Secciones:

Boletín de novedades

Reciba nuestro Divertín de manera regular y gratuita.
Su e-mail

¡Web seleccionada entre las mejores!

Círculo de iluminación

Eva Orúe

La CLÉ del asunto


La Feria del Libro de Madrid fluye tranquila, a la espera de la traca final, mientras por sus orillas hormiguean iniciativas, y no me refiero sólo a las firmas,  presentaciones, mesas redondas y demás actos rituales de apareamiento intelectual entre los profesionales del libro y los destinatarios de sus desvelos, los lectores.
 
Este miércoles, si no hay contraorden, se reunirán en un restaurante sito en una calle madrileña de nombre bien literario, un puñado de editores independientes que sopesan la posibilidad de crear un foro de debate profesional para potenciar la promoción y difusión de la cultura del libro y la edición, entendida en términos de independencia, catálogo y fomento de la edición como labor creativa.

Aunque aún no está en pie, el foro ya tiene nombre: Círculo del Libro y la Edición (CLÉ).

Los impulsores de la iniciativa consideran que semejante punto de encuentro permitiría propagar su ideario y sus opiniones consensuadas respecto a los diversos temas que afectan al libro y la edición, siempre en términos culturales, más allá de debates políticos, gremiales o de pirotecnia institucional. El foro se reuniría una vez al mes y estaría abierto a representantes de la cultura del libro, como libreros, escritores, ilustradores, traductores, bibliotecarios, poetas… 
 
En la lista inicial de asistentes a esa comida tal vez fundacional estaban Juan Casamayor (Páginas de Espuma), Francisco Javier Jiménez (Páginas de Espuma/ Fórcola Ediciones), Rocío de Isasa y Pote Huertas (Lengua de Trapo), Ramón Alba (Polifemo), Viviana Paletta y María Moreno (27 letras), Enrique Redel (Impedimenta), Javier Santillán (Gadir), Esther Rubio (Kókinos), Santiago Tobón (Sexto Piso), Aldo García y Carlos Pardo (Antonio Machado), Paulo Cosín (Morata), Delfín Seral (Clan), Diego Moreno (Nórdica), Julián Rodríguez (Periférica), Manuel Gil (Siruela), José María Arizcun (Miraguano), Federico Ibáñez (Castalia), Valeria Bergali (Minúscula), Antonio Huerga (Huerga y Fierro), Fernando Sáenz (Calambur) y Marta Alonso (Kailas). De Luis Solano (Libros del Asteroide), al que se da por interesado en la iniciativa, se indica que no podría asistir.

Sin embargo...


La idea no ha sido recibida con idéntico entusiasmo en todas las partes convocadas. De hecho, alguno hay que ya ha pedido que su nombre sea borrado de la lista (en realidad, nunca autorizó su inclusión), porque no cree que sea éste un momento adecuado para semejante iniciativa que, eso se teme, podría suponer indicio de división interna en la Comisión de Pequeñas Editoriales y en el Grupo Bibliodiversidad. Y las mismas reservas albergan otros que, en cualquier caso, se pasarán por ahí para calibrar el alcance de la iniciativa.

Llamo su atención sobre el hecho de que entre los convocados figuran quienes recientemente presentaron la asociación Contexto. Y una se pregunta hasta qué punto puede prosperar esta dinámica de conjuntos con zonas de intersección.

Oído por ahí

Ya saben que éste es un mundo de rumores que, a la manera de esas profecías que se autocumplen (¿o eran autoprofecías que se cumplen?), acaban confirmándose.

Entre los últimos, está el que apunta al ganador del Planeta, un filósofo con gafas pintureras, dicen. Aunque también podría ser un escritor de misterio turolense (y no me refiero a Jiménez Losantos).

Y este otro: el Ministerio de Defensa ha pedido colaboración (o quizá sólo se lo está pensando) a los expertos del sector para de desarrollar una Educación para la ciudadanía adecuada para aquellos que, no habiendo nacido en nuestro país, deciden incorporarse a nuestras Fuerzas Armadas.

El poema y la naranja


Queda dicho, la Feria es lugar propicio para todo tipo de encuentros. El que tuve el sábado fue por la tarde fue emocionante incluso para alguien como yo (no me quieran mal por ello) no especialmente adicta a la poesía. 

Compartí café y recuerdos con Pilar Paz Pasamar, poeta que deslumbrara a tantos hace medio siglo y que este 2008, ha regresado a Madrid, ciudad que abandonara buscando el sur por amor, y por alejarse de un ambiente, el literario, que no le gustaba especialmente. 

«Gerardo Diego me dijo: “Mira, Pilar, la fama, el dinero y todo eso no importa. Lo que importa es la obra bien hecha”. Ea, pues vamos a hacerla.» Y se fue a Cádiz, de la mano de quien sería su marido. «Tuve una clarividencia absoluta de lo que quería, era el sur, era el silencio». 

Pero, que nadie confunda silencio con inactividad porque, «he tenido la suerte de poder llegar escribiendo cada día, que escribo cada día, Eva, todos los días». Y el último destino ha sido el Parque del Retiro, donde ha presentado Los niños interiores (Calambur).  No se cansa Pilar de subrayar la emoción que siente «al volver otra vez, 50 años después, a la Feria del libro donde se publicó, en Afrodisia Aguado, mi primer libro». 

«Un poema —me dice— tiene que ser como una naranja, cerradito. Y al final que quede el sabor de eso que te ha puesto la boca llena de ácido, te está llenando por dentro, te ha alimentado.»

El viernes publicaré la conversación completa, una charla en la que también participó, y le doy gracias por ello, Manuel Francisco Reina.

[La fotografía que acompaña este texto es gentileza de Alicia Romay y el Hotel Palace.]

Un plagio de libro

O de Primero de plagio, como prefieran.

La noticia me llegó por el correo electrónico, y supongo que no soy la única que la recibió. Decía así:

«Una profesora alemana plagia El Derecho en la obra de Kafka de Lorenzo Silva editado por REY LEAR.

»La doctora Susanne Marie Weber, de la Philiphs-Universitat Marburg, ha plagiado textualmente, en la Revista Observaciones Filosóficas, las conclusiones aportadas por Lorenzo Silva en su ensayo El Derecho en la obra de Kafka, editado recientemente por REY LEAR.

»Bajo el título “El Derecho en la obra de Kafka”, la profesora Weber, copia literalmente el libro de Silva, con el epígrafe “El pensamiento jurídico de Kafka y su vigencia”, que casi coincide con el elegido por el escritor español para el último capítulo de su libro: "Sobre el posible pensamiento jurídico de Kafka y su vigencia".

»La autora del plagio firma su artículo copiado de Silva con el siguiente currículo:

»Philipps-Universität Marburg, Alemania.
»Fachbereich Sozialwesen (FH Fulda)
»University of Applied Sciences
»Miembro de THEORIA
»Proyecto Crítico de Ciencias Sociales
»GRUPO DE INVESTIGACIÓN - UNIVERSIDAD COMPLUTENSE.»

Para los amantes del cotejo, aquí cuelgo el texto de Lorenzo Silva y aquí, la dirección en la que pueden leer el artículo denunciado. Pero pueden ahorrarse el trabajo: a diferencia de otros casos en los que el autor subsidiario (llamémosle así) ha maquillado su copia, en este la semejanza salta a la vista, porque son calcados.

Horripilantario

¿Les he dicho que en la Feria del Libro de Madrid pasa de todo? Creo que sí, un par de veces.

Por ejemplo: la editorial mexicana FINEO presenta su nueva línea de libros para niños con el lanzamiento de Horripilantario que, a pesar de su nombre, es un libro escrito e ilustrado por Alma Velasco. Sus editores aseguran que es la forma más entretenida de acercar la poesía a los niños. Que les hará disfrutar, les hará reír. Y que les animará a escribir sus propios poemas y a dibujar sus propios monstruos.

Al final del acto (mañana martes a las 18.30 horas en la Carpa de Infantil y Juvenil de la Feria), se recogerán los horripilantarios de aquellos niños que quieran entregarlos y que posiblemente sean publicados en una nueva edición del libro, junto con los datos de su creador.

Hablando de niños, y de acercarles la poesía... precioso el gesto de la librería El dragón lector, regalando a todos los pequeños (y a sus mayores) que se acercaban a su caseta una postal con un poema. 

Acuse de recibo


María de las batallas
Alfredo Conde
RBA

María de las Batallas reconstruye un episodio crucial de la Historia de Galicia: la defensa de la ciudad de A Coruña que, capitaneada por la valiente María Pita, hizo frente a la invasión de la armada británica con el implacable corsario Francis Blake a la cabeza.
 
Alfredo Conde (Allariz, Orense 1945) es uno de los escritores más sobresalientes y de mayor proyección internacional tanto de las letras gallegas contemporáneas como de las hispánicas. Es autor del libro de poemas Mencer de Luas, el libro de relatos Mementos de vivos y de las novelas Contubernio catro de Tomé, O barco é do amo, Breixo (Premio de la Crítica), Memoria de Noa (Premio Chitón y Premio Ícaro), Los otros días (Premio Nadal), Peregrino en invierno y El Griffón (Premio Blanco Amor, Premio de la Crítica, Premio Nacional de Literatura y Premio Cavour). Entre sus obras destacan también Azul cobalto y Memoria de un soldado.


La silla de Elías
Igor Šticks
Destino

El escritor austriaco Richard Richter acaba de separarse y está sumido en una profunda crisis artística e intelectual. Regresa entonces a su Viena natal, tras veinte años de ausencia, y se instala en la casa donde vivió de niño. Detrás de una biblioteca, descubre un viejo cuaderno que perteneció a su madre, en el que ésta transcribió una carta de diciembre de 1941 dirigida a un tal Jakob Schneider, un judío de Sarajevo que fue su amante, y el verdadero padre de Richard. A raíz de este hallazgo, Richard no sólo se cuestiona su propia identidad, sino también el sentido de su obra literaria y su postura política.

«Igor Štiks es una de las voces más prometedoras de la literatura europea.» Aleksandar Hemon
«El secreto, el amor, el destino. Štiks elabora estos temas con coraje y maestría.» Slavenka Drakulic
«Una novela espléndida.» Die Welt


Sin pies ni cabeza
Juan Carlos Córdoba
Plaza & Janés

Lo que nos dice el autor 

«Es una novela de humor, porque es la única manera que tengo de contar las cosas, y porque hay ciertas cosas que o bien las cuentas en plan graciosete o la gente no le hace ni puto caso. Y como yo quería que la gente se enterara de lo que está pasando en los picoletos, pensé que esta era la mejor forma. Pero sí, es un libro de denuncia: está basado en los años que me he pasado en la Guardia Civil y en el Sindicato.

»Mis compañeros han reaccionado muy bien, salvo dos o tres salvapatrias. A otros niveles, ha habido críticas, sí, pero muy de tapadillo. Por ejemplo, en una página web de oficiales de la Guardia civil. Pero claro, es normal porque cuento cosas que no les gusta que se sepan.

»Me quedan muchas experiencias para contar. La siguiente novela que estoy escribiendo es una segunda parte, una aventura del personaje principal de ésta y trata sobre todo de los problemas de la mujer en la Guardia Civil. Porque si ya dentro de la Guardia Civil hay mucha diferencia con la sociedad, ya si hablamos de mujeres ni te puedes imaginar. 

»Le mandé un ejemplar a la Ministra de Defensa, y le ponía en la dedicatoria que esperaba que no tuviera que lidiar con ningún salvapatrias.»


Ferdinand
André Gide
Edición ilustrada por Ricardo Fumanal
Cabaret Voltaire

Breve relato erótico, inédito, del premio Nobel André Gide. Recuperado por su hija, Catherine Gide, fue publicado por primera vez en Francia por Gallimard, en 2002.

«Entre los papeles de mi padre, encontré una pequeña novela erótica, fechada en 1907, titulada Le Ramier. Por distintas razones, de amistad o de moralidad, Gide no la publicó. En cuanto al episodio que narra, ciertamente no necesitaba verlo publicado para recordarlo. Basta leerlo para darse cuenta del placer que le procuró vivirlo y relatarlo. ¿Puede conmovernos, aún hoy, esta iniciación amorosa? Desde luego la connivencia de uno y otro partenaire nos comunica una sensación de frescura y de poesía, y el relato transmite al lector la emoción del descubrimiento erótico, el regocijo de la complicidad, la victoria del deseo y el placer compartidos. Me parece éste un texto rebosante de alegría de vivir. No hay en él atisbo de perversidad. Confirma que es injusto y falso hablar de “comportamientos orgiásticos” en el caso de Gide. No era su estilo. He aquí pues un relato rico en matices, púdico, en un momento en que florecen multitud de publicaciones donde triunfa la sexualidad más cruda. Razón de más para editarlo.» Catherine Gide, primavera 2002.




Archivo histórico