Secciones:

Boletín de novedades

Reciba nuestro Divertín de manera regular y gratuita.
Su e-mail

¡Web seleccionada entre las mejores!

Círculo de iluminación

Eva Orúe

Llenando un vacío

Introducción

Hace algún tiempo, Rafael Reig, autor de unas impagables sentencias literarias (dictadas semanalmente en El Cultural, recopiladas luego por Caballo de Troya) me comentó que sopesaba la posibilidad de escribir un libro haciendo la inmisericorde crítica de libros nunca publicados… De hecho, y si la memoria no me falla, fue exactamente lo que «perpetró» en un delirante artículo aparecido en uno de los primeros números del (entonces recién aparecido) diario Público

No sé si anda aún en ese empeño, pero sí sé que tal tarea colocaría al asturiano en la senda de grandes autores como Swift, Rabelais, Borges o Lem, adictos al género, maestros en el singular género de la reseñas del libro inexistente…

A lo que voy


Leí la noticia en la sección de Ricard Ruiz Garzón y me costaba creérmela. No por Ricard, claro, sino porque no acababa de entender las razones por las que un editor que acaba de sacar un libro que funciona perfectamente (va por la tercera edición) querría matar esa gallina de los huevos de oro editando ya mismo otra obra del mismo escritor. Pero lo cierto es la verdad: Impedimenta saca Vacío perfecto cuando El hospital de la transfiguración, ambas de Stanislaw Lem, está en pleno auge comercial. Y de paso, anuncia biblioteca: la Biblioteca Lem.

Así que como marcan los cánones, me dirigí a la fuente. «Con la aparición de Vacío perfecto, recuperando la magistral traducción que en los ochenta hizo Jadwiga Maurizio, Impedimenta emprende la publicación de la práctica totalidad de la BIBLIOTECA DEL SIGLO XXI (conformada por una de las obras maestras del autor polaco: Vacío perfecto (1971), y por otras tres obras deudoras de la primera: Magnitud imaginaria (1973), Golem XIV (1981) y Provocación (1982) -me explicó Enrique Redel-. De hecho, fue curiosamente la última pieza de la Biblioteca, Provocación, una obra menor en comparación con la gran hazaña de Vacío perfecto, la primera que tuve el placer de editar en febrero de 2005, cuando ejercía de editor en la editorial Funambulista. Puede decirse que Provocación era un proyecto del escritor David Torres. Ya mucho antes de que yo fundara, junto a otros socios, la editorial Funambulista, Torres me decía: Cuando montes tu propia editorial, lo primero que tienes que hacer es publicar Provocación. Demostró no equivocarse. Mi socio de entonces en aquella editorial no creía mucho en el libro, pero finalmente, tras una lectura favorable de un amigo de donde él vivía, conseguimos publicarlo, con un éxito considerable, acompañado de un prólogo del propio Torres


No obstante, quedaba pendiente la publicación, y en algún caso la reedición, de las otras tres obras que conforman la Biblioteca del Siglo XXI, un corpus que, bajo el punto de vista de la crítica especializada, constituye una de las cumbres creativas de Stanislaw Lem, y un resumen de sus preocupaciones existenciales, literarias y científicas. Lem es un novelista que cuenta con legiones de lectores en todo el mundo. Encasillado de modo fácil en el dudoso gueto del género de la ciencia ficción, es un autor que reclama su lugar entre los más grandes, y ser editado con los mismos cánones estéticos y en las mismas colecciones que los autores fundacionales de la literatura europea.

«Es por eso que Impedimenta, tras un importante acuerdo con los herederos de Stanislaw Lem, se propone publicar, en los próximos dos años, las tres obras que completan la citada Biblioteca del Siglo XXI, con nuevas traducciones o bien con traducciones clásicas revisadas, y con prólogos de autores prestigiosos. Y el proyecto se inaugura con Vacío perfecto

La Biblioteca del Siglo XXI se completará con la publicación, en 2009, de Magnitud imaginaria, una nueva colección de reseñas de libros imaginarios. En 2010 se publicará la última entrega de la Biblioteca, Golem XIV, inédita hasta ahora en castellano, y que constituye por sí misma un trasgresor tratado sobre la Inteligencia Artificial.

Estambul-Constantinopla

La semana pasada, y a propósito de una novedad de Páginas de Espuma, hablamos de Edmondo de Amicis y de su libro Constantinopla. La casualidad ha querido que, pasados los días, haya recordado una elogiosísima referencia a esa obra que quiero compartir con ustedes.

Está en Estambul, de Orhan Pamuk. El Nobel turco analiza las caminatas melancólicas de Théopile Gautier por los suburbios de la ciudad, fruto de las cuales es su libro Constantinopla (muy originales en los títulos no son, la verdad), y dice esto: «Aquel grueso volumen se tradujo a multitud de lenguas y se hizo muy popular, es el mejor de los libros escritos sobre Estambul en el siglo XIX, después de Constantinopoli que el italiano Edmondo de Amicis publicaría veinticinco años más tarde en Milán».

Y no tengo nada más que añadir.

Cambio de tercio

Y no me refiero ni al de Flandes, ni al de varas, aunque pesados los hay en todas partes.

Como ya nada es lo que fue, y mucho menos lo que será, Amazon ha decidido ofrecer las biografías de las candidatas a Primera Dama de Lyon Press antes en Kindle —su libro electrónico— que en versión clásica, negro sobre blando y sobre papel.

Los libros son (y el orden no implica preferencia personal de quien esta sección firma) Cindy McCain: Elegance, Good Will and Hope for a New America de Alicia Colon, y Michelle Obama: Grace and Intelligence in a Time of Change, de Elizabeth Lightfoot. La idea es lanzar hoy mismo el texto sobre la señora Obama, esperar una semana para sacar a la venta el de la señora McCain (sus respectivas ventas serán analizadas, ya lo verán, como un indicio del voto de noviembre) e, inmediatamente después de las elecciones, Lyons imprimirá el libro de la mujer del candidato ganador y se ahorrará así un montón de papel.

Pues eso.

Coincidencia

Uno de los últimos trabajos de David Foster Wallace fue la reescritura de un ensayo datado en 2000 sobre el hoy candidato republicano a la presidencia, al que además había seguido durante la campaña para la nominación por encargo de Rolling Stone. Aquel texto se tituló McCain's Promise: Aboard the Straight Talk Express With John McCain and a Whole Bunch of Actual Reporters, Thinking About Hope. Wallace (La broma infinita, La niña del pelo raro, Algo supuestamente divertido que nunca volveré a hacer, Entrevistas breves con hombres repulsivos) tenía un don para los títulos… Si quieren reencontrarse con él, visiten el catálogo de Mondadori.

No tiene nada que ver

Lo sé, pero como esta semana, por razones que sería largo de explicar no puedo incluir la sección ACUSE DE RECIBO, me he propuesto terminar con un estrambote. La contraportada de El País está dedicada a Tomás Gómez, líder de los socialistas madrileños.

La fórmula de esa última página, quizá la conozcan, es invitar a desayunar, comer o cenar a alguien y el periodista no sólo indica el lugar sino el precio. Pues bien: en tiempos de rigor presupuestario, de congelación salarial y de despidos en masa, el hombre de izquierdas de la Comunidad de Madrid ha comido en un restaurante donde los ravioli con huevo cuestan un ídem (20 euracos), y la comida para dos se salda tras abonar 106,47 curruchacos.

Que ya lo sé, que no es dinero para estos tiempos que corren, pero otros hubo, más avispados, que se dejaron entrevistar al calor de un café con tostada, que sale más económico.

La subida del precio del petróleo es buena para la lectura

Es, sin duda, un efecto colateral que ni Chávez ni los jeques ni los especuladores pudieron prever. Y no es una ocurrencia de la iluminada de este Círculo.

La American Library Association, es decir, la organización que agrupa a los responsables de las librerías públicas estadounidenses, asegura que desde hace un tiempo, coincidiendo con la explosión y el auge de la crisis, las salas de lectura están más y más llenas. El dato: en 2008 se ha producido un incremento del 10% respecto a 2007 tanto en visitas como en préstamos.

Sabido lo cual, confieso que tengo el corazón partío: ¿he de rezar para que el petróleo siga por las nubes para que la gente lea más, o habrá que aceptar que el mundo necesita gasolina a buen precio aunque eso nos aleje un poco más de los libros? Tremendo dilema.

Plataforma cumple un año

La editorial de Jordi Nadal, cuya sede está en Barcelona, quiere soplar su primera vela en Madrid pero sin abandonar territorio catalán. Por eso ha elegido el Centro Cultural Blanquerna como escenario de la fiesta, a la que están invitados desde ya todos los que quieran asistir y en la que se celebrarán los éxitos de ventas de la editorial.

En el acto, que tendrá lugar a las 20.30 del 30 de octubre, intervendrán además del editor algunos de sus autores-fetiche: Albert Figueras (autor de Pequeñas grandes cosas), Andrés Martín (Con rumbo propio), Marta Aguilar (Sin nietos) e, inevitablemente, Àlex Rovira (Las palabras que curan). Además, se sumarán mediante un vídeo de felicitación Thomas Buergenthal (Un niño afortunado) y algún que otro colaborador lejano que, en ese día, quiere estar cerca.




Archivo histórico