Secciones:

Boletín de novedades

Reciba nuestro Divertín de manera regular y gratuita.
Su e-mail

¡Web seleccionada entre las mejores!

Círculo de iluminación

Eva Orúe

Lo que hay que leer

[eorue@divertinajes.com]


No es que Fernando García de Cortázar haya cambiado de gremio, sino que (consecuente con esa pasión tan suya: acercar la historia al lector) ha decidido (o le han decidido) explorar otros lenguajes...

Convencido como está de que «el cómic es un magnífico soporte de la divulgación histórica», se ha lanzado a publicar una Historia Ilustrada de España. De mayo de 1808 al Siglo XXI (Medialive), en el que colaboran el dibujante Jesús Redondo y los hermanos Alex y Julio Torres, que han coloreado los dibujos. El trabajo ha sido  coordinado por Antoni Guiral, asimismo autor del guión, en el que ha introducido a tres personajes «contemporáneos» que sitúan la acción. De este modo, el propio García de Cortázar se ve convertido en «dibu», y de esa guisa narra los acontecimientos más relevantes de los dos últimos siglos a dos hermanos adolescentes.

«Confío en que este libro refuerce mi imagen de historiador poco convencional, de historiador muy próximo a los lectores —dice Cortázar—. Por ello urgí tanto al guionista como al ilustrador que me despojaran de todo aspecto profesoral y solemne.»

¿Han leído? (1)

«No sé de dónde proviene la insistente información que EL PAÍS viene dando últimamente sobre la buena salud del sector del libro en España, en este periodo de crisis, pero puedo asegurar que hay muy poco de cierto en la misma.»

Creo que, después del inspector Méndez, el Méndez más conocido del mundo librero es el librero Méndez, personaje habitual de las columnas de Javier Marías y referencia ineludible para tanto letraherido madrileño. Pues bien, el sábado, Antonio Méndez se hizo letra en la sección de Cartas al Director de El País para poner los puntos sobre las íes, en la misma línea de realismo que otros vienen denunciando desde foros menos «ostentóreos» (Paradigma Libro, por ejemplo).

Si acaso aquí queda la duda (y nada más lejos de mi deseo que atribuir a Méndez intenciones que él no tiene) de si denunciando el optimismo antropo-ilógico de El País lanza un aviso general o si sospecha en concreto que la faceta editorial del grupo Prisa tiene algo que ver con esas alharacas. Pero, claro, mi sospecha no tiene necesariamente que ser la suya…

¿Han leído? (y 2)

Según cuenta Bookseller.com las asociaciones de Libreros y las de Editores están trabajando en una campaña para promocionar la lectura, el valor de leer. Y lo hacen porque, según datos dados a conocer la semana pasada, la proporción de personas que compran libros ha caído en los últimos cinco años un ¡57%!

Jesús, qué lustro tan poco lustroso...

Un aniversario

Nueve años después de su aparición, la revista Arquitectura y Diseño, líder de las revistas de decoración en su segmento (224.000 lectores) llega a su número 100. Y lo hace con un especial en el que muestra los avances que mejorarán nuestras vidas: el futuro táctil, los nuevos materiales, cómo vivir con gasto cero y las más espectaculares ciudades ecológicas.

Los habituales de este Círculo se dirán: la Orúe ha perdido el oruemus. Y no andarán desencaminados. Pero si traigo a colación este aniversario no es sólo por el «cumplenúmeros» (cada uno cumple lo que puede) sino porque, además de proyectos espectaculares como esa cocina sostenible que recicla y reduce toda el agua y energía que consume, la revista nos dice que ya es realidad el sueño de cualquier padre o madre: que nuestros hijos pinten y escriban sobre las paredes dibujos y textos que se desvanecen.


¡Déjenlos que se explayen!

Así que, agradecida por este enorme avance para la salud mural de nuestros pisos, y la mental de nuestros progenitores, me he decidido a recoger aquí este aniversario. E incluso me animo a desear a quienes están detrás de la revista que cumplan muchos más.

Acuse de recibo


Siete casas en Francia
Bernardo Atxaga
Alfaguara

En Yangambi, junto al río Congo, el ejército de Leopoldo II de Bélgica impone el orden bajo la autoridad de Lalande Biran, un poeta con deseos de amasar fortuna y regresar a las tertulias de los cafés de París.

A su alrededor se mueven disparatados y espléndidos personajes que convierten aquella selva en un delirante circo de la ambición y el absurdo humano: el ex legionario Cocó, mujeriego y brutal, con la cabeza siempre dividida en dos; el gigante Donatien, servil y pérfido; los mandriles, una virgen, un león y una deslumbrante nativa. Pero las cosas comienzan a ser diferentes con la llegada de un nuevo oficial: Chrysostome Liège, un tirador infalible que esconde una enigmática personalidad.

Siete casas en Francia es una novela que huye de la crónica sombría o de la denuncia vehemente; busca, en cambio, a través del humor y de la aventura, la metáfora que habla del lado siniestro de nuestro mundo.


Céline secreto
Lucette Destouches y Véronique Robert 
Traducción de José María Solé
Veintisiete letras

André Malraux decía que para conocer a Louis-Ferdinand Céline convenía acercarse a Lucette Destouches, la segunda mujer del escritor y quien lo acompañó los últimos veinticinco años de su vida, de 1936 a 1961, plenos de avatares vitales en un tiempo histórico convulso.

Lucette conoce a Céline cuando es una incipiente bailarina de veintitrés años y él, de cuarenta y dos, ya ha revolucionado el panorama literario europeo con Viaje al fin de la noche. Durante los años treinta, Céline manifiesta su ánimo antisemita en varios escritos panfletarios y su simpatía por el III Reich aún con Francia ocupada por los alemanes. Tras la caída del gobierno colaboracionista de Vichy, la pareja escapa a Dinamarca. Pero Céline es descubierto; se le juzga y condena a prisión. Mientras, en su país natal es declarado «desgracia nacional». No podrán regresar hasta 1951, cuando se establecen en Meudon, donde viven hasta la muerte del escritor, ocurrida diez años después.

Destouches vive aún en la misma casa que compartió con Céline. Su testimonio nos acerca a uno de los más grandes autores  del siglo XX  sin ocultarnos sus fulgores y sus penumbras. Y también a la compleja existencia de quien trata de convivir con un genio y entenderlo.


Hirbet Hiza. Un pueblo árabe
S. Yizhar
Traducción de Ana María Bejarano
Minúscula

A fines de los años cuarenta, una pequeña unidad de soldados se aproxima a Hirbet Hiza, un pueblo árabe imaginario. Deben desalojarlo y enviar a sus habitantes lejos de allí, a un campo de refugiados, al exilio. El narrador, a medida que avanza la operación militar, siente un fuerte rechazo ante las órdenes recibidas. Tras su publicación en 1949, este libro impactante suscitó un amplio debate en la sociedad israelí acerca de las bases éticas del nuevo Estado, la responsabilidad del individuo, la necesidad o no de obedecer más allá de lo que dicta la propia conciencia. La fuerza expresiva del paisaje y de la voz lírica de un atormentado monólogo interior, su singular estilo, en el que resuenan los ecos de referencias bíblicas, hacen de Hirbet Hiza una obra ineludible de la prosa hebrea contemporánea. En palabras de Amos Oz: «Hay algo de Yizhar en todo escritor israelí que ha surgido después de él.»


Estado cero
Alejandro del Nogal
Atlantis

"Si creyera en el destino, afirmaría eso de que estábamos predestinados a encontrarnos. Si creyera en el destino, no miraría si vienen coches antes de cruzar." Alejandro del Nogal, Estado Cero (Atlantis, 2009)

Julio es un buscavidas poco sociable. La felicidad es para él un doloroso recuerdo, igual que el éxito que una vez tuvo como guionista de cine. Es joven, aunque sabe que no demasiado. Huye y escribe. Le gusta beber sin preocuparse demasiado, viajar, echar un polvo cuando se presenta la ocasión y la buena música. Pero nada de Cat Stevens, por favor. Odia tanto sus canciones como a la clientela pija del restaurante donde sirve pintas para sobrevivir en Londres, una ciudad que se le antoja autodestructiva y algo hipocondríaca. Ahora, perdido, busca allí un hueco para olvidar al amor de su vida, Inés.


Inventario de otoño
Mª Antonia García Quesada
Akal

Una muerte inesperada obliga a las protagonistas, dos hermanas, a hacer inventario de sus vidas. A ninguna le resulta grato hurgar en el pasado, descubrir que los engaños y los miedos han permanecido agazapados cuando ellas creían haberlos superado. Hacer balance es inevitable para superar el vértigo que produce ser conscientes de los errores cometidos, de los ideales traicionados, de pertenecer a una generación que iba a cambiar el mundo y que, al final, también flirteó con la avaricia, la vanidad y el prestigio social.

Ambientada en el otoño madrileño de finales del pasado siglo, esta magnífica obra, finalista del premio Café Gijón 2003, nos introduce hábilmente en la historia a través de los distintos puntos de vista de sus protagonistas, de sentimientos encontrados pero universales, que permiten al lector identificarse e involucrarse en la trama con gran emoción.

Y además


Revista Eñe

Once relatos y poemas escritos por Luis Buñuel, Vicente Molina Foix, Ángeles González-Sinde, Carlos Salem, Mara Faye Lethem, Lolita Bosch, Yuri Herrera, Luis Hernández Camarero, Juan Carlos Chirinos, y Miguel Ángel Maya.

El volumen incluye el Diario de Jorge Eduardo Benavides, la Biblioteca Particular de Ángela Vallvey y una entrevista con el director Luis García Berlanga extraída del próximo libro de David Barba, 100 españoles y el sexo. Las ilustraciones de este número las ha realizado Víctor Sevilla, alias Monigote, director de arte de Gomaespuma, cantante y fundador de Los Petersellers, además de actor, artista y dibujante de storyboards.




Archivo histórico