Secciones:

Boletín de novedades

Reciba nuestro Divertín de manera regular y gratuita.
Su e-mail

¡Web seleccionada entre las mejores!

Círculo de iluminación

Eva Orúe

Un poco de todo

Comentarios, correcciones, aportaciones... aquí. Gracias.

Me lo habían comentado varias personas. Que si Pimentel vuelve a la política, que si Almuzara va regular y hay despidos, que si su participación en Librerías Beta está en el alero porque no han podido hacer frente a la segunda parte del pago comprometido... Confieso que esta mañana he leído con interés los periódicos andaluces, para ver si encontraba alguna pista sobre ese regreso en las informaciones sobre el congreso del PP andaluz. Y he leído esto en el Diario de Sevilla: «Manuel Pimentel, en unas declaraciones grabadas en su despacho, ha aprovechado para lanzar un reto de pedir, en estos momentos de crisis económica, que se pueda "recuperar" el talento de todos los andaluces, y convertir el "desarrollo cultural" en una política importante para el futuro de la comunidad.

»Tras desear "mucha suerte" al PP andaluz en su 12 Congreso, el ex ministro se ha referido a Javier Arenas, de quien ha dicho que es "más que un amigo", y del que ha recordado que fue "de su mano" de quien comenzó su periplo político, y con el que vivió el tiempo "más hermoso" de su carrera política tanto en el PP como en el Gobierno.

Entonces, ¿es verdad? «Ni en mi ánimo, ni en mi cabeza, ni entre mis opciones está el regresar a la política.» Al otro lado del teléfono (antes se decía «del hilo telefónico» y tenía más sentido. Los móviles acaban con la magia retro), Manuel Pimentel suena contundente. «Me habían llegado esos rumores, que no sé de dónde salen. No vuelvo a la política, y la editorial va bien.» ¿Y el vídeo? Me da la impresión de que por lo bajini maldice el momento en que aceptó grabarlo... «¡Había 14 vídeos, de gays y lesbianas, de autónomos, de agricultores...! Me lo pidieron varias veces y no tuve la fuerza moral de decir “no”.

Falta por aclarar lo de su participación en Librerías Beta. «Nosotros entramos en la cadena con un 20% y con una opción de ampliar esa participación... pero nos hemos quedado así. Y la cadena va muy bien»

Aclarado, pues.

La otra literatura española

Desde siempre, el patio literario español (no en español, sino el que se abre en esta península) ha acogido a autores procedentes del otro lado del Atlántico, escritores que venían a lo que algunos siguen llamando la Madre Patria (madrastra, apuntarán otros) por razones diversas, no siempre artísticas, y que aquí encontraban un lugar en el que trabajar en paz, y desde donde mejorar su escritura. Los ejemplos clásicos están en la mente de todos, pero aún hoy (Fresán, Roncagliolo, Neuman, Vázquez Rial, Taibo, por citar a unos pocos bien diversos) decenas de literatos de lengua española y acento peruano, argentino, mexicano o chileno siguen creando entre nosotros, y que sea por mucho tiempo.


Menos habituados estamos a leer autores que, nacidos en latitudes que no hablan la lengua de Cervantes, se instalan aquí y escriben en nuestra lengua (en cualquiera de ellas), algo (recuerda: Nabokov, Conrad...) habitual en otras literaturas. Tanto mejor para nosotros. Lo pensé hace unos meses, cuando El tercer nombre pubicó Dedos De Dátiles, de Muhsin Al-Ramli, novelista y dramaturgo iraquí, traductor al árabe de los clásicos castellanos, que vive en Madrid y escribió esa novela en castellano.


Y vuelvo a ello ahora, cuando Planeta ultima la edición en castellano de El último patriarca, la historia de un emigrante marroquí y sus problemas con una hija adolescente que busca integrarse en la sociedad catalana y con la que Nayat El Hachmi, originaria de Nador (Marruecos), ganó el premio Ramon Llull, galardón que reconoce los méritos de una novela escrita originalmente en lengua catalana.   

Es cierto que son casos bien diferentes, porque Nayat llegó a España, a Cataluña, con sólo 8 años, en tanto que Mushin lo hizo ya adulto. Pero me gusta creer que los idiomas que hablo pueden ser el mejor de los puntos de encuentro...

¿Y si fuera en España?

Ce sera Houellebecq vs... BHL. Source de nombreux fantasmes, le "livre secret" annoncé par Flammarion en juin dernier, se dévoile. Si l'on savait que l'auteur de La possibilité d'une île en était l'un des auteurs, le JDD révèle aujourd'hui l'identité du second, en la personne de l'incontournable philosophe. L'ouvrage s'appellera Ennemis publics. Il sort le 8 octobre.

El Journal du Dimanche venía ayer con exclusiva: Bernard-Henri Lévy es el otro, el compañero de Houellebecq en esa aventura editorial titulada Enemigos públicos. La prensa española lo recoge hoy: «Filósofo chic 'versus' novelista turbio», titula El Mundo con crónica de su corresponsal en París, Rubén Amón, quien escribe: «¿Cómo han escrito el libro? ¿De qué hablan? ¿Qué método de trabajo han escogido? Son pocos los detalles que han trascendido al respecto, aunque Enemigos públicos parece haberse concebido con la fórmula de un intercambio epistolar. Sin reglas ni argumentos preestablecidos».

Pasemos por alto el versus y centrémonos en lo esencial... Si una editorial española apadrinara una iniciativa similar, ¿a quién elegiría? Se admiten propuestas... aquí.

Fosas


Me pregunto si la decisión de abrir la fosa donde presumiblemente descansan los restos mortales de García Lorca será ocasión propicia para dar una nueva vida a todo lo que se ha escrito sobre Federico.

La respuesta está en mi buzón, donde encuentro la edición en bolsillo (Punto de lectura) de El hombre que detuvo a García Lorca. Ramón Ruiz Alonso y la muerte del poeta, obra de Ian Gibson, uno de los que con más entusiasmo ha defendido la necesidad de exhumar sus restos mortales.

Musas


Recibo de una tacada dos libros, distintos y distantes (la mejor manera de vencer la tentación del tópico es caer en lo manido), referidos a dos musas del siglo XX, dos obras que no hacen sino revalidar la vigencia de aquéllas que nos hicieron soñar en la centura finiquitada.

Buscando a Marilyn, de Ignacio Carrión (Rey Lear) es la historia de una búsqueda emprendida en el verano de 1987, 25 años después de la muerte de la Monroe, cuando el autor recorrió Estados Unidos de costa a costa en busca de las huellas del sex-symbol que enamoró al mundo. Este libro recopila por primera vez aquel extenso y melancólico recorrido por la geografía del mito.


Lili Marleen. Canción de amor y muerte, de Rosa Sala Rose (Global Rhythm) es no una mujer (aunque algunos la confundan con Marlene Dietrich) sino una canción, «la única contribución positiva de los nazis al mundo», en opinión de John Steinbeck, un fenómeno de masas que la todopoderosa propaganda alemana no pudo controlar.

«Un compositor nazi le había puesto música a un poema nacido en las trincheras de la Primera Guerra Mundial, y una alemana enamorada de un judío aportó la voz que llevaría esos versos a la fama —leo en la contraportada—. Emitida por una emisora militar todas las noches poco antes de las diez, “Lili Marleen” unió y dio esperanzas a los acongojados y perseguidos de toda Europa: incluso junto a las cámaras de gas sonaron sus melancólicas notas. El mundo estaba ferozmente dividido en dos bandos irreconciliables, pero "Lili Marleen" atravesó todas las fronteras y hostilidades para moverse en una ambigüedad que desafiaba pautas y disciplinas: era un producto del Tercer Reich que también cantaban los soldados ingleses o norteamericanos. Y si terminada la guerra los veteranos británicos la escuchan entre ovaciones, Marlene Dietrich es abucheada en Polonia por cantarla en alemán. Cómo "Lili Marleen", la canción alemana más célebre de todos los tiempos, pudo preservar su inocencia y acunar con su etérea belleza una época de horror es todavía un misterio. Un misterio que este ensayo trata de iluminar.»

Escribo estas líneas mientras escucho el CD que acompaña al libro. La banda sonora de una historia menuda, y memorable.

Qwerty


La próxima semana, concretamente el día 25, se celebra la segunda edición de los Premis Qwerty, fiesta que tendrá lugar en el MACBA. Y no se crean que no siento no poder asistir.

Los galardones, creados por el programa cultural homónimo de Barcelona TV (BTV), no tienen dotación económica, pero sí trascendencia, y son el resultado de las deliberaciones de un jurado formado por periodistas, agentes, libreros, críticos y escritores, colaboradores de la emisión.

Entre los destacados de este año están Crematorio, de Rafael Chirbes (Anagrama, mejor libro en castellano), La bodega, de Noah Gordon (Roca Editorial, mejor best-seller), Vista cansada, de Luis García Montero (Visor, mejor poemario), y la traducción al catalán de la inmensa Vida y destino, de Vasili Grossman (Galaxia Gutenberg), reconocimiento éste con el que se subsana un «olvido» del año anterior, cuando la primera edición de los premios no reconoció la aparición en castellano de esta obra magna.

Disfrutad de la fiesta, compañeros.

PD.- Les imagino informados, pero como siempre hay despistados... ¿Qué significa Qwerty? Busquen en el teclado de su ordenador las seis primeras letras, desde la Q hacia la derecha, y lo sabrán. (El teclado QWERTY es la distribución de teclado más común. Fue diseñado y patentado por Christopher Sholes en 1868 y vendido a Remington en 1873.)

Y ya que hablamos de fiestas

La semana pasada, en Barcelona, me pasé por la de presentación de Miscelánea, el sello que sustituye a la colección «Lettera» de Roca Editorial y cuya editora es Patricia Escalona, que dos días después se presentaba en Madrid.

Tiempo habrá de volver sobre esta apuesta, con la que pretenden lograr «una difusión más grande para un tipo de libros que no tiene todavía un público masivo», y que se estrena con Tigre blanco, de Aravind Adiga, y Mr. Sebastian y el Mago Negro, del autor de Big Fish, Daniel Wallace.

Este lunes, en su blog, Blanca Rosa Roca, alma mater de Roca Editorial, echa la vista atrás. En septiembre de 2003, seis personas se juntaron para crear una editorial, cada uno como responsable de un departamento, conociendo muy bien la labor a realizar. «Empezamos con mucha ilusión y muchas ganas, teníamos tiempo para explicarnos unos a otros los avances y gestiones realizadas, al final de la jornada nos íbamos a tomar algo juntos, ahora hemos crecido, somos 15 personas y tenemos mucho más trabajo: más libros, más autores, nuevas colecciones, hemos creado otros sellos editoriales: Terciopelo, Tempus, Pirueta, RocaBolsillo y ahora con la misma ilusión y con 5 años más de experiencia queríamos hacer algo diferente y por ello hemos creado el sello independiente, MISCELÁNEA». Un sello, añado yo, fruto en gran parte del empeño personal de Escalona.

Quería sólo darle la bienvenida, desearle lo mejor, y comentar mi asombro porque en la presentación (amenizada por un mago que nos dejó a todos ojipláticos), además de una nutrida representación de «la competencia», había varios autores conocidos y uno del que dicen que es raro de ver en estos saraos: Jonathan Little, autor de Las benévolas y vecino de Barcelona desde hace algún tiempo.

Acuse de recibo


Cuerpos
Miguel Florián
Ediciones La Palma

En Cuerpos, Florián nos aproxima al luminoso universo de la experiencia erótica mediante una colección de textos en prosa que aúna la fuerza reconcentrada de su mejor poesía con una lucidísima reflexión filosófica. Una escritura tensa y vibrante a medio camino entre el aforismo y el diario íntimo, e inscrita en la mejor tradición del pensamiento poético contemporáneo.

«Distingo en sus escritos una hondura poética de la que me siento muy próximo.» Yves Bonnefoy

«Ese terreno intermedio –o de mediación– entre la palabra pensante y la palabra poetizante en que Florián se mueve ha sido privilegiado por la poesía y por el pensamiento de la modernidad.» José Ángel Valente


El club de la calceta
María Reimóndez
Algaida

Seis mujeres muy diferentes entre sí asisten a clases de calceta, un lugar donde convergen sus frustraciones pero donde, al mismo tiempo, toman conciencia de su situación y de la necesidad de superarla. A través de un espacio tan tradicionalmente femenino como la calceta, Reimóndez da la voz a estas mujeres que, desde sus diferencias, consiguen encontrar en la unión la fuerza necesaria para sobreponerse a un presente que las niega o menosprecia. Con un estilo ágil que hace de la lectura una experiencia entretenida y, a veces, incluso hilarante, la autora de El club de la calceta nos ofrece una novela que, tras la sorpresa que causa, hace emerger una profunda reflexión y revisión sobre la condición femenina. Inspiradas en la figura liberadora de la tía Davinia, Matilde, Anxos, Rebeca, Elvira, Luz y Fernanda nos hacen partícipes de su historia desde perspectivas múltiples que deshacen los hilos de una sociedad machista.

Publicada originalmente en gallego (O club da calceta), recibió el Premio San Juan Clemente en 2007, ha sido adaptada al teatro y a la televisión y traducida al italiano.


El tablero de la oca. Juego, figuración, símbolo
María José Martínez Vázquez de Parga
451

No todo el que lo desea entra en el Jardín de las Ocas. Antes hay que saltar sobre los peligros: la Cárcel, el Laberinto, el Pozo, la Muerte... Al final, en la última casilla, espera la eternidad. El tablero de la oca desciende de los tableros de juegos que se practicaban ya en el Antiguo Egipto. Su estructura, que es también la de este libro, lleva al jugador, al lector, por un camino de conocimiento interdisciplinario, que puede recorrerse con los dados en la mano y que traza una metáfora espiral de la vida. Más de quinientas imágenes del arte de todos los tiempos y culturas forman un discurso visual que, como el del juego de la oca, es vía de entretenimiento, goce estético y conocimiento.


El documento Saldaña
Pedro de Paz
Planeta

Miguel Cortés, un buscavidas que subsiste aceptando todo tipo de trabajos en el límite de la legalidad, recibe un día una peculiar propuesta: localizar y recuperar un antiguo documento redactado por un afamado empresario de principios del siglo pasado que contiene las claves de un tesoro artístico de incalculable valor. La mujer que lo custodiaba ha sido brutalmente asesinada y el documento Saldaña ha desaparecido. Atraído por una generosa oferta económica, Cortés acepta un encargo que lo llevará a introducirse en un inquietante juego de espejos en el que nada es lo que parece ser y que le acabará conduciendo hasta un fabuloso legado artístico desaparecido en los tumultuosos inicios de la guerra civil española y que fue dado por perdido para siempre. Un legado por el que muchas personas no dudarían en matar. Junto a Miguel Cortés, Lola, experta en arte y compañera de la mujer asesinada, se convertirá en su mejor aliada en esta peligrosa, y a la vez fascinante, aventura.




Archivo histórico