Secciones:

Boletín de novedades

Reciba nuestro Divertín de manera regular y gratuita.
Su e-mail

¡Web seleccionada entre las mejores!

Errata

Evaristo Aguirre

El verano

B. se acercó a una de las casetas de la feria del libro y se puso a mirar, a leer las solapas, a dejar que le llamara la atención un título, una portada, un autor conocido u otro desconocido. Hizo lo que se hace cuando se entra en una librería sin un objetivo concreto, que es una de las mejores maneras de ir a comprar libros.

Cuando nos encontramos al cabo de un rato, me enseñó la captura: Helena o el mar de verano. Resultaba que no había oído hablar de aquella novelita, ni le sonaba de nada su autor, Julián Ayesta. Me sorprendió… “¿No te he hablado yo de este libro nunca?”. “No”. Pues debería haberlo hecho, porque era evidente que tenía que gustarle. Lo leyó, unos días después, y, efectivamente, le gustó.  


Helena o el mar de verano (la última edición está publicada en El Acantilado) es una pequeña joya de la literatura española de la segunda parte del siglo XX que inexplicablemente está en ese mundo de los libros olvidados. Bueno, semiolvidados, porque se reedita cada cierto tiempo y es posible encontrarlo en las librerías. Helena… es la historia de un amor adolescente contado con una mirada inocente, optimista. Son ochenta páginas, divididas en siete capítulos que pueden ser siete relatos, relacionados por un hilo narrativo, pero que podrían leerse de manera independiente.

Y ejemplo de cómo pueden leerse de manera independiente son los Cuentos que publicó en 2001 la editorial Pre-Textos con un amplio estudio preliminar de Antonio Pau. Son nueve relatos rescatados de las revistas y periódicos donde aparecieron. Algunos de ellos podrían incluirse en Helena…


Julián Ayesta (1919-1996) fue diplomático, escribió teatro; perteneció a la Falange, aunque años después se puso del lado de la oposición interna al franquismo (con Dionisio Ridruejo y otros).

Bueno, el caso es que estas son, creo yo, lecturas perfectas para el verano, y por eso les dejo a ustedes con ellas, hasta los primeros días de septiembre.

eaguirre@divertinajes.com




Archivo histórico