas El imperio del sol y Crash. Una trayectoria de más de medio siglo lo consagró como uno de los autores británicos más importantes de su tiempo, al punto que el adjetivo «ballardiano» ya ha llegado a los diccionarios. Ballard supo reinventarse varias veces como escritor, pero nunca abdicó de su obstinada lucidez, aun a riesgo de ser tildado de apocalíptico. Uno de los primeros libros sobre Ballard lo escribió hace veinte años Pablo Capanna, quien hoy ofrece una versión revisada y ampliada. Ahora que Ballard nos ha dejado, en un mundo cada vez más ballardiano, es posible comenzar a interpretar su legado.


Las rosas de la carne
Manuel Francisco Reina
Calambur

Después de tres años sin editar poesía, Reina vuelve con este poemario enraizado en la tradición literaria, desde la recreación de los tópicos estéticos y amorosos del Renacimiento y del Barroco, pasando por las poéticas reno¬vadoras del Modernismo o la Generación del 27, hasta las ramificaciones de la tradición poética andaluza del 50 y del 60. Sobre este sustrato, el libro camina firme hacia lo contemporáneo y lo futuro, al tiempo que se distancia de las modas anecdóticas del hoy, para no caducar con ellas cuando estas pasen. Lo celebratorio, incluso cuando se canta lo perdido para siempre, irrumpe con una sensualidad que pone la materia y la hermosura como revolucionaria categoría moral que desafía a la muerte y su amenaza. Lo amoroso, sin pudores, interroga las convenciones y los prejuicios, de una manera libertaria y subversiva. Así se trasciende lo físico a través de los sentidos y de lo lúdico, como salvaguarda del intelecto contra el olvido, y manera de comprender un poco más lo humano y su mundo.


Un paseante en Nueva York
Alfred Kazin
Traducción de Juan Castilla Plaza
Barataria

Un niño, hijo de modestos trabajadores emigrantes ruso-judíos, camina por las calles de su barrio. Ésas son las señas de identidad del caminante que está a punto de atravesar el puente de Brooklyn para adentrarse en la Nueva York de los años veinte, y esos paseos serán su primer viaje que, como todo viaje digno de tal nombre —y el de Alfred Kazin en Un paseante en Nueva York lo es—, se convertirá sobre todo en un pasaje hacia el conocimiento en un tiempo vital, el de los años de la infancia y la adolescencia, propicio para los grandes descubrimientos.

Carson McCullers decía de Un paseante en Nueva York, que «era consciente de haber leído una obra maestra».


Qué difícil es quererte. Conservar la calma con gente difícil
Bill Klatte y Kate Thompson
Plataforma

Casi todos tenemos en nuestro entorno a alguien a quien queremos pero que nos lo pone difícil. A veces es la pareja, o un hermano, o un amigo... Personas con las que no deseamos dejar de relacionarnos pero con las que quisiéramos tener un vínculo menos complicado. Este libro ofrece herramientas que ayudan a tratar con la angustia de querer a una persona difícil y a mantener una relación sana con ella. Muestra los efectos negativos que la conducta de una persona problemática ejerce sobre la vida de quienes le rodean y aporta consejos para mejorar la situación.

Además...


Manual de Historia de la Literatura española 1 y 2
Lina Rodríguez Cacho
Castalia

Este manual, alentado por una permanente búsqueda de cohesión, de relación entre las partes, ofrece una fácil lectura tanto al estudioso de la materia como al lector no avezado, y permite establecer vínculos entre textos, ideas y géneros, gracias a las continuas referencias internas que llenan el libro. En todo él resuena la propia literatura y no sólo lo que la crítica ha dicho de ella, como demuestran las numerosas citas que entreveran sus capítulos. Especialmente las de los versos que, con sus contrastes de tono y ritmo, son aquí entendidos como «latidos de las épocas», acordes a los cambios de sensibilidad y de estética en el paso de los siglos.




Archivo histórico