Secciones:

Boletín de novedades

Reciba nuestro Divertín de manera regular y gratuita.
Su e-mail

¡Web seleccionada entre las mejores!

Los viajes

de Sara Gutiérrez

Dibujando El Transcantábrico

 OTROS DESTINOS

No me olvido de que estamos en Jordania, ni de que de su tesoro romano nos ha quedado pendiente Amán, ni de que hoy deberíamos bañarnos en el Mar Muerto… simplemente me puede la tentación de contaros que la semana pasada me subí al tren, y no a un tren cualquiera con un pasaje cualquiera, ¡me subí a El Transcantábrico con 15 dibujantes que tomaban notas para plasmar sus impresiones sobre el recorrido en un libro!

De la obra resultante, patrocinada por FEVE y editada por Rey Lear, os daré noticias cuando se publique, allá para el mes de junio. Desde luego, el plantel de artistas no tiene desperdicio: Alfredo González, Jorge Arranz, Federico del Barrio, José S.-Carralero, Fernando Vicente, Enrique Flores, Juan Ballesta, Kim, Miguel Ángel Martín, Victoria Martos, José María Pérez (Peridis), Raúl Fernández, Raúl Arias, Toño Benavides y Manuel Alcorlo.


El grupo de ilustradores al completo

Si hubiéramos hecho el recorrido completo de este tren de lujo disfrutado cada temporada (y van 26) por turistas de todo el mundo —muchos de ellos australianos (¿se deberá su curiosidad a la pila de letras comunes que tienen con los asturianos?)—, habríamos ido de León a Santiago de Compostela, o viceversa. Pero como el nuestro no era precisamente un viaje de ocio, que sí de placer, y no contábamos con los ocho días preceptivos para cubrir el trayecto en toda su plenitud, nos conformamos con un botón de muestra más que satisfactorio: Bilbao-Oviedo en algo menos de cuatro días.

La combinación de desplazamientos y alojamiento ferroviario con excursiones en autobús propia de El Trancantábrico aporta al viajero, además de un cúmulo de sensaciones cimentadas las más de las veces en la nostalgia literaria y cinematográfica, una idea global (paisajística, paisanajística y gastronómica) —un tanto a la japonesa, todo hay que decirlo—, de la cornisa por la que transita: un territorio verde, blanco y azul, frondoso y escarpado, apetitoso.


El Transcantábrico por tierras asturianas


Kim y sus dibujos

Posiblemente, al común de los mortales nos hubiera gustado disponer de más tiempo para disfrutar de un compartimento al que no falta detalle (tiene hasta ducha con chorros de masaje y sauna) y, en el caso que nos ocupa, los artistas hubieran agradecido mayor sosiego para detallar sus apuntes, pero así es la vida, acelerada.


Enrique Flores y Juan Ballesta intercambian pinceles ante la mirada de Federico del Barrio y Fernando Vicente

En cualquier caso, hubo tiempo para sacar lápices y pinceles en no pocos lugares:


Carralero y Alcorlo se retratan mutuamente


Kim, Federico del Barrio y Raúl Fernández contemplan cómo Alfedro dibuja la Estación de La Concordia (Bilbao)


Alfredo toma apuntes de La Colegiata en Santillana del Mar


Paseo de San Pedro (Llanes) por Federico del Barrio


La Cueva de Covadonga vista por Enrique Flores


Carralero, Raúl Fernández y Enrique Flores tomando apuntes en Los Lagos de Covadonga


Enrique Flores se ve en la libreta de retratos de Alcorlo


Jorge Arranz y la Plaza del Fontán (Oviedo)

 

 

 

 

 

 

 

Y me quedo corta con la muestra porque algunos no posaron la herramienta de dibujar ni para comer, hubo quien en las noches de juerga alternaba el baile con la copa y el lápiz como si todo fuera lo mismo, y muchas conversaciones no fueron otra cosa que un intercambio de retratos entre los dibujantes del corrillo.

PD. Los responsables de El Transcantábrico suelen presumir de la profesionalidad y amabilidad de sus equipos de trabajo y no me extraña, dan una imagen y un servicio impecables, con un engranaje cuasi-perfecto: en cada una de las paradas, la tripulación recibe y despide al pasaje formada en el andén; sus integrantes no pierden la sonrisa ni con los más trasnochadores; cumplen los horarios a rajatabla; las informaciones son objetivas y precisas; el más mínimo incidente es solucionado al instante…


Peridis y la tripulación de El Trancantábrico en la estación de Arriondas

Alguna foto la hizo Juan de la Riva; alguna, Eva Orúe; y la mayoría, yo. 

OTROS DESTINOS




Archivo histórico