Secciones:

Boletín de novedades

Reciba nuestro Divertín de manera regular y gratuita.
Su e-mail

¡Web seleccionada entre las mejores!

Círculo de iluminación

Eva Orúe

Oteando

Me dice un editor que las citas grandes y medianas (Frankfurt, Liber…) se han convertido, básicamente, en una oportunidad de oro para poner cara a todos aquellos con los que se relacionan durante el año por teléfono o (cada vez más), correo electrónico.

Es también, al menos para quienes asistimos a ellos como espectadores más o menos implicados, una oportunidad de reflexionar sobre el libro y sus futuros. Me comentan, no sé si como expresión de una certeza o de un deseo, que sería conveniente que los editores, que están tan calladitos, aprovechen la ocasión para pronunciarse de una vez sobre la crisis del sector, más aún en este año, en el que tantos se han manifestado asegurando que «al libro le sienta bien la crisis» en tanto que Lara, allá para el mes de mayo, con la compra de Editis, lanzó su aviso: al precio fijo le quedan dos telediarios, y puso sobre la mesa que en España no hay una buena red de librerías… Semanas más tarde, hace sólo unos días, El País publicó, firmado por Carles Geli, un artículo sobre el ascenso de ventas de las grandes cadenas de librerías… propiedad de las grandes editoriales.

Sirva lo esbozado como descripción del escenario en el que, dentro de un par de semanas y luciendo el dorsal número 1 de la nueva colección «Tipos móviles», de la editorial Trama (colección que publicará sobre diversos temas relacionados con el mundo del libro), saldrá a la calle El nuevo paradigma del sector del libro, libro en el que Manuel Gil y Francisco Javier Jiménez defienden su tesis. Leo:

«El mundo del libro vive un profundo cambio de paradigma, que está propiciando entre otras cosas una nueva definición de las relaciones entre los actores implicados: editores, distribuidores y libreros. En el sector del libro español hace ya tiempo que asistimos a una situación de crisis, en el que no sólo nos cuesta imaginar y proponer posibles medidas de solución, sino que el mero hecho de plantearnos abordar las dificultades ya provoca graves anomalías.

»En este libro sus autores analizan, desde la experiencia profesional veterana en el sector, tanto en librerías como en editoriales, y la formación de profesionales, las tendencias globales que inciden de manera directa en el mercado del libro español. Describen las consecuencias que la aparición de un nuevo paradigma está teniendo entre los agentes del sector, y finalizan planteando una serie de propuestas de trabajo a tener en cuenta de forma inmediata por todos los que, directa o indirectamente, participan en el universo del libro y la lectura.

»Libro de claro afán crítico y provocador que esperemos no deje indiferentes a los lectores.»

Seguiremos informando y, a ser posible, provocando… al menos una reflexión.

¿Crisis?

Lo anunció Sergio Vila Sanjuán en La Vanguardia, les conté yo algo más a la vuelta del verano, y ahora el proyecto está en marcha: la editorial que impulsa Valerie Miles se llamará Duomo, porque «Il duomo è la casa dei cittadini», y fue presentada el pasado jueves en Milán, donde se ubica su casa madre, el Gruppo editoriale Mauri Spagnol, que en Italia edita a, entre otros, Wilbur Smith, Patrick Süskind, J.K. Rowling, Luis Sepúlveda, Ahrundati Roy, Michael Crichton, Jostein Gaarder, Ildefonso FalconesAlmudena Grandes.

«Duomo Ediciones nasce in un’epoca di cambiamento che richiede innovazione e soluzioni originali. Dobbiamo introdurre questi cambiamenti senza perdere di vista le tradizioni che hanno caratterizzato il libro e la sua definizione in più di 500 anni di storia. Duomo avrà una vocazione cosmopolita. La casa editrice si concentrerà nella ricerca e nel lancio di romanzi e saggistica degli autori di maggior talento da ogni lingua tradotti in spagnolo», dice el comunicado de prensa.

Seguiremos atentos la evolución de esta aventura (e intentaremos solucionar algunas dudas y satisfacer curiosidades, por ejemplo: ¿Qué pasa con Granta?), que se concretará en mayo de 2009, cuando los primeros ejemplares con el sello Duomo salgan a las librerías…

¿Crisis? (Sí, ya sé que me repito)

Comenta un editor, y lo hace para demostrar que el género del best seller en España y en español goza de una excelente salud, que en nuestro país actúan ya algunos scouts, ya saben, esos ojeadores que trabajan al servicio de editoriales extranjeras y avisan a las grandes capitales de la edición cuando hay un libro que tiene buena pinta…

Nuevos sellos, autores nuevos

Lo conté este sábado en mi columna de Público, pero no resisto volver sobre el asunto, y con más detalle.

El tercer nombre lanza un sello nuevo, Almirante, que prosperará bajo la dirección de Elena Fernández-Arias y que está reservado a los autores noveles. «Las estructuras de empresas editoriales ya consolidadas son de un alto coste —me dice la editora—. Las calidades físicas de los libros también suponen un alto coste y por lo tanto y como consecuencia de ello, un PVP elevado. La idea de Almirante es, con una estructura pequeña y unos costes de producción bajos, dar la oportunidad, con un precio asequible para que estos autores encuentren su propio nicho de mercado.» E insistía: «El coste de Almirante es más bajo lo que hace que el PVP sea más asequible y nos dirijamos a otro público objetivo. Éste es nuestro reto. Los mercados internacionales son más maduros y tienen una clara segmentación del mercado editorial. Nosotros, en este sentido, queremos abrir una nueva puerta en el mercado editorial.»

Cuestión, pues, de dinero. En un sentido: el lector que no tiene parné, y en otro: el editor que, me lo confesó Pablo Mazo, de Salto de página, hace de la necesidad virtud, y como no dispone de fondos para pagar adelantos, busca autores baratos (en el caso que nos ocupa, sinónimo de noveles... o de oriundos de la América latina) para publicarlos.

Es evidente que iniciativas hay, las ha habido y las habrá, para «pescar» talentos en el abundantoso mar de las escrituras. No obstante, la duda es legítima: ¿necesitan los autores más jóvenes, menos conocidos, publicar encerrados en esos «corralitos» editoriales?

«La primera necesidad de una nueva editorial es hacerse visible en medio del poblado paisaje y eso requiere crear “señas de identidad”, “marca” utilizando los recursos que tenga a su alcance —me explica Constantino Bértolo, editor de Caballo de Troya—. Entre ellos, su carácter literario, su línea, el perfil de sus contenidos. Presentarse como editorial  dedicada a autores noveles le otorga esas señas de identidad. Pero al mismo tiempo corre el peligro de convertirse en un gueto o en un nicho que la entierre literariamente al hacer recaer el acento sobre el adjetivo —los noveles— y erosionando el sustantivo: lo literario. O sea que el “corralito” efectivamente es un peligro que la editorial debe de intentar sortear (en razón de eso siempre he procurado que en el catálogo de Caballo de Troya entren libros que rompan bastante con esa línea: de ahí el ensayo de Gullón, el ensayo de Santiago Alba o la publicación de los dos libros de Mario Levrero).

»Desde mi punto de vista que el mercado necesite editoriales “especializadas” en noveles es una  señal de mala salud editorial, cultural y literaria. Es como tener que recurrir a las cuotas de algo, necesarias seguramente cuando “la normalidad” está encubriendo una anormalidad y hasta cierto punto algo anormal —respecto a los escritores noveles— sucede en nuestro mercado. Un signo de ello es que la mayoría de las nuevas editoriales independientes apenas apuestan por esos autores y más bien trabajan con traducciones o clásicos o semiclásicos rescatados. Y me parece bien porque el mercado actual no permite que el trabajo con autores “desconocidos” “no homologados” sea rentable (también es una señal el hecho de que en los suplementos literarios, bastante conservadores todos ellos, siempre aparecen comentados más libros traducidos que libros de autores españoles o latinoamericanos. Valga decir que Caballo de Troya si no contase con el respaldo del Grupo RHM sería económicamente inviable. Que surjan nuevas editoriales dedicadas a escritores noveles me  parece, en las condiciones actuales, una buena noticia. Porque creo que, a partir de mi experiencia en Caballo de Troya con autores como Mercedes Cebrián, Lolita Bosch, Elvira Navarro, Oscar Aibar o Tabarovsky, en efecto les ayudará a estos escritores a dar si no el salto al menos el primer paso. (Aunque en mi opinión lo que de verdad es difícil es el segundo paso —el segundo libro— cuando ya lo de novel no funciona como seña y las editoriales miran los resultados económicos de la primera publicación que lógicamente, salvo excepciones, no suelen ser muy favorables). Por mi parte desearles que los vientos de la distribución les sean favorables.»

Aniversario


Hace dos años (y no me hagan reflexionar sobre lo rápido que pasa el tiempo), en esta sección dimos cuenta del nacimiento de la editorial Cabaret Voltaire. Ahora, soplan velas con un cambio de distribuidor, y la publicación de Recuerdos de egotismo, de Stendhal, quien nos narra sus vivencias en el París de la Restauración, desde 1821 a 1830. La traducción y la introducción son de Juan Bravo Castillo, experto stendhaliano y traductor de gran parte de su obra.

En las semanas y los meses venideros, Cabaret Voltaire sacará El marino de Gibraltar, de Marguerite Duras (primera traducción al castellano de esta novela, noviembre de 2008), La danza piadosa, de Klaus Mann (primera novela del hijo de Thomas Mann, enero de 2009) y Ana no, de Agustín Gómez Arcos (marzo de 2009), cuya obra continúan recuperando. Ana no fue la novela más premiada del escritor exiliado, la más traducida y más vendida: sólo en Francia más de 300.000 mil ejemplares.

Como mandan los cánones: cumpleaños feliz. Y que cumpláis muchos más.

Mayúsculas


Hace algún tiempo, hice en esta página un comentario sobre el uso de las mayúsculas y esa costumbre, cada día más extendida, de plantarlas aquí y allá, en flagrante contradicción con las normas ortográficas pero muy a tono con las normas de la mercadotecnia.

Ya entonces, una buena amiga de esta sección, Rosa Ribas, me escribió para compartir conmigo un recuerdo: en el programa de televisión infantil Los Chiripitifláuticos, aquellos alocados personajes cantaban una canción explicando cuándo se usan las mayúsculas… Y como internet todo lo puede, pasado el tiempo, Rosa se ha vuelto a poner en contacto conmigo: «Hoy, matando la tarde del domingo con una sesión nostálgica de You tube, encontré la canción. Aquí la puedes escuchar.»

Que la disfruten.

Acuse de recibo


Hijos de la derrota
Empar Fernández
Meteora

Lo que la autora nos dice:

«Hijos de la derrota es una novela repleta de recuerdos reales que tuve ocasión de conocer cuando recogía  testimonios para realizar un documental ilustrativo de una gran exposición que se tituló "Barcelona, any zero". Los testimonios, todos ellos niños a la entrada de las tropas franquistas en la ciudad, nos explicaron momentos estremecedores, otros cargados de afecto, circunstancias todas ellas terribles que les había tocado vivir. La novela intenta explicar cómo, durante un tiempo, la infancia y la adolescencia, las personas no gobiernan sus vidas, después tampoco pero nos engañamos mejor, y dependen de las decisiones que tomen sus padres. Alejandro, Victoria y Dolors, niños en el 39, a falta de patrimonio heredan la derrota con todas sus consecuencias y la cargan sobre sus espaldas: exilio, pérdida, orfandad, soledad, miseria moral y económica, represión... La guerra siempre origina un legado terrible que reciben sus protagonistas indirectos, las generaciones que nacen y crecen a remolque de la penosa coyuntura bélica cuya huella no desaparece nunca.

»Identidades individuales marcadas para siempre y nunca para bien. Vidas que acaban por confluir mucho tiempo después en una ciudad, Barcelona, completamente distinta a la que conocieron durante la infancia y que parece haber dejado atrás los años trágicos. Son viejos, están cansados y enfermos  y son, en definitiva, la reserva de nuestra memoria colectiva.»

Página web de Hijos de la derrota: http://hijosdeladerrota.com/portada.html


Abadía pesadilla
Thomas Love Peacock
Traducción de María Cuenca Ramón
El olivo azul

Abadía Pesadilla es una divertida sátira del romanticismo escrita al modo de las obras de los maestros Aristófanes y Rabelais. Varios poetas —Shelley, Byron, Wordsworth y el propio Peacock, presentados en la novela con otros nombres, siempre hilarantes— se encierran en la vieja mansión familiar de uno de ellos. Recitan poemas, viajan mentalmente a Grecia, reflexionan sobre el trascendentalismo y se sienten inquietos por dos jóvenes y bellas mujeres cuya presencia en la casa da lugar a un tremendo enredo.

Abadía Pesadilla es una de las novelas más conocidas y celebradas de Thomas Love Peacock. En ella el autor desarrolla todo su genio literario, parodiando el género romántico y satirizando a poetas e intelectuales de la época amigos suyos y, lo que quizás sea más importante, a sí mismo. El libro, además de tratar sobre el romanticismo y los románticos desde dentro, lo hace desde una de las líneas creativas reivindicadas por dicho movimiento: el juego, la broma, la autocrítica y el ingenio. Por ello, porque constituye un documento de primera mano para conocer la génesis de una de las grandes renovaciones estéticas —pero también ética y hasta política— más importantes del arte occidental, y porque está escrito en un estilo liviano e ingenioso que habrá de tener gran repercusión en la narrativa posterior, creemos que resulta imprescindible editar este libro y ofrecerlo en una cuidada traducción a los lectores de lengua española.


Llenar tu nombre
Ana Rossetti
Bartleby Editores

«Quizá el oficio del poeta no haya sido otro, a través de los siglos, que llenar de sentido el término poesía. Ana Rossetti, en este libro cargado de sugerencias, de reflexiones sobre la materia poética, se alía con las palabras para indagar en sus poderes y en su misterio e intentar llenar ese nombre por el que, en el fondo, circula la existencia. En la poesía está la vida. Está el amor. Y la muerte. En ella vive la naturaleza y respiran los sueños. Convive lo real y lo imaginado. La certeza y la incertidumbre. El gozo y el sufrimiento. Sobre tales afirmaciones se levanta este perturbador y luminoso Llenar tu nombre, un poemario que pone de relieve la plena madurez creativa de su autora.» Manuel Rico


Pascua en todas partes
Darcey Steinke
Traducción de Rafael Aníbal
Kailas 

Darcey Steinke propone en este texto una autobiografía espiritual. La escritora americana desvela detalles de su infancia, de sus primeros pasos como escritora, y de su maternidad, en un ejercicio magistral de reflexión. «Este libro no es otra cosa más que sabiduría.» The New York Times




Archivo histórico