Secciones:

Boletín de novedades

Reciba nuestro Divertín de manera regular y gratuita.
Su e-mail

¡Web seleccionada entre las mejores!

Círculo de iluminación

Eva Orúe

Casualidades y buenas voluntades


Andaba yo hojeando el Gigi de Colette recién editado por Veintisiete letras (en una nueva traducción de José María Solé que rescata las menciones que fueron «pudorosamente» omitidas en versiones anteriores) cuando me enteré de que la Société des amis de Colette se ha movilizado para impedir que la casa natal de la escritora, en Saint-Sauveur-en-Puisaye, cerca de Auxerre, sea vendida a un particular.

Si han leído ustedes a Colette quizá sepan algo de esa casa, porque está descrita en Claudine à l’école: «une maison bourgeoise de vieux village (…) grave, revêche avec sa porte à clochette d'orphelinat, son entrée cochère à gros verrou de geôle ancienne, maison qui ne souriait qu'à son jardin». (Si Laura Capmany puede darse el gustazo de publicar una columna entera en francés, y en ABC, yo no voy a ser menos.) Dicen los fieles de la escritora que, al estar en sus obras, ellos también han habitado esa casa, convertida así en la casa natal de todos sus lectores. Hermoso, ¿no?

Al parecer, el alcalde de la localidad quiere que la villa, que permanece vacía desde que su anterior inquilino (quien la conservó excelentemente) la dejara, se convierta en una residencia de escritores abierta al público, con lo que el Museo Colette ya existente encontraría un complemento ideal. Pero, para eso es necesario que el Estado adquiera la casa.  

Por cierto, que no deja de sorprenderme el interés por Colette que se ha desatado (siempre moderado, que no es Ruiz Zafón) en nuestro país. Como no he podido consultarlo en la página web del ISBN, que está hecha una piltrafa (¿podrían, por favor, volver al sistema anterior? El de ahora no vale para casi nada. Gracias) a lo peor me dejo alguno, pero en 2004 Espasa publicó El trigo verde; en 2005, Lumen recuperó en un cofre las peripecias de Claudine; en 2007, Global Rhythm Press se atrevió con Lo puro y lo impuro;  y ahora, Gigi. Lluvia fina editorial, I presume.

Decíamos ayer…


O quizá fue hace un par de semanas. El caso es que lo adelantamos hace ya algún tiempo, y ahora nos toca anunciar (aunque supongo que ya se habrán enterado) que Ámbito Cultural, patrocinador de esta sección, tiene nueva web, una ventana que nos permite asomarnos al trabajo de la promotora de eventos culturales de El Corte Inglés, responsable de más de 3.000 actos anuales, y apoyo indispensable para algunos prestigiosos premios literarios.

El alma del cambio, y del ámbito, es Ramón Pernas, quien confía en que la página sea no sólo un escaparate de sus propias iniciativas, sino también una tribuna de expresión para los creadores y un lugar de encuentro de las publicaciones que hacen cultura en la red. Un lugar en el que Divertinajes estará muy pronto, algo que (mis lectores me lo permitirán, estoy segura) agradecemos a Ramón. Hotel Kafka es responsable de los contenidos.

La página ha iniciado su andadura con los escritores Rafael Reig, Cristina Cerrada, David Torres y Marta Rivera de la Cruz como columnistas y cuenta con entrevistas exclusivas con Ken Follett, Dag Solstaad, Eduardo Moga, Ada Salas y Jon Bilbao. También incluye información sobre algunos de los importantes premios que promueve: el Primavera de Novela y el Premio de Canto Manuel Ausensi.

Para llegar a ese ámbito, basta con que pinchéis aquí o en el banner que preside este Círculo.

Una plaza que debemos visitar


Desde el 30 de abril al 4 de mayo, los espectadores madrileños que lo deseen podrán asistir en el Centro Dramático Nacional a la representación de La plaça del Diamant, la novela de Mercè Rodoreda adaptada al teatro por Josep M. Benet i Jornet.

Llega a Madrid esta producción del Teatre Nacional de Catalunya, que será representada en catalán sobretitulado en castellano, precedida del eco del éxito y las buenas críticas que obtuvo en Barcelona. «Mientras que en la novela oímos la voz interior de Colometa —ha dicho Benet i Jornet—, en el escenario vemos su mirada. Esta es la diferencia que hemos tenido que aceptar, asumir y desarrollar. Y lo hacemos con toda la pasión y exasperación que nos despierta un libro inabarcable en su totalidad.»

El pasado mes de marzo, los organizadores de la Semana del Libro en catalán escogieron esta obra para culminar diez días de actividades culturales, y conmemorar de paso el centenario del nacimiento de Rodoreda y el Día Internacional de la Mujer. La lectura de la novela arrancó de manera simultánea en veinticinco poblaciones catalanas, entre ellas, claro, Barcelona. Allí fue Sílvia Bel, Colometa en la versión teatral, la encargada de leer las primeras líneas y dar el relevo a los ciudadanos que quisieron sumarse. Luego, cuando los periodistas se acercaron a ella y le preguntaron por su próximo estreno madrileño, Bel manifestó su deseo de que «los políticos asistieran al estreno para acercar más Madrid y Barcelona y para dejar atrás cualquier polémica sobre el uso del catalán».

Un deseo que se compadece muy bien con el que ha animado, durante la semana del 21 al 28 de abril, las actividades puestas en marcha por el Centro Cultural Blanquerna, con la colaboración del Instituto Ramon Llull y la participación del Círculo Catalán y la Escuela Oficial de Idiomas Jesús Maestro, dirigidas a promocionar la cultura catalana en Madrid. «Trabajamos —leo en la web de Blanquerna— para dar a conocer la realidad histórica y cultural de Catalunya en Madrid y crear condiciones que faciliten el intercambio cultural, incrementar el conocimiento mutuo y contribuir al diálogo, el entendimiento y el respeto entre todos los ciudadanos.» 

Que es, creo yo, de lo que se trata.

Aunque no se trataba de un concurso…

La semana pasada reté a mis (poco participativos, ahora lo sé) lectores a poner en marcha su materia gris y lectora. Fue así:

«Para celebrar la fiesta del libro, Nórdica ha editado un opúsculo (que no se vende, se regala) en el que se recogen las frases iniciales de obras maestras de la literatura universal.» Las tres primeras —les decía— eran las que dan inicio a Don Quijote, El Proceso y Hambre. La última, la número 59, ésta:

«La verdad es la verdad, dígala Agamenón o su porquero.
Agamenón.- Conforme.
El Porquero.- No me convence.»

Y les pedía que se animaran a competir: ¿quién la escribió y en qué obra?

Tres personas me mandaron sus respuestas.

El segundo correo electrónico llegó desde la capital de la Europa comunitaria y firmado por Mariana Suijkerbuijk: «¿Antonio Machado? ¿Qué me gano? En fin, es broma». Menos mal, Mariana, porque aquí competimos por la honrilla. «Me gusta leer Círculo de Iluminación», añadía. Y a mí que me lo digan.

El tercero, desde Cataluña, remitido por Alejo Sans: «El Juan de Mairena de Antonio Machado; quiero decir el escritor y no la librería». Precisión suiza, o casi.

¿Y el la primero?, se preguntarán. Pues desde la madrileña y muy editorial calle Torrelaguna, y enviado por Alberto Vicente. Si lo coloco al final es sólo porque me saca un tanto así los colores: «Seguro que tienes un comienzo un poco más difícil y que no aparezca en el primer lugar de una búsqueda de Google». ¡Snif! Qué va a ser de nosotros en estos tiempos en los que todo está a un clic de distancia…

¡Mil gracias a los tres!

El pope nos visita

El editor André Schiffrin viene a España para presentar su libro Una educación política. Entre París y Nueva York, que publica Península. Es, nos dicen, una obra que describe con precisión política su trayectoria personal como profesional: la lucha por la independencia frente a las grandes corporaciones empresariales, frente al conformismo y el conservadurismo.

Hay que decir que, aunque las visitas de Schiffrin no son de las que mueven multitudes, su presencia es siempre motivo de enorme interés en el sector. No podía ser de otro modo, habida cuenta de que es reconocido como uno de los editores independientes más importantes de nuestra época. Estuvo más de 30 años al frente de la norteamericana Pantheon Books, fundó en 1990 The New Press —que actualmente dirige—, es autor de los muy citados La edición sin editores (2000) y El control de la palabra (2006), y sus opiniones sobre la industria del libro y los mecanismos de dominación cultural son de las que todos quienes escuchar. Ahora tendremos, pues, una nueva oportunidad.

Acuse de recibo


Dedos De Dátiles
Muhsin Al-Ramli
El tercer nombre

Escrita en un tono claramente autobiográfico y en forma de puente literario entre Oriente y Occidente, Dedos De Dátiles (las D mayúsculas son voluntad expresa del autor) se presenta como una novela de desgarradora crudeza. La misma que tuvo que experimentar su autor, Muhsin Al-Ramli, cuando hace 13 años tuvo que exiliarse de Irak por la represión del régimen de Sadam Hussein. Dejando detrás la estela de un hermano ahorcado por el régimen, el escritor recaló primero en Jordania para después aterrizar en España. La novela cuenta la historia de Selim, un exiliado iraquí que trabaja como repartidor de periódicos en Madrid. Hace 10 años que Selim huyó de la dictadura, la guerra y las estrictas tradiciones familiares y religiosas de su país. Su tranquila vida se ve alterada el día en el que de manera fortuita se encuentra con su padre, empleado en una empresa de petróleo en Irak y de quien no había tenido noticias durante años. Convertido en un irreconocible personaje, su extraña e inesperada presencia pone en duda de repente todo lo que representaba para Selim su propio origen, los valores religiosos y morales inculcados por su padre en un Irak lejano pero siempre presente en su memoria. El encuentro entre padre e hijo supone para ambos una revelación, un nuevo conocimiento del otro, la posibilidad, en definitiva, de descubrirse cara a cara fuera de las restricciones que les imponía su cultura.


Río Quibú
Ronaldo Menéndez
Lengua de trapo

Novela negra, historia psicológica, denuncia social, juegos de lo absurdo y lo esperpéntico, que aspira a atrapar al lector con una trama que se va armando como un puzle. Aunque de lectura independiente, Río Quibú es la segunda novela de una trilogía abierta con Las bestias (2006). La crítica ha dicho: «El aclamado autor de Las bestias, que hace dos años irrumpió en el panorama de la narrativa internacional con la fuerza de una voz taquicárdica, vuelve a hablar indirectamente de Cuba y sus tribulaciones sin mencionar ni una vez la isla. Y, en la piel de un chico de 14 años que huye de la policía e intenta aclarar la muerte de su madre, juega con los lectores descomponiendo y recomponiendo un fascinante rompecabezas de ficciones que parecen escribirse solas. […] Una trama que deriva hacia un registro no-realista, incluso simbólico, con fuertes referencias a una realidad claramente identificable El espejo de una Cuba real. Una Cuba posible». Francesco Manetto. EP3, El País. 14 de marzo 2008. Visita la web del autor.


El zorro ártico
Sjón
Traducción de Enrique Bernárdez
Nórdica

Ganadora del Premio de Literatura del Consejo Nórdico en 2005, es la obra más importante de la literatura islandesa actual. Utilizando elementos de las leyendas populares islandesas del siglo XIX, Sjón nos presenta, como en una fábula, la lucha del pastor Baldur Skuggason con un zorro al que quiere cazar. Al final la naturaleza hará justicia con el pastor, cuya personalidad vamos conociendo a través de las demás historias que componen esta obra. El estilo del libro, muy ágil y poético, ha influido de manera determinante en el éxito internacional que lo ha acompañado, ya que ha sido traducido a más de quince idiomas y ha recibido numerosos elogios de la crítica. Esta es, sin duda, una novela perfecta para adentrarse en la literatura de los países nórdicos.

«En esta sencilla, pero profundamente cautivadora historia acerca de las fuerzas de la naturaleza y sobre cómo el hombre ha tratado siempre a las personas diferentes, Sjón ha demostrado que en la literatura se pueden hallar las grandes verdades y la belleza más salvaje en la más pequeña expresión.» Berlingske Tidende, Dinamarca.


Cuentos completos
Haroldo Conti
Bartleby Editores

Nacido en 1925 en Chacabuco, provincia de Buenos Aires (Argentina), Conti fue maestro de primaria, profesor de latín, empleado bancario, piloto civil, navegante y guionista de cine. Con su primera novela, Sudeste, ganó el Premio Fabril (1962). En 1972 su novela En vida consiguió alzarse con el primer Premio Barral de novela (1972) y después, con Mascaró, obtuvo el Premio Casa de Las Américas (La Habana, 1975). El 4 de mayo de 1976, tras el golpe militar en Argentina, fue secuestrado. Su nombre figura en la lista de los desaparecidos de la dictadura militar en su país. La edición de sus Cuentos completos en España era una asignatura pendiente, que incorpora un emotivo relato de sus últimas horas que firma el Nobel colombiano Gabriel García Márquez, amigo personal de Conti, como también lo fueran Juan Gelman o Mario Benedetti. En palabras de Miguel Briante recogidas en la edición argentina de estos cuentos: «Conti narró más que nada la pampa gringa, no la de los gringos que triunfaron, fundaron estancias, pueblos, generaciones, sino la de aquellos gringos que no llegaron a ser los dueños de la tierra, la de los marginados dos veces en la geografía y eternamente en el tiempo».




Archivo histórico