Secciones:

Boletín de novedades

Reciba nuestro Divertín de manera regular y gratuita.
Su e-mail

¡Web seleccionada entre las mejores!

¡Ese libro era mío!

Editores enREDados

El maestro Chaves Nogales, que estaba allí

por Carola Moreno, editora de Barataria


Hace unos meses me descubrieron la espléndida edición que había hecho la Diputación de Sevilla de la obra periodística de Manuel Chaves Nogales. Juan Diego, mi socio sevillano, me pasó el Juan Belmonte, matador de toros, en una edición de bolsillo de Alianza, de aquellas con las irrepetibles cubiertas de Daniel Gil y las no menos irrepetibles (esperemos) encuadernaciones a la americana que se desintegran a la segunda lectura. Hoja a hoja, recomponiendo como pude el libro, surgió lo que sólo puede llamarse un amor a primera lectura.

Chaves Nogales sería mío o no sería de nadie. Como los grandes amores comienzan con un arrebato de celos que van, paulatinamente pasando a un amor más desprendido. Porque, en realidad, lo que los editores queremos es que se conozca a los grandes de la literatura, que esas joyas no queden guardadas en el arcón, que esos textos que nos dicen mucho sobre nosotros mismos lleguen al mayor número posible de personas y editar a Chaves Nogales entra en esa categoría.

Chaves Nogales tiene el poder de meternos en una vida sin mayúsculas. Hay en sus descripciones una atmósfera extraña y extrañamente familiar, como de pereza de siesta cargada de olores y sabores ácidos y sensuales, hay personajes muy corpóreos, hay personas que hablan de sus cosas con una naturalidad que oculta viejas sabidurías, hay caminos llenos de polvo secular y muy patriótico.


Un hombre que escribió, ya en 1920, Narraciones maravillosas y biografías ejemplares de algunos grandes hombres humildes y desconocidos sabe de lo importante, sabe de los hombres comunes que la casualidad les pone en el centro de la Historia, así con mayúsculas y con su El maestro Juan Martínez que estuvo allí nos ha permitido conocer más de la Revolución Rusa  y de la guerra que muchos tratados monográficos sobre el tema, porque el maestro Juan Martínez no es historiador, no, ni falta que le hace, él es un bailaor, de Burgos, además, que escapa con su Sole a buscarse la vida por esos mundos de dios,  nunca mejor dicho, y llega a Rusia, a través de Turquía, poco antes de febrero del 17 y no le hicieron falta los libros porque él estaba allí. Y vio y luego contó, ya en París, lo que aquellos seis años en los que no pudo abandonar la ya Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas,  pasó por delante de sus ojos, desde los grandes asesinatos de todos contra todos hasta la lucha por un mendrugo de pan, en la mejor tradición de la literatura patria porque “la guerra no la hacen los hambrientos”.

Chaves Nogales fue un enorme periodista y un enorme escritor, que su obra se encuentre al alcance de los lectores españoles es un lujo para todos, es un lujo que hubiera querido servir yo misma en bandeja Barataria pero que finalmente, me consuelo,  lo importante es que esté, que esté disponible, que esté editada y cuidada, que esté en las librerías para alegría de todos los buenos lectores. Enhorabuena a Libros del Asteroide.

¡¡¡Juro que no me volverá a pasar!!!

Algunas propuestas de Barataria


Historia de la columna infame 
Alessandro Manzoni
Nota de Leonardo Sciascia
Traducción de Elena de Grau

Precursora de la novela de investigación judicial, la Historia de la columna infame se publicó por primera vez como apéndice de Los novios, la gran novela del italiano moderno. Sin embargo Manzoni, quizá preocupado por la incoherencia de incluir hechos históricos en una obra de ficción, decidió publicarla por separado. Los hechos que analiza la novela se remontan a 1630. Milán, entonces bajo dominio español, sufre una epidemia de peste. Una vieja chismosa lanza una acusación contra el comisario de Sanidad: lo había visto «untar» las paredes del vecindario. Los acusados son brutalmente torturados y confiesan. La sentencia condena a los acusados a una muerte atroz.


Ron
Blaise Cendrars
Traducción de José Antonio Soriano

Con un estilo muy fluido y un lenguaje muy cercano al periodístico, Cendrars nos cuenta la vida de un hombre extraordinario: el escritor y aventurero Jean Galmot que, después de amasar una enorme fortuna en la Guayana, llega a conocer la prisión y la ruina. Al dibujar el retrato de un hombre idealista atrapado por su innato sentido de la libertad, el autor logra construir una especie de Quijote paradójico en lucha contra los poderes coloniales.

Diputado por Guayana, Jean Galmot fue acusado de especulación en el affaire del ron de 1919, y durante el proceso, en el que se defendió a sí mismo, se presentó como un empresario altruista atrapado por las maniobras hostiles de los grandes grupos financieros del mundo parisino. Acorralado, proclamó su amor inquebrantable por el pueblo de Guayana, que lo llamaba «papá Galmot», y juró defender su libertad hasta la muerte.


Spanya, S.A.
Miquel Silvestre

«Una gran novela con prodigiosa fabulación, sólida trama, personajes paródicos pero solventes, un trasfondo meta-literario en el que resuenan Kafka, Huxley, Orwell, Soylent Green y Metrópolis. Pero también toda la doctrina económica libertariana de Murray Rothbard, la Escuela de Las Vegas y Ayn Rand.

»Un infierno expresionista con apoteosis apocalíptica precedida por la redención a través del amor. El estilo es transparente con geniales incrustaciones de humor y brillantes fugas líricas.» Gonzalo Ugidos

Lea la crítica de Evaristo Aguirre en Divertinajes.com.


La encerrona
Eugene Izzi
Traducción de Eduardo Iriarte

Fabrizzio Falleti, Fabe, el mejor experto en cajas fuertes de Chicago está a punto de dar su último golpe y pasar a la reserva. Falletti, expulsado del cuerpo de policía, sólo tiene dos amigos: Doral Washington, un delincuente negro que es también colega y socio, y su ex compañero, el inspector de policía Jimmy Capone, quizás el único policía honrado de Chicago, jefe de la sección de Estupefacientes y con el que va a desayunar esa mañana. Un millón de dólares es su sueño, en efectivo, para comenzar su nueva vida. Un golpe limpio, una caja fuerte llena de dinero; como siempre, sólo cajas fuertes nunca droga, Fabe no toca la droga y su amigo Jimmy lo sabe, como sabe que la farlopa en Chicago no la mueve la mafia, oficialmente. Pero el golpe limpio se ensucia, la muerte de la hermana del mayor traficante de droga de toda la zona complica el negocio, la caja fuerte del intermediario tiene dinero, sí, pero también una gran cantidad de droga que Doral se niega a abandonar. Uno se queda con la pasta, el otro con la mercancía…

MAS INFORMACIÓN SOBRE BARATARIA EN http://www.barataria-ediciones.com/




Archivo histórico


Comentarios

Los comentarios son propiedad de quien los envio. Esta página no se responsabiliza de ellos.

En estos momentos pueden escribir comentarios:Usuarios registrados

Opciones de visualización de comentarios




Total. Páginas Comentarios

1