Secciones:

Boletín de novedades

Reciba nuestro Divertín de manera regular y gratuita.
Su e-mail

¡Web seleccionada entre las mejores!

Los viajes

de Sara Gutiérrez

Jordania. Preparación del viaje


Tumba de los Obeliscos - Petra

 OTROS DESTINOS

Estábamos ya en diciembre cuando decidí comenzar el 2009 lejos del hogar. Como disponía de poco tiempo (para preparar el viaje y para disfrutarlo), eché mano de mi lista de destinos pendientes de breve estancia y Jordania se me antojó ideal.

Convencida de que lo mejor sería contratar un paquete completo (vuelos, hoteles y coche con chófer-guía) llamé a las agencias que más presumen de organizar viajes a medida, y la respuesta que obtuve de todas ellas fue bastante parecida: “No, en temporada alta, a destinos tan solicitados no organizamos viajes individuales”. ¡Sorprendente!

Me lancé entonces a internet y encontré una agencia de viajes, con sede social en Segovia, especializada en Jordania: Viaje-jordania.com ¡Genial! Les mandé un correo electrónico y me respondieron rápido, pero no obtuve la respuesta que esperaba. ¡Vuelta a internet!

En Iberia.com vi que no sólo había billetes para las fechas que me interesaban sino que además el precio era más que razonable. ¡Los reservé! Y envié correos pidiendo presupuesto a muchas de las agencias de viajes locales que aparecen en la web oficial de la Oficina de turismo de Jordania. Al día siguiente ya tenía una propuesta razonable de Jordan Direct Tours. ¡Fantástico! Tres o cuatro intercambios de correos fueron suficientes para acabar de perfilar el itinerario. ¡Solucionado! Ahora que ya he vuelto, pienso que bien podríamos haber alquilado un coche y haber circulado por nuestra cuenta, pero bueno...

Curiosamente, no me resultó fácil encontrar una guía impresa de Jordania. Y la que compré me obligó a cambiar de planes. ¿Cómo podía hacer caso omiso a su enfática recomendación de visitar Petra a la luz de las velas? Supuso un incremento en el precio, pero los de Jordan Direct Tours nos cambiaron el itinerario para que pudiéramos pernoctar en Petra el día en que organizaban la ineludeble visita nocturna (nos la podíamos haber ahorrado).


Vendedor de té - Um Qais

 

 

Al final, el recorrido quedó pactado como sigue:

Día 1. Madrid — Ammán.

Día 2. Ammán/Um Qais/Ajlun/Jerash/Ammán.

Día 3. Ammán/Dead Sea.

Día 4. Dead Sea/Madaba/Monte Nebo/Wadi Mujib/Herah/Aqaba.

Día 5. Aqaba/Wadi Rum/Petra.

Día 6. Petra.

Día 7. Petra/Beida/Ammán.

Día 8. Ammán — Madrid.

Y allí, sobre la marcha, sumamos un recorrido por los castillos del desierto que encajamos en la mañana del día 3.

 

Ya sólo quedaba hacer la maleta:  

Documentación. El visado se puede sacar en el aeropuerto, pero por si, lo hicimos en la Embajada del Reino Hachemita de Jordania en Madrid. Pasaporte en regla. Y último correo electrónico de Jordan Direct Tours con todos los datos de nuestra reserva.

Ropa. Complicado. Las previsiones eran de buen tiempo en todo el país, pero con variaciones de temperatura bastante amplias... Puse en la maleta un modelo con todas sus capas: desde camiseta termolactil hasta anorak pasando por camiseta de vestir, camisa y jersey, además de traje de baño, calzones y pantalones desmontables. Lo usé todo.  

Calzado. Playeros y chanclas. Suficiente. 

Dinero. Llevé algunos dólares, pero no es necesario, se cambian igual de bien los euros y las tarjetas de crédito funcionan sin problemas.  

Cámara de fotos. Con los objetivos bien protegidos porque casi todo el país es desierto, así que lo que sobra es polvo.  

Teléfono móvil. Sale por un pico llamar a España, pero...

Aunque del viaje en sí escribiré las próximas semanas, quiero adelantaros que la organización fue perfecta: en Ammán ya nos estaban esperando antes de pasar el control de pasaportes, en el hall del aeropuerto el representante de la agencia nos presentó a nuestro chófer y nos cobró con un terminal portátil para tarjetas de crédito (no nos habían pedido ningún adelanto). El chófer resultó muy amable, el coche confortable, los hoteles de primera categoría, y el país espléndido. ¿Qué más se puede pedir?  No comimos mal, no; es una pena que los dulces no sean mi debilidad.

Por si otras compañías tienen a bien tomar nota: fue un placer que el avión fuera de Royal Jordanian Airlines, por el trato amable de la tripulación y por las consolas individuales de las que dispone cada uno de sus asientos (hacen que el tiempo pase volando visionando películas, jugando, escuchando música... durmiendo).


Atardecer en el Mar Muerto

Una foto la hice yo, otra Eva Orúe y la otra cualquiera de las dos. 

MÁS SOBRE JORDANIA EN DIVERTINAJES.COM

Jordania romana: Um Qais y Jerash
Los castillos del desierto y el Mar Muerto
Monte Nebo y Camino del Sultán (Madaba, Wadi Mujib, Kerak, Aqaba y Wadi Rum)
Petra
Amán

OTROS DESTINOS




Archivo histórico