Secciones:

Boletín de novedades

Reciba nuestro Divertín de manera regular y gratuita.
Su e-mail

¡Web seleccionada entre las mejores!

Círculo de iluminación

Eva Orúe

Hoy y siempre

Se lo dije a una antigua colaboradora de la casa y no me creyó. «Temas de Hoy da el salto a la no ficción.» «¿Seguro?» Y tanto.

Muchos de vosotros, periodistas que me leéis, ya lo sabéis, pero conviene recordarlo, e ir un poco más allá.

El sello del Grupo Planeta que este martes 13 hace público el fallo de la I edición de su Premio de Hoy, nació en 1987 como proyecto editorial de no ficción, cuyos «ámbitos temáticos abarcan —según leo en su página web— el ensayo, la actualidad política y social, la psicología y la salud, la investigación periodística, el humor, la historia, la divulgación y las biografías o memorias de personajes relevantes para el público español», ha decidido entrar en un terreno que hasta ahora le resultaba completamente ajeno. La pregunta obvia es: ¿por qué?

Belén López Celada, responsable máxima del sello, me cuenta que lo han hecho porque «algunos de nuestros autores querían publicar narrativa», y siendo ellos, los autores, valores seguros cuya valía la editorial había contribuido a establecer, lo lógico era acompañarles en ese salto. «Temas de Hoy va muy bien, pero siempre se nos pide más —explica—, y para nosotras era un reto apetecible.»


Carlos Fonseca y Curri Valenzuela

«Nosotras» son además de la propia López, Ana Lafuente y Raquel Gisbert, que se repartirán el trabajo y los autores porque «muchas veces, la relación entre editor y autor es particular, y el autor prefiere trabajar con una editora, independientemente del género». Así, Lafuente ha trabajado con Antonio Cabanas para sacar El sueño milenario, y Gisbert con Gonzalo Giner en El sanador de caballos, los dos primeros títulos de la colección ” TH NOVELA (que de este modo se llama, con dos apóstrofes en lugar del apóstrofe solitario que hasta ahora distinguía a la marca «porque nos hemos desdoblado»).

Luego vendrán obras firmadas, entre otros, por Carlos Fonseca (que con tanto éxito recuperara la historia de trece chicas fusiladas en 1939 contra la tapia de un cementerio de Madrid, Trece rosas rojas) y, atención, Curri Valenzuela, que ha entregado una novela basada al parecer en la vida de su abuela y ambientada en la Guerra Civil de cuya calidad la que las gentes de la editorial se hacen lenguas.

Competencia

Parece evidente que el nuevo frente editorial abierto por Temas de Hoy entra en competencia directa con el ocupado desde hace tiempo por otros sellos del grupo. Nada que asuste a Belén López, quien recuerda que también hay sellos planetarios que, como Temas, publican no ficción y que eso no ha creado problemas.

En principio, su idea este año es lanzar 5 ó 6 títulos, entre junio y Navidad, y alcanzar el año que viene los 10, no duplicar lo que ahora publican (60 ó 70 libros al año).

Barcelona negra


Desde hace algún tiempo, la editorial neoyorkina Akashic Books anda inmersa en la publicación de una amplia y creciente serie de libros de relatos cuyos títulos (el nombre de una ciudad más la palabra «Noir») lo dicen casi todo: son historias de misterio y violencia, firmadas por distintos autores y ubicadas en barrios distintos de ciudades diferentes.

Londres, Chicago, San Francisco, La Habana, París, Roma (esta última editada por Achy Obejas, la mujer sobre la que ha recaído la tarea de traducir al español el premiado y muy elogiado libro de Junot Díaz, La breve y maravillosa vida de Oscar Wao)… pero ninguna española.

Hasta ahora, puesto que Adriana Lopez y Carmen Ospina trabajan ya en la edición de Barcelona Noir, en la que, entre otros, participan Andreu Martín, Alicia Giménez Bartlett e Isabel Franc, cuya inspectora García, protagonista de la trilogía lésbica formada por Con pedegree (1997), Plumas de doble filo (1999), y La mansión de las tríbadas (2002) que, firmada por Lola Van Guardia y editada por Egales, es un personaje de culto en la literatura lésbica española, y no sólo.

El procedimiento es sencillo: se eligen los autores, se les adjudican barrios y se espera que el resultado final sea una muestra válida del estado literario de una ciudad, pero también una guía fidedigna de lo que en esa urbe se cuece.

El libro, que se publicará en inglés a partir de los textos originales en español y catalán, estará disponible en 2009.

Lo negro está de moda


Lo prueba el hecho de que tantas editoriales sean fieles al género, del que RBA bolsillo se ha decidido a recuperar grandes clásicos. La primera entrega de la colección se distribuirá este jueves, 15 de mayo, y está formada por cinco títulos: Un ciego con una pistola, de Chester Himes; Ocho millones de maneras de morir, de Lawrence Block; La mirada del observador, de Marc Behm; El asesino dentro de mí, de Jim Thompson; y Un extraño en mi tumba, de Margaret Millar.

La idea de Anik Lapointe, directora editorial de RBA libros, es no perder la pista de aquellos autores que figuran en todos los artículos, que son referentes en todas las publicaciones o ensayos sobre novela negra pero se encuentran hoy prácticamente desaparecidos de los catálogos, por lo que los críticos los citan pero los  lectores no los pueden encontrar. Ése es el hueco que los clásicos de RBA vienen a llenar, traduciendo o retraduciendo a autores imprescindibles y con un enorme mercado potencial.

En principio piensan publicar 15 títulos al año.

Daneses en Madrid


La semana pasada tuvieron lugar en la capital los encuentros de literatura danesa: Creaciones danesas: un universo literario, de cuya celebración ya les había informado. El motivo, la excusa, fue el hecho extraordinario de que en apenas un año se hayan publicado casi 20 obras danesas en español.

Tuve la fortuna de moderar una de las mesas, la que reunía a Janne Teller, autora de La isla de Odín; Maite Cuadros, su editora (Maeva); y Carmen Freixanet, la traductora. Y digo «la fortuna» no sólo porque, lógicamente, mi tarea me impuso leer la novela sino porque me permitió compartir una comida con todas ellas (y con algún comensal más), y charlar con Teller, cuya vida (economista, trabajó en Naciones Unidas) es casi más interesante que su obra.

Curioso: si bien en su país le reconocen el talento, y aprecian el carácter de obras de reflexión que tienen sus novelas, los asuntos que surgen al hilo de las aventuras de sus personajes le han causado algunos problemas y propiciado no pocos boicots, impulsados por las comunidades religiosas más conservadoras.

En noviembre los encuentros vivirán una segunda entrega en la que, entre otros, nos visitará Ida Jessen, autora de Mi primer pensamiento, una obra sobre el dolor, la culpa y la tiranía de la bondad que ha recibido elogios unánimes de la crítica y que en España publicará Lengua de Trapo.

Los lectores siempre tienen razón


El pasado 15 de octubre comenté el lanzamiento de un libro cuyo autor es Géza Csáth, escritor húngaro que fue médico psiquiatra aunque tal titulación no le libró de la insania: su historia de adicto a la morfina cuenta que acabó tan mal como sus cuentos.

No recuerdo si busqué información sobre él, o si me llamó la atención alguna discordancia entre lo que vi en la portada del libro y lo que la documentación que me remitieron indicaba. El caso es que terminaba aquella nota diciéndome a mí misma: «Por cierto: que no se me olvide preguntarle a Blas Parra por qué en la portada del libro pone Csáth Géza y no Géza Csáth».

Espero que de lo que les voy a decir no deduzcan que no leo lo que escribo, pero la verdad es que se me olvidó… Afortunadamente, quien tiene lectores tiene un tesoro. Hace unos días, meses por tanto después de aquello, recibí este correo:

«Estimada Eva:

»En referencia al comentario que publicas el pasado 15 de octubre en Círculo de Iluminación sobre el libro Cuentos que acaban mal de Géza Csáth debo mencionarte que en el ejemplar que obra en mi poder figura su nombre correctamente. En la obra original, escrita en húngaro, aparece como Csáth Géza. Los húngaros siempre anteponen (anteponemos) el apellido paterno —y único— (Csáth) al nombre (Géza).

»Un saludo

»Bernadette Borosi (o Borosi Bernadette para los húngaros).»

Lo dicho: un tesoro.

Coll

Conocí a José Luis Coll cuando él colaboraba y yo trabajaba en Protagonistas, el programa de Luis del Olmo en el que cada semana un grupo de padres (putativos y muy divertidos) de la patria, bajo la solemne presidencia de Antonio Mingote, tomaban asiento de sus escoñas (de puro chistosos) y delineaban El Estado de la Nación.

El más gracioso de todos ellos era, sin duda, Tip; Coll destacaba, sobre todo, por su humor socarrón y cavernoso, y por su habilidad para dormirse ante el micro y despertarse después como si nada hubiera pasado.

De esos miércoles abundosos: abundante talento, picoteo abundante, público en directo y audiencia también copiosos, risas aseguradas, momentos inolvidables… me acordé hace unos días cuando recibí la nota en la que se me (nos) informaba del fallo del I Premio José Luis Coll de Novela Corta de Humor, dotado con 5.555,55 euros y un trofeo conmemorativo.

La novela que cautivó al jurado (reunido en el Asador Donostiarra, estuvo compuesto por los periodistas Fernando Rodríguez Lafuente y José María Goicoechea, los escritores Luis Alberto de Cuenca, José Esteban, José María Merino y Juancho Armas Marcelo, el ilustrador Alfredo González y el director de Rey Lear, Jesús Egido, editorial que publicará el trabajo ganador. Pregunta: ¿no hay mujeres que aprecien el humor en las novelas... o que quieran comer bien?) fue El trabajo os hará libres, del madrileño de 25 años Miguel Ángel González González (Coll no lo habría mejorado), quien se impuso sobre los 140 competidores restantes y recogerá el galardón el próximo día 5 de junio, durante un acto que tendrá lugar en la Feria del Libro de Madrid.

La nota explicaba, además, que en la novela ganadora el autor aborda «desde un punto de vista satírico, el infierno laboral de un vago, que intenta sobrevivir haciendo lo mínimo posible en una oficina tan absurda como siniestra». Aunque tengo la suerte de trabajar en casa, habrá que leerla…

Acuse de recibo


El efecto Transilvania
Juan Ramón Biedma
Roca editorial

Eme, Emeterio, acaba de salir del hospital tras ser tratado de una enfermedad que no le han explicado, se ha venido a vivir con su abuela a Sevilla tras el accidente de su padre, tiene catorce años, y desde hace unos días, todo le parece muy extraño.
Es posible que sólo sean impresiones suyas, pero hay que reconocer que el momento en el que ha llegado a la ciudad no es muy normal. Están a punto de inaugurar una misteriosa pirámide, inmensa, en pleno centro. Una niña de catorce años será ahorcada en la plaza del ayuntamiento por haber asesinado a su hermana gemela. Cada tarde aparece una enorme cantidad de cometas negras sobrevolando el Barrio Hundido, un peligroso lugar habitado por prófugo de toda índole...

Es posible que sólo sean impresiones suyas, pero han intentado asesinarle en un antiguo garaje, y hay un tipo que vigila a Peña, su compañera de clase, y Eme vigila al tipo que la vigila, y un grupo de individuos inclasificables intentan secuestrarlo... y Peña se va convirtiendo primero en lo más importante y después en lo único importante.


Álbum de polaroids
Patricia Suárez
La Fábrica

¿Cuál es el manual de instrucciones para la vida en la gran ciudad? Patricia Suárez ha compuesto un gran retrato del hombre contemporáneo sirviéndose de historias aparentemente inconexas, que sólo al final forman un nudo. La novela dedica cada capítulo a un personaje, hombres y mujeres perdidos en la urbe.

 


Lanceros
George Shipway
Ediciones Pamies

La India. 1800. El capitán Hugo Amaury y Charles Marriott llegan a este territorio bullicioso, caótico y corrupto para entrar al servicio de la Compañía de las Indias Orientales; el primero como oficial del ejército y el segundo como humilde funcionario. Huyen de un pasado turbio que les obligó a abandonar su Inglaterra natal y quieren aprovechar las oportunidades que les concede esta nueva vida. Pronto se darán cuenta de que tienen que hacer algo si no quieren pudrirse el resto de sus días en unos sucios barracones o en algún despacho...

«Emocionante, intenso y deslumbrante.» The Observer


Enviar. Manual de estilo del correo electrónico
Will Schwalbe y David Shipley
Edición española a cargo de Alberto Gómez Font
Editorial Taurus

Una fuente inagotable de recursos para cualquier persona que use el correo electrónico en casa o en la oficina. El efecto de desinhibición que tiene la red nos ha llevado a todos alguna vez a enviar mensajes inadecuados, demasiado familiares o formales, y fuera de tono. En la época en que se escribían cartas ―una práctica en vías de extinción―, teníamos todo el tiempo del mundo para releer y reescribir antes de cerrar el sobre, y las cartas incendiarias eran mucho menos frecuentes que los correos electrónicos ofensivos.

«Enviar nos puede ayudar a todos a mandar correos que construyan mejores relaciones laborales y a obtener mejores resultados.» Spencer Johnson, autor de ¿Quién se ha llevado mi queso?

«Mucho más que un manual de estilo, es una guía esencial y llena de ingenio para conseguir o conservar relaciones a través de la red.» Daniel Goleman, autor de Inteligencia emocional

«Un libro revelador, entretenido, minucioso e inteligente [...]. Ojalá lo hubiera leído hace mucho tiempo.» Dave Barry, The New York Times Book Review




Archivo histórico