Secciones:

Boletín de novedades

Reciba nuestro Divertín de manera regular y gratuita.
Su e-mail

¡Web seleccionada entre las mejores!

Círculo de iluminación

Eva Orúe

Deshojando la margarita

El mundillo editorial no sale de su apoteosis, tras lo sucedido en las últimas semanas y a pesar de algunas gentes sensatas por calmar las aguas, que bajan más que revueltas.

Pero algunos parece que han tirado la toalla o que, al menos, piensan que es mejor batallar desde otra trinchera. Así, Ofelia Grande, hasta ahora vocal de la Asociación de Editores de Madrid, ha presentado su dimisión alegando discrepancias en la línea seguida por su presidente, a la que seguirán otras. En el momento de escribir este texto, los editores miembros de la asociación no han recibido notificación alguna

Mientras, algunos de aquellos que han dejado de sentirse representados por los dirigentes del sector se mueven ya al margen de las estructuras gremiales para garantizar su presencia en la Feria del libro...

Por otro lado, esta crisis sobrevenida por la mala relación entre editores y libreros (al menos, entre quienes dirigen los destinos de uno y otro colectivo), no viene sino a complicar aún más un panorama que la otra crisis, la económica, ya había complicado. Se confirma que algunos grandes patrocinadores han anunciado ya que este año no estarán en el Parque del Retiro, por lo que los responsables de la Feria andan buscando esponsors menos grandes y más voluntariosos. 

Reacciones

Recibo además algunos comentarios, que me piden guardar el anonimato, a la carta que publicamos aquí firmada por José Javier Fuente del Pinar (Miraguano), que consideran interesada.

Habría mucho que decir, me apuntan. Entre otras cosas, me dicen, que viene siendo queja habitual de los editores independientes que sus fondos no son dignamente representados en las casetas de librerías durante la celebración de la Feria, que en los últimos años, reproduce modelos de exposición y venta muy similares, por no decir casi idénticos, de caseta/librería en caseta/librería. 

En opinión de mis interlocutores, lo que se cumple en librerías durante todo el año, no se cumple en los 17 días de la feria. Con lo que la afirmación de que son los libreros los que «garantizan la pluralidad, la independencia y el equilibrio de la oferta estrictamente editorial» no sólo es discutible, sino que atenta contra la verdad y es ciertamente interesada y cínica.

En cuanto a que también los libreros garantizan la pluralidad, la independencia y el equilibrio «de los actos culturales, presentaciones, conferencias»... hay que apuntar que la mayoría de los actos que se proponen son a iniciativa de los editores —por los que tienen que abonar una media de 300 euros pagaderos a la dirección de la Feria—, que también son aplastante mayoría en número de casetas. 

El andén literario

Conste desde ya que me refiero al de la estación Zaragoza-Delicias. Les cuento...

El sábado iba yo a hora bien temprana camino de Tarragona a bordo del Ave cuando, al pasar por Zaragoza, levanté la cabeza para mirar por la ventanilla. Siempre lo hago, es mi ciudad natal y aunque hace ya muchos años que no vivo allí, no puedo evitar buscar entre los viajeros algún rostro conocido.

Esta vez tuve suerte; los había a decenas, unos subiendo en el tren que a mí me transportaba, otros esperando el que debía llevarles a Madrid. Todos venían de participar en la cena durante la cual habían sido entregados los VIII Premios Cálamo, concedidos a Todos los cuentos, de Cristina Fernández Cubas (Tusquets Editores), Libro del año 2008, y a Quien parpadea teme a la muerte, novela del escritor danés Knud Romer (Editorial Minúscula), premio Otra Mirada 2008.

Lo bueno que tiene Zaragoza es que está a mitad de camino entre Madrid y Barcelona, y que en apenas hora y media te plantas desde una y otra en la capital aragonesa. Y también tiene de bueno que las gentes de Cálamo han hecho y siguen haciendo una labor formidable. Enhorabuena a todos... premiados incluidos.

El e-debate

En estas páginas nos hemos ocupado, y necesariamente seguiremos haciéndolo, del libro electrónico y su futuro en nuestro país. Pero, para hacerlo, necesitamos de la colaboración de todos los que semanalmente se adentran en este Círculo. Por eso agradezco a Carlos, que trabaja en una pequeña editorial, su correo.

«Hola Eva:

»Tenía desde hace tiempo intención de escribirte, pero ha sido el artículo aparecido hoy en El País sobre Kindle lo que me ha decidido.

»Desde hace tiempo se está hablando del libro electrónico como el futuro del libro, asustando a unos y llenando de esperanzas a otros. Como miembro de la industria editorial en una pequeña editorial madrileña, quería comentarte algunos pensamientos que tengo sobre el tema.

»Para empezar, está claro que es el futuro de esta industria, como ya lo ha sido del cine y de la música, mundos relacionados con el editorial. Y aunque es difícil escarmentar en cabeza ajena, tenemos que fijarnos en como les ha ido a estas dos industrias con el avance de las nuevas tecnologías y de los programas de intercambio. En el futuro, es más que probable que el mundo editorial sufra estos mismos problemas, teniendo en cuenta además que el libro no mueve el dinero que mueven el cine y la música.

»Por ese motivo, hace pocas semanas tuvimos en la editorial una reunión con Publidisa, que creo que es una empresa importante dentro del sector del ebook (aunque aquí estoy un poco pez). Nosotros solo estábamos interesados en este soporte, pero ellos no ofrecen sólo esa posiblidad, ya que parece que, por el momento y sin expectativas de cambio en un tiempo, apenas da beneficio, a no ser que sea una editorial científica (hay muchas que se están forrando y sólo venden libro electrónico).

»Así que cada vez que leo últimamente artículos sobre el ebook, me parece que estamos hablando de una realidad que más nos vale ir conociendo, pero que nadie sabe, ni siquiera los que pretenden vivir de ello, cuando va a empezar a despegar. Se está hablando demasiado de una posibilidad de negocio que, de hecho, ya existe, pero que no da casi beneficios a quién se adentra en él. ¿No es posible que se esté hinchando un globo?

»También es posible que se empeñen en adaptar el libro a otros soportes, como han hecho con la música y el cine, cuando son dos realidades (el libro y la informática) que, por más que quieran en silicon valley, no casan bien del todo. En los últimos cien años, el cine ha pasado por muchos soportes (cine, televisión, vhs, laserdisc, dvd), lo mismo que la música (vinilo, cassette, cd, mp3), mientras que el libro ha seguido con el mismo. ¿Por qué tiene que cambiar obligatoriamente con el avance de la informática?

»Y mejor no hablar del revival que, dicen, están viviendo los vinilos. Quizá, aunque los ebooks consigan finalmente imponerse, no serán más que acompañantes del libro tal y como lo conocemos.»

Gracias, Carlos, por escribirnos. Y si alguno más se anima, nos encontrará aquí.

El que la sigue, la consigue


La editorial Cabaret Voltaire no ceja en su empeño de dar a conocer en España la obra del español Agustín Gómez Arcos, al que Juan Cruz definiera hace ya algunos años como «escritor francés a su pesar»,  y subsanar una injusticia poética: que, como dijo hace tiempo el editor Miguel Lázaro, el escritor tenga ya su hueco en la literatura francesa, «y, sin embargo, lamentablemente, es un gran desconocido en España».

Cada vez menos, hay que precisar. Y eso que el camino de regreso a casa ha sido largo para este escritor de teatro exiliado que en 1974, aceptó el reto que le lanzara el editor de Stock: escribir novela en francés. La primera, L’agneau carnivore (El cordero carnívoro), ganó el Prix Hermès de 1975. Un año después salió María Republica y en 1977, Ana non, novela con la que puso punto y final a la «trilogía de la posguerra» y que le reportó el Prix Thyde Monnier en 1977 y el Roland Dorgelès en 1978.

Vendrían luego Scène de chasse (furtive), finalista del Goncourt, Pré-papa ou Roman de feées. L’enfant miraculée, L’enfant pain, Un Oiseau brûlé vif, también finalista del Goncourt, Bestiaire, L’homme à genoux, L’Aveuglon, Mère Justice, La femme d’emprunt y L’ange de chair.

Pero, volvamos a esa trilogía inicial. Cabaret Voltaire,  que inició su tarea de recuperación con El niño pan, sacó hace un tiempo la primera parte, El cordero carnívoro. Y en unas semanas, saltándose la segunda entrega (que ya llegará) nos ofrecerá Ana no, la historia de una madre andaluza que cierra su casa y cruza España de sur a norte siguiendo la vía del tren en busca de su hijo. En el camino, el retrato de un país asolado por una guerra fratricida, en cuyas cunetas han quedado tantos y tantos muertos… La novela («surge del choque entre la realidad y nuestro imaginario», declaró en su día el autor) fue llevada al cine por Jean Prat, con Rogelio Ibáñez y Germaine Montero como protagonistas.

Vendrán, claro, otras traducciones que ayudarán a recuperar la figura y la obra de este almeriense de Enix. Y quizá, cuando su obra sea más conocida, se evitarán errores como el que he encontrado en la página web del ISBN donde, aunque Gómez Arcos murió en París en 1998, lo dan por vivo y octogenario, puesto que en la ficha de sus libros aparece mencionado así: «Gómez-Arcos, Agustín (1939- )».

Ya lo sabrán, pero por si acaso…

Habemus texto inédito! The Legend of Sigurd and Gudrun, de J.R.R. Tolkien, cuenta las aventuras de dos personajes de la mitología nórdica. La «nueva» obra del autor de El Señor de los anillos saldrá a principios de mayo en Harper Collins, desde donde cuentan que el texto vendrá precedido de un prólogo del propio Tolkien, y que la edición corresponderá al hijo del escritor.

Acuse de recibo


Juan Belmonte, matador de toros
Manuel Chaves Nogales
Prólogo de Felipe Benítez Reyes
Libros del asteroide

Juan Belmonte, matador de toros es una de las mejores biografías escritas en España durante el siglo XX. Su autor, Chaves Nogales, había conocido a Belmonte poco tiempo antes de la publicación del libro y aunque no era aficionado a los toros congeniaron enseguida. La calidad humana del personaje, su espíritu de superación y su talante conciliador, raro en la crispada sociedad española de la época, fueron algunas de las cualidades que atrajeron al autor y que le animaron a escribir una biografía del famoso torero.

En la narración las voces de biógrafo y biografiado se mezclan, sin que se sepa donde empieza a hablar uno y dónde acaba el otro, y fruto de este genial planteamiento los recuerdos de Belmonte se suceden con asombrosa naturalidad: su infancia sevillana, los años de durísimo aprendizaje, el pintoresquismo de los círculos taurinos y literarios, la fama, su rivalidad con Joselito...

Juan Belmonte, matador de toros es el testimonio agudo y fiel de una época, una obra maestra fruto del encuentro entre dos personas extraordinarias: Juan Belmonte, fundador del toreo moderno, y Chaves Nogales, uno de los periodistas españoles más importantes de la primera mitad del siglo XX.


La Alemania de Weimar
Eric D. Weitz
Traducción de Gregorio Cantera
Turner

En 1917, Alemania era un país derrotado, que afrontaba las duras compensaciones de guerra impuestas por el Tratado de Versalles, la crisis económica mundial y la propia depresión de sus ciudadanos. Weitz relata, en forma de paseo por el Berlín de entreguerras, estos altibajos políticos y económicos en un ambiente de efervescencia cultural: arquitectos como Gropius, escritores como Brecht o filósofos como Heidegger crearon durante esta época sus trabajos más importantes, rodeados de una vanguardia que propugnaba la utopía o la refundación completa de la sociedad. Esta vívida evocación de Weimar, más pertinente que nunca en la coyuntura económica y política actual, narra al fin cómo una sociedad culta e informada, pero humillada y confundida, pudo dejarse atrapar por el populismo nazi y poner su destino en manos de Hitler.


No me enteré de nada
Diego De Silva
Traducción de Sofia González Calvo
451 editores

Una novela que aborda con humor sardónico la crisis de los cuarenta, el tedio, el amor... y el crimen organizado. Vincenzo Malinconico ha llevado siempre una vida gris de picapleitos. Por eso, cuando Domenico Fantasia, descuartizador «oficial» del reguero de cadáveres que la camorra deja tras de sí, le pide que lo defienda, no lo ve nada claro, pero la mafia emplea sus propios métodos para persuadirlo. Extrañamente, el proceso es un éxito, y además su relación con la mujer más bella del juzgado, Alessandra, va sobre ruedas. Pero algo huele a chamusquina: Nives, su exmujer, reaparece inoportunamente, a su hijo Alfredo le han dado una paliza y Fantasia es detenido de nuevo. «La realidad tartamudea. Se expresa a través de frases incompletas, que no tienen la más mínima profesionalidad, y no digamos buena fe» (Diego De Silva).


Hambre de forma. Antología poética bilingüe
Haroldo de Campos
VV.TT.
Veintisiete letras

«Tus textos son verdaderas galaxias; fosforescencias semánticas entre lo blanco del papel y lo negro.» Octavio Paz

Hambre de forma pretende cubrir un vacío importante en torno a la poesía de Haroldo de Campos en España, donde su recepción ha sido más bien fragmentaria y escasa. Esta antología bilingüe ofrece la más amplia muestra de su creación -desde la ortodoxia concretista hasta sus aristas más neobarrocas-, vertida al castellano de la mano de los mejores poetas y traductores interesados en Haroldo (Gonzalo Aguilar, Roberto Echavarren, Daniel G.ª Helder, Reynaldo Jiménez, Eduardo Milán, Marcelo Pellegrini, Néstor Perlongher y Andrés Fisher). Se presenta así una de las exploraciones poéticas de más alto voltaje de la segunda mitad del siglo XX.


El catolicismo contado a las ovejas
Juan Eslava Galán
Planeta 
 
¿Quién es Dios? ¿Quién fue Jesús de Nazaret? ¿Qué significa ser católico? ¿Sabemos todo lo que hay que saber sobre cómo nació el cristianismo? Juan Eslava Galán sí lo sabe, y nos lo cuenta en este divertidísimo y sarcástico ensayo sobre el Dios de Israel, el Jesús histórico, la creación de Jesucristo para justificar la llegada del Mesías, y la formación de una Iglesia perseguidora y enriquecida a costa de sus fieles. Entre anécdota y anécdota, Eslava Galán nos habla de los textos bíblicos, de la historia de las religiones, del pueblo de Israel, los engaños de las reliquias, los lugares santos y los dogmas de fe. El catolicismo explicado a las ovejas es un desafío al pensamiento occidental, un desafío al pensamiento católico y una oportunidad de repensar las creencias que han gobernado la vida política, cultural y social de Europa durante dos mil años.




Archivo histórico