Secciones:

Boletín de novedades

Reciba nuestro Divertín de manera regular y gratuita.
Su e-mail

¡Web seleccionada entre las mejores!

Errata

Evaristo Aguirre

En busca del padre

Hoy va de cómics. Lo aviso porque entre mis lectores habituales hay alguno al que no le gusta demasiado esto de los tebeos, pero sí le gustan los diarios, las historias que se basan en la memoria personal, las vidas bien contadas. Así que toca olvidarse un poco del formato y leer este extraordinario libro titulado Fun Home. Una familia tragicómica (que ha publicado Reservoir Books, el sello de Mondadori, con la traducción de Rocío de la Maya).

Su autora es Alison Bechdel (Pennsylvania, 1960), quien dibuja y escribe, desde 1983, una de esas tiras cómicas que aparecen en la prensa estadounidense y que comentan, critican y exponen el modo de vida y la política del país, en esta caso desde un punto de vista de unas lesbianas; se llama Dykes to Watch Out For y goza de una buenísima reputación en EE.UU. (se pueden encontrar en español como Unos bollos de cuidado, en Egales).


Y Bechdel decidió contar la historia de su familia a través de la peculiar y difícil figura de su padre: profesor y heredero forzoso de un negocio de pompas fúnebres; obsesionado con la decoración y la jardinería; insatisfecho e intolerante; con un secreto y con un final dramáticos.

Fun Home tiene todos los ingredientes de una gran novela, de hecho lo es: si se quitaran los dibujos no serían necesarias muchas más frases para que el relato mantuviera toda su fuerza y su profundidad. Pero ni en broma hay que quitarle ni un trazo, porque el dibujo de Bechdel es magnífico y porque el conjunto de imagen y texto es un ejemplo más de la fabulosa capacidad narrativa del cómic (si es que quedaba todavía alguien con dudas).


Vida, sexualidad y literatura están en Fun Home tan ligados, son tan dependientes unos de otros… La narradora descubre su lesbianismo y lee; hay muchas viñetas en las que los personajes están con un libro entre las manos… Francis Scott Fiztgerald, Marcel Proust… Se dice en alguna de sus viñetas que uno se hace adulto el día en el que admite que nunca va a leer En busca del tiempo perdido completo, sus siete volúmenes… 

eaguirre@divertinajes.com




Archivo histórico