Secciones:

Boletín de novedades

Reciba nuestro Divertín de manera regular y gratuita.
Su e-mail

¡Web seleccionada entre las mejores!

¡Ese libro era mío!

Editores enREDados

Los riesgos del Dominio Público

por Antonio García Maldonado, editor de Alfama

La Patagonia, cerca de la cordillera de los Andes. Un hombre pasea tranquilo por la orilla de un lago. En dos días inicia su regreso tras un año y medio fuera de casa. En esos momentos, los dos primeros títulos que sacará en la editorial a la que va a dedicar sus ahorros en España ya están decididos. Los diseños, que las portadas sean vistosas y sofisticadas, eso lo que más le ocupa ahora. Las traducciones, pendientes de una última revisión, le han gustado. Tan sólo falta un prólogo para uno de los textos. Es su padre quien le llama desde España, para decirle que la prensa ya está anunciando que va a editar un texto autobiográfico de Benjamin Constant. ¿Y quién lo habrá anunciado? ¿El traductor? No, imposible, se lo acaba de asegurar. ¿Algún amigo? No sabe qué ganarían anunciando algo así, y sobre todo, por qué no iban a contárselo. No, es absurdo. Tiene que ponerse en lo peor: alguien va a editar el mismo libro que él.


Casi. La página web de Editorial Periférica anuncia la edición del Cuaderno rojo, que junto al Diario íntimo que tenía en preparación nuestro hombre como libro de salida de su editorial, constituyen las dos obras autobiográficas de Benjamin Constant, en quien se fijó tras leer Adolphe y comprobar su calidad y éxito.

Pánico. Si Periférica saca Cuaderno rojo, seguro que ya tiene preparado Diario íntimo. Lógico, piensa. Así como él tiene ya encargada la traducción del Cuaderno rojo. Empezar una editorial con una obra que edita al mismo tiempo que tú otro sello ya asentado y de calidad contrastada, no tiene sentido. La editorial y su simbólico primer libro van a caer en saco roto, los esfuerzos no valdrán la pena, y habrá que reorganizar todo el programa de novedades, lo que a estas alturas implica un tiempo que lo avanzado de la temporada desaconseja. 


Y empieza la huida hacia delante. Aunque lo tengan en cartera, no pueden sacar tan pronto otro libro del mismo autor, piensa. Calcula que tiene unos dos meses para editar el libro. En ese tiempo, tiene que maquetarse el texto, corregirse, imprimirse y distribuirse. Para que la cadena comience a andar sólo falta el prólogo. No, imposible, el prologuista le dice que no puede tener el texto para pasado mañana. Aunque en ese momento no lo entendió y pareció cabrearse, nuestro hombre acabó pidiéndole disculpas con los meses. He aquí la primera víctima de la llamada del padre del editor: la muerte del prólogo, que dejó herido de gravedad al libro, pero cuya fuerza natural le hizo sobrevivir.

Por las prisas, el libro apareció con algún fallo de maquetación en alguna nota y tiene, además, dos páginas finales en blanco numeradas. Cosa que ahora el editor ve como un guiño a los lectores que reparen en que el libro pide un prólogo y puedan escribir un epílogo personal. Quien no se consuela, es porque no quiere. Quizás le valga para su herida moral de editor aquella sentencia de Borges: los errores embellecen los textos.

Así, nuestro hombre perdió un paseo tranquilo al borde de un lago cristalino y calmo, un prólogo y la edición del libro que iba a seguir al Diario íntimo de Constant, El cuaderno rojo. Como recuerdo del nonato, aún conserva la portada que le diseñaron. Sí, era roja. 

Algunas propuestas de Alfama


La mirada de Borges
Solange Fernández Ordóñez

Está lejos de ser un estudio académico del autor argentino. Fernández Ordóñez, hija del abogado personal de Jorge Luís Borges y amiga del escritor, bosqueja una biografía del autor basada en una interpretación libre y personal de unos documentos únicos: los manuscritos en los que Borges escribió muchos de sus relatos, poemas o textos críticos, y que le fueron legados personalmente por Borges al padre de la autora tras los buenos oficios de éste. Este libro es, por tanto, una obra única y sentimental donde aparecen todas las obsesiones de Borges, sus costumbres, sus gustos y sus tristezas. El paso del tiempo, la relación con sus padres, su infancia solitaria rodeado de libros, su temprana vocación, sus primeros trabajos, sus posiciones políticas, su incipiente y luego definitiva ceguera, sus amistades y, finalmente, su legado. A todo ello, se agrega, para enriquecer este libro, la prolongada amistad que la autora mantuvo con Borges y su familia, en especial con la madre.


Anotaciones a la gran ópera del pequeño Alprazolam 0.5
Lucas Martín

Nunca aspiró a ser melómano y acabó acongojándose felizmente frente a un epíteto de Wagner. Nunca pretendió escribir un libro con una extraña cualidad coral, sino un hatillo de poemas sujetos, a ser posible, con una goma de niña coqueta y edad de ángel no punible. Dicen sus más cercarnos que una vez se le oyó desconfiar de la coherencia, pero de repente descubrió que su último conjunto de poemas se mantenía bajo un inequívoco arco vital y artístico. El resultado es Anotaciones a la gran ópera del pequeño Alprazolam 0.5. Dividido en tres partes, una sobre el aria, otra acerca del recitativo y una parte intermedia de entreacto reducida a un crimen y “máximas de oficina humanamente incontenibles”, como le gusta decir al autor de Úbeda, el libro se adscribe a la ruptura de la linealidad y el significante unívoco para dar paso a una experiencia abigarrada, en la que el dolor y las referencias se superponen en imágenes de percepción múltiple o “no dirigida”. Escrito en un tránsito difícil, “¿cuál no lo es?”, se pregunta el autor, el libro es un canto que se retuerce frente a la solemnidad de la vida y la impostura grave de la sentimentalidad contemporánea. “De pronto, en mitad de una tristeza catedralicia, con la muerte rondándome como a un amante no hecho, descubrí que la vida continuaba raquíticamente, más o menos como siempre, y la palabra borbotaba por otra parte, infinitamente más pequeña, lo que no quiere decir menos infausta, y ni siquiera más real”.


Cuentos premonitorios
Cristof Polo

Cuentos premonitorios reúne trece relatos que comparten una misma materia narrativa. Sus personajes parecen tocados por la extrañeza, el embrutecimiento crónico y una inocencia maquinal y enfermiza. Pero, sobre todo, son portadores de algo que puede parecerse a la esperanza, una esperanza en estado paródico. Un hombre que decide ahorcar a su perro y se ve inmerso en un bucle imparable; un músico lituano fallecido en un incendio y su biógrafo neurasténico en un enigma necrológico; un hombre que aparece en Bremen en un entramado de burócratas hambrientos y sin hogar; una cita fallida en un restaurante que desaparece sin dejar rastro en el mapa; unas viejas estrellas de la teleficción infantil confinadas y narcotizadas en una casa de rehabilitación; una niña con acento extranjero en un paraje remoto de antenas y mensajes cifrados. Con Cuentos premonitorios, Cristof Polo da vida a un singular universo narrativo en el que el relato, convertido también en artefacto plástico y poético, juega a convertirse en revelación de sus propias posibilidades.


Crónicas de humo
Gonzalo Manglano

Plantea la lucha del hombre contra las circunstancias; la lucha de un hombre contra unas circunstancias: las estrategias de mercado, junto a su propia debilidad, convierten a Alphonse Masqué en el pintor de moda; el éxito le golpea convirtiéndolo en el personaje que representa. Cuando intenta recuperar lo que es, lo que cree ser, ya es demasiado tarde. Entonces empieza la verdadera lucha; la locura; la fuga; la pregunta que atraviesa la novela: ¿quién es Alphonse Masqué? París acoge en sus calles la pugna de toda creación artística con su entorno, el conflicto entre la identidad y la impostura. La idea que da fuerza a la historia se une al ritmo musical de la prosa; la inquietante situación en la que se encuentra el personaje rodea al lector a través de un determinado ritmo y un sonido concreto; el estilo se convierte en la representación del personaje, de la trama y del autor. Del mismo modo, la forma se adentra, a través de diversas voces, personajes e historias, en la misma idea.

MÁS INFORMACIÓN SOBRE ALFAMA EN http://www.editorialalfama.com/index.php




Archivo histórico