Secciones:

Boletín de novedades

Reciba nuestro Divertín de manera regular y gratuita.
Su e-mail

¡Web seleccionada entre las mejores!

Alicia en la realidad

Adriana Davidova

Una luz encendida...


  -Bueno, quizá los sentimientos de usted sean distintos a los míos, porque le aseguro que a mi me parecería muy raro.

 Lewis Carroll 

 La luz se apaga y todo vuelve a la inquietud.

He recorrido kilómetros y kilómetros de vida (si es que se me permite medir mi vida en kilómetros) y nunca he conseguido dormirme plácidamente con la luz apagada.

 Alicia- ¿Por qué?.. No lo entiendo. A mí la oscuridad me da sosiego, es como si pudiera expandirme libremente a lo largo y a lo ancho de mi propia imaginación... E incluso, te diría que siento como si flotara un poquito por encima de la cama.

 Adriana- Jajajajajajaja... Ya, precisamente ese es mi problema, que me expando y expando y expando hasta el punto de perderme... Floto como tú por encima de la cama, pero me adentro en el mundo al revés de Siempre Jamás... y es un mundo de pesadillas, donde seres densos y oscuros me cercan y tiran de mí hacia lugares aun más inhóspitos. 

Alicia- Vaya... Yo ensueño todo lo que se me antoja... Tal vez simplemente tú no sepas ensoñar aquello que deseas... 

Adriana- No... Sí que sé. Pero con la luz pequeña encendida. Con la luz apagada me sobrepasan los demonios... 

Alicia- Tienes la habilidad de asustarme siempre. En plena luz de día... Siempre te muestras tan extraña conmigo, cuando se supone que yo soy la especial para ti, que yo te sorprendo y te guío a través de los lugares que tú sola no sabes cómo... 

Adriana- Jajajajajajaja... ¡Lo siento! Yo no pretendo angustiarte. 

Alicia- Vale... Sigue hablando. Yo cerraré los ojos y te escucharé atentamente... ¡Vamos!

  Apago la luz. Es un gesto, pero también es un símbolo. Es varias cosas a la vez. Como las palabras maleta de Lewis Carroll. Una acción maleta.

 Se apaga la luz del camerino.

 Se apaga la luz del patio de butacas para subir a escena.

 Se apaga la luz de la sala para proyectar la película.

 Se apaga la luz...

 Yo apago la luz y tiemblo.

 No hay mucho más. No hay ningún misterio en ello.

 Si me abrazan con fuerza, no tengo tanto miedo. Así de simple. Jajajajajaja... Parece algo estereotipado, lo sé... pero tiene explicaciones casi biológicas. También otras casi parapsicológicas y algunas puramente físicas.

Alicia- Me estás liando. ¡No lo entiendo! 

Adriana- Tranquila... Te cuento. Cuando me abrazan con fuerza, simplemente me noto sostenida y de algún modo definida. Como si al apretar trozos de mí, esos trozos llegan a definirse. Se autoperciben... y por consiguiente, yo en vez de diluirme en una especie de nada oscura, cobro forma y dimensión y las piezas encajan.

Alicia- ¿Encajan de veras o tú te haces la ilusión de que encajan?

Adriana- Jajajajaja... ¡Basta! No pretendas confundirme ahora tú a mí...

 Simplemente imagina que eres pequeña, muy pequeña y que al apagar la luz ves todo de un modo tan distinto a lo habitual que el contraste generado es enorme... y tú eres tan pequeña que no puedes, ni siquiera lo intentas, racionalizar sobre lo que sucede. Y eso que sucede no se detiene. Sucede.

 Y de allí que siempre buscas, busco, una luz...

 Una pequeña lámpara cerca de la cama. Así, puedo ir de un lugar a otro a placer, sin ser llevada por el miedo... Como los gatos, que siempre tienen parte de sus bigotes anclados en el duermevela, mientras que el resto de su ser duerme y ensueña... con ronroneos o sin ellos. Y siempre uno de sus ojos brillantes, está dispuesto a abrirse enseguida para ver bien donde se encuentra... y tal vez, poder elegir.

 Duermevelar.

 Acción maleta.

 

 A.D.

  Pequeños Deberes-

 Si tienes miedo... deja una pequeña luz encendida. Por si acaso.

 Y si eres tan valiente que nunca tienes miedo a lo que sucede en la oscuridad, sonríe y ponte a Duermevelar. O simplemente duerme y sueña... 


"En mi cabeza, un poco dolorida, se mezclaban las dos voces en una cantinela con fondo de lluvia y me adormecían."

 

Extracto de la novela Nada de Carmen Laforet.

Fotos: Fotogramas de La Esquina.(2008) L.R.  




Archivo histórico