Secciones:

Boletín de novedades

Reciba nuestro Divertín de manera regular y gratuita.
Su e-mail

¡Web seleccionada entre las mejores!

Errata

Evaristo Aguirre

Léase con calma

Una familia alemana, relacionada con la industria cervecera, llega a España allá por los años treinta; les atraviesa la Guerra Civil, por lo que regresan a su país. Las cosas allí no pintan bien y, terminada la contienda española, regresan a Madrid. Los pozos de la nieve (Acantilado) cuenta su historia, con la figura de un descendiente de aquellos como una sombra en la narración.


Hubo una inmigración en España, desde mediados del siglo XIX, que procedía de Inglaterra, de Alemania, de Bélgica. En general, se trataba de personas cualificadas que llegaban para trabajar en la incipiente industria nacional, casi siempre como ingenieros o cosas parecidas. Más adelante, fueron la política –mediante dictaduras represoras o directamente guerras– y las crisis económicas las que siguieron empujando a ciudadanos europeos a instalarse en el país. Y se quedaron a vivir; y sus descendientes, convertidos en españoles de tomo y lomo en apenas una generación, conservaron, y conservan, apellidos sonoros.

No sé si la autora de esta novela, Berta Vías Mahou (Madrid, 1961), es una de estas descendientes de inmigrantes europeos. He leído que es traductora del alemán (y autora de otros dos libros de narrativa: Leo en la cama, de 1999, y Ladera norte, de 2001) y su segundo apellido tiene claras resonancias cerveceras (actividad del patriarca de la familia protagonista de la novela). De todas formas, poco o nada importa.


Los pozos de la nieve es una delicada saga familiar poblada de personajes tranquilos en medio de fuertes tormentas. Ahora, que tantos se meten a novelar la Guerra Civil española y su posguerra, a veces con tantos prejuicios y tan poca información, el lector se encuentra aquí con alguna víctima de las ideologías fanatizadas; con hombres y mujeres que se adaptan a la situación, no sin sentir molestia y desagrado, pero que tienen que vivir y eso hacen. La novela está contada como los recuerdos de alguien, puede que como la búsqueda de alguna clave familiar necesaria. Es sutil en sus descripciones y en la presentación de sentimientos. Se lee con calma, como parece que vivieron ­–y algunos murieron– los protagonistas.

eaguirre@divertinajes.com




Archivo histórico