Secciones:

Boletín de novedades

Reciba nuestro Divertín de manera regular y gratuita.
Su e-mail

¡Web seleccionada entre las mejores!

Errata

Evaristo Aguirre

Palestina en negro

Hay un momento en el que muchos lectores se cuestionan la utilidad de seguir leyendo novelas, de seguir dejándose enredar en las trampas de la ficción, cuando hay tanto que aprender, tanto sobre lo que reflexionar, para lo que sería mucho más útil y eficaz cambiar el rumbo y enfrascarse en la lectura de ensayos, de textos de no ficción de toda clase, más formativos, menos mentirosos. La primera réplica que viene a la cabeza es que la ficción, la buena ficción –a veces también la mala–, nos habla de los seres humanos, de sus sentimientos, de sus pasiones, de sus vicios y, lo fundamental, de muchas maneras de ver el mundo, de interpretarlo. Para conocer a tu vecino, casi tan importante como hablar con él, puede ser leer a los novelistas franceses del siglo XIX, en cuyos textos, con toda seguridad, encontrarás claves que te ayuden a entender, a prever incluso, los comportamientos de ese vecino.

Pero la ficción también sirve para aprender cosas concretas, sobre momentos históricos, sobre acontecimientos más o menos actuales. En mis años de estudiante, tuve una profesora de historia contemporánea que nos alentaba a leer novelas para entender mejor algunos momentos del pasado: El Gatopardo de Lampedusa, para la unificación italiana, La ciudad y las sierras de Eça de Queiroz para la Revolución Industrial… Si has visitado El Escorial o las pirámides de Teotihuacán, si has paseado entre esas piedras, luego lees algo de la historia de aquellos lugares o de lo que pasó en relación a aquellos lugares, y entras con más facilidad, comprendes mejor, captas más.


Pues las dos novelas que he leído hasta ahora del periodista galés Matt Beynon Rees (1967) me han servido para esto, para saber más sobre la vida en la Palestina actual. Rees ha sido durante años corresponsal del semanario Time en Jerusalén y dio el paso a la ficción creando un investigador palestino, Omar Yusef, que protagoniza la resolución de casos en los que están implicados miembros de las fuerzas de seguridad de Gaza o de Belén, casos violentos, empapados de corrupción. El enemigo tradicional de los palestinos, el Estado de Israel, está prácticamente ausente en las dos novelas de Matt Beynon Rees traducidas, hasta ahora, al español (ambas por Carlos Gómez y publicadas por Ediciones B): El maestro de Belén y Una tumba en Gaza (ya ha publicado un tercero en inglés, The Samaritan’s Secret). Estos libros son serie B, no van a revolucionar la historia de la literatura, pero se leen de maravilla y ofrecen el doble interés de seguir una trama hasta su resolución y de descubrir esos aspectos de la intrahistoria palestina. Tras estas novelas, las noticias sobre aquel desgraciado rincón del mundo se ven de otra manera.


eaguirre@divertinajes.com




Archivo histórico