Secciones:

Boletín de novedades

Reciba nuestro Divertín de manera regular y gratuita.
Su e-mail

¡Web seleccionada entre las mejores!

Círculo de iluminación

Eva Orúe

Y cómo me la maravillaría yo

Me manda una amiga esta genialidad de Mark Twain: «Banquero: Hombre que te presta un paraguas cuando hace bueno y te lo quita cuando comienza a llover».

Les ofrezco cobijo en este Círculo

Lara au sommet


Quizá lo sepan ya, pero por si acaso. El presidente de Planeta ya está a la cabeza del segundo grupo de edición francés. José Manuel Lara es el nuevo presidente de Editis, mientras que Alain Kouck (hasta ahora primer ejecutivo de la empresa) ha sido nombrado vicepresidente y director general.

El «ascenso» del empresario español llega menos de un año después de que el Grupo Planeta adquiriera el 100% de Editis, operación que ya había intentado en 2004, cuando la francesa estaba en manos de Vivendi Universal. La operación no se cerró porque apareció en escena Wendel, que fue la que, a la postre, abrió la puerta a Lara.

«La operación en Francia es consecuencia de la estrategia de Planeta, que difícilmente puede crecer en el mercado interior, pues en España sólo puede crecer en el vector del libro de texto, aunque actualmente es un sector con incertidumbre por la política de libro gratuito, porque necesita unas altas tiradas y porque no se sabe cómo evolucionará la enseñanza en el futuro con los nuevos soportes electrónicos», dijeron las agencias de noticias al informar sobre la adquisición. Pero, además, Editis cuenta con 17 sellos, entre ellos La Decouverte, Cherche Midi, Robert Laffont, Plon, Perrin, Universe Poche, Bordas o Les Dictionaires Le Robert.

En el día después del día 8

Paseando ayer por el Parque del Retiro, escuche de boca de un señor evidentemente enfadado la siguiente frase: «Es muy cansino, todo el día con las mujeres, el día de las mujeres».

Estuve en un tris de pararme y soltarle una perorata feminista, pero miré a su resignada mujer y pensé que, para perorata, la que le iba a soltar ella en cuanto tuviera un minuto libre.

En fin. Que me acordé entonces de una reseña aparecida en la Book Review del New York Times a propósito de un libro, A Jury of Her Peers. American Women Writers From Anne Bradstreet to Annie Proulx, de Elaine Showalter (Alfred A. Knopf), en la que se podía leer:

«It’s worth noting that many of the most talented writers she discusses — Edith Wharton, Willa Cather, Mary McCarthy, Elizabeth Bishop, Joan Didion — objected to being categorized as women writers and preferred to think of themselves simply as writers. As Elizabeth Bishop put it, “art is art and to separate writings, paintings, musical compositions, etc. into two sexes is to emphasize values that are not art.” Showalter handles these rebels by corralling them into special subchapters with titles like “Dissenters.” One of the dissenters, Cynthia Ozick, argued against expecting “artists who are women . . . to deliver ‘women’s art,’ as if 10,000 other possibilities, preoccupations, obsessions, were inauthentic, for women, or invalid, or worse yet, lyingly evasive».

Resumen: que algunas de las mejores, entre ellas Edith Wharton, Willa Cather, Mary McCarthy, Elizabeth Bishop, Joan Didion, nunca aceptaron ser catalogadas como «mujeres escritoras», y que como es de ley no permitir nunca que la realidad te estropee tu prejuicio, la autora ha decidido meter a las rebeldes en corralitos cerrados por títulos como «Disidentes».

Qué cansino, sí, esto de que —como apuntan Bishop y Ozick— a las mujeres se las juzgue por su condición de tales, y de ellas se esperaran que se consagren a las labores artísticas propias de su sexo, es decir, al arte mujeril. 

Por cierto…

¿Lo leyeron? Es que salgo yo y me hace ilu...

Hablando de mujeres


Como ya saben, Lolita Bosch, Manuel García Rubio, Ana María Matute, Patricio Pron e Isaac Rosa son los finalistas del Premio Fundación José Manuel Lara Hernández a la mejor novela de 2008, galardón al que aspiran por sus obras: La familia de mi padre (Mondadori); Sal (Lengua de Trapo); Paraíso inhabitado (Destino); El comienzo de la primavera (Mondadori) y El país del miedo (Seix Barral).

No sé cuál es su favorito, y no soy quién para decir cuál es la mejor novela, pero todo parece indicar que el día 17 de marzo, día en el que se hará público el fallo del jurado en el transcurso de una cena literaria que se celebrará en el Pabellón de Cecilio Rodríguez del Retiro madrileño, es la fecha elegida para premiar y homenajear a una grande de nuestra literatura, Ana María Matute, favorita de todas las quinielas. 

El lerele

El título de esta crónica está tomado de una ¿canción? que doña Lola Flores interpretaba con gracia sin par (aquí la pueden ver y escuchar en versión señoras estupendas).

¡Cómo se las maravillarían los editores madrileños, sumidos en un proceso que puede llevar a una convocatoria anticipada de elecciones para la presidencia de la Asociación de Editores, si pudieran ahorrarse el follón en el que andan metidos justo ahora, cuando la crisis ahoga y aprieta y las devoluciones empiezan a llegar!

¡Cómo se la maravillarían los libreros si la gente que entra en sus espacios, además de pasearse, ojear y hojear, se decidieran a comprar (menos 30-40% de descenso en algunos puntos de venta, y las líneas de crédito cerradas!

A todo esto, el día 11 comienza en Ceuta el XXI Congreso Nacional de Libreros, en el que se hablará de las nuevas tecnologías y el entorno económico actual. Vaya, de los monotemas.

Feliz cumpleaños

El pasado 4 de marzo, Dosdoce.com celebró su quinto aniversario en la Red.  No queremos dejar pasar la oportunidad de felicitar a Javier Celaya y a su gente. 

Un cuento

Recibo un correo con este texto:

«Julia no llevaba un dragón dentro de su bolso, pero cuando la cremallera crepitaba en la siesta silenciosa de los bares, uno sabía que Julia iba a sacar el carmín echa-fuegos y se pintaría los labios con descaro de puta en el espejo de enfrente. En esos momentos yo no quería conocerla, miraba hacia otro lado deletreando un cartel que había a mi izquierda con fingido interés. Para cuando se me había pasado la vergüenza aún me quedaba el calentón, porque yo en esos momentos no quería conocerla, pero mi sexo sí pujaba con bramidos de lagarto grande atacando ahora mi propia cremallera. Entonces Julia había sacado ya la polvera y…

»Puedes continuar la lectura de El bolso de Julia, de Ana Ayuso, en
http://librosvagamundos.blogspot.com/2009/01/el-bolso-de-julia.html»

¿Se animan?

Acuse de recibo


La ciudad de arena
Pedro Corral
El Aleph

Ambientada en el Madrid de los últimos días de la Guerra Civil y basada en hechos históricos desconocidos, La ciudad de arena aborda, desde las experiencias y sentimientos de personajes de ambos bandos, los impactantes episodios que precedieron a la entrada de los franquistas en la capital en marzo de 1939.

Lo que nos ha dicho el autor:

«Mi primera idea fue escribir un ensayo con los hechos que aquí se cuentan, pero creo que la literatura puede llegar más lejos. Desde luego, el final de la Guerra Civil es lo más literario de la contienda.»

«Pertenecemos a la generación perpleja ante el hecho de que nuestros padres, nuestros abuelos, tuvieran que vivir el horror de la guerra.  Y quizá en eso radica mi inconformismo con lo que se nos ha contado…»


El heredero
François Vallejo
Traducción de Teresa Clavel
Salamandra

Ganadora de los premios Giono, Livre Inter y Millepages y elegida entre los 20 mejores libros del año por la prestigiosa revista francesa Lire.

En la primera mitad del siglo XIX, mientras en París se suceden las revoluciones que imponen nuevas formas de gobierno, en las solitarias y brumosas tierras del oeste de Francia se acunan revueltas contrarrevolucionarias. Cuando el viejo barón de l’Aubépine des Perrières, propietario de una gran extensión de tierras a cargo de Lambert, su fiel guarda de caza, muere en su casa solariega, su sucesor y único hijo, Aubépine el Joven, acude a tomar posesión de la finca con la intención de romper con los valores sociales y morales de la vieja nobleza y trastocar el orden ancestral imperante. Sin embargo, su fantasioso plan para convencer a Victor Hugo de que regrese del exilio y sus devaneos eróticos con cortesanas y jóvenes del pueblo causan recelo en el guarda Lambert, un hombre austero y ligado a la tierra cuya relación con el revolucionario pero despótico Aubépine se vuelve sofocante y destructiva, un duelo hecho de miedo y silencios, pero también de fascinación mutua,en el que la línea entre amo y sirviente parece borrarse. Así pues, ante la inminencia de la fatalidad, la tensión crece hasta el límite.


Basil Howe
G.K. Chesterton
Traducción Diana Pérez García
El olivo azul

El misterioso joven Basil Howe aparece en la vida de las hermanas Grey. Las tres hermanas pronto comenzarán a sentir afecto por el excéntrico personaje. Basil Howe, que hasta ahora permanecía inédita en español, es la primera novela que escribió Chesterton a la temprana edad de veinte años. El sentido de la buena educación, que el autor descubre en «ciertas reglas racionales y tradiciones domésticas» más que en una disciplina severa, la contraposición entre la racionalidad moderna, de naturaleza pragmática, y las viejas formas de la religión y la caballerosidad, la defensa del periodismo como una nueva y honrada profesión o las ventajas del amor templado por la costumbre, son algunos de los temas de la novela. Chesterton propone, ya en esta obra temprana, que sea el sentido común, y no los fuegos de artificio románticos como la pasión, la exaltación, la nostalgia de edades antiguas, los valores marciales o el cinismo, el auténtico motor de la vida.


Woody Guthrie
Rumbo a la gloria
Global Rythm

Incluye un disco. 

Apenas iniciados los años treinta del pasado siglo, un jovencísimo Woody Guthrie abandonó la devastada Oklahoma de su infancia para emprender un viaje que sólo detendría la muerte tres décadas más tarde. Rodando a pie o a dedo por los polvorientos caminos de la Gran Depresión, persiguiendo la quimera del Oeste en vagones de carga compartidos con vagabundos, pordioseros y emigrantes, conviviendo con los parias de la tierra en tabernas, fondas, fábricas o campos de cultivo, Guthrie quiso vivir entre las voces de esa América que algunos llaman profunda para tejer con ellas un prodigioso legado de canciones cuyos ecos no han dejado de sonar en la música popular contemporánea.

De ese centón sale uno de los hilos que ha enhebrado, entre otros, Bob Dylan. Pero Guthrie nos legó también un relato en prosa de su peregrinación inacabada, una singular autobiografía que consigue recrear las múltiples texturas de un hombre, de una época y de una visión que no podemos dejar en las garras del olvido. Cuando reseñó la obra para el New York Times, Clifton Fadiman rindió a su autor este homenaje: «algún día la gente advertirá que Woody Guthrie y las diez mil canciones que desprenden las cuerdas de su guitarra pertenecen al patrimonio nacional tanto como Yellowstone o Yosemite, que forman parte de lo mejor que este país puede ofrecer al mundo».


Todos los caminos están abiertos
Annemarie Schwarzenbach
Traducción de María Esperanza Romero
Minúscula

En junio de 1939, Annemarie Schwarzenbach emprende un nuevo viaje, en esta ocasión junto a su amiga la escritora suiza Ella Maillart. Recorren los Balcanes, Turquía, Irán y Afganistán en un Ford cargado de material fotográfico. Mientras, en Europa, estalla una guerra virulenta, lejana y a la vez próxima. Todos los caminos están abiertos es una selección de los textos que Annemarie escribió sobre ese interminable trayecto en coche. En ellos se refleja la magia de paisajes embriagadores, su perspicaz curiosidad por las sociedades orientales pero también su deseo imposible de fuga, marcado por la tragedia bélica y un atormentado anhelo de felicidad. Las espléndidas imágenes y la sensibilidad exacerbada de estos escritos nos adentran en el mundo fascinante de este «ángel devastado», tal como la definió Thomas Mann.

 




Archivo histórico