Secciones:

Boletín de novedades

Reciba nuestro Divertín de manera regular y gratuita.
Su e-mail

¡Web seleccionada entre las mejores!

Desde la sexta fila

Bamba & Lina

Emilia


 

EMILIA

Autor y director
Claudio Tolcachir

Intérpretes
Gloria Muñoz
Malena Alterio
Alfonso Lara
Daniel Grao
David Castillo

Teatros del Canal. Sala Verde.
Hasta el 9 de febrero.

La opinión de Bamba

Fui a ver Emilia por Tolcachir, al que sigo, y por Gloria Muñoz, a la que redescubro en cada trabajo que acomete. 

Fui a ver Emilia y, cuando empezó, cuando los personajes entraron en este escenario abierto, empecé a sentir una comezón que no me abandonaría durante toda la representación. Usando el tópico diré que se mascaba la tragedia, tragedia que el autor/director nos fue dando a pedacitos, como si quisiera que digiriéramos bien lo que allí se cocinaba.

De partida: una mujer, Emilia (Muñoz), ya mayor, que desde la cárcel evoca una historia que ella presenció, quizá desencadenó y de seguro clausuró. Hipnotizados por su relato, nos trasladamos a la casa de una familia donde todo es excesivo: la alegría del padre (Alfonso Lara), el ensimismamiento de la madre (Malena Alterio), la infantil alegría del hijo (David Castillo). Y en la sombra, un personaje (Daniel Grao) del que sospechamos que pronto intervendrá, y que con su llegada todo cambiará.

Están todos espléndidos, aunque quiero subrayar porque me impactó y me sorprendió la actuación de Lara, inmenso.

Fui a ver Emilia demasiado tarde. Demasiado tarde para recomendársela, lo que en cualquier caso hago: si se vuelve a programar, no se la pierdan.

La opinión de Lina

No ha salido nadie a escena, no se ha oído aún una palabra y ya te sientes intimidado: en las tablas, un recinto construido con mantas de ejército pobre, rematado con una puerta y prolongado con una escalera, al que escapa una silla solitaria, como las de dos grupos que cuelgan del infinito… ¡mal rollo!

Empieza la obra y las respiraciones del público apenas suenan. Desconcierta Malena Alterio, que a la postre muere de manera sublime; chirría un tanto David Castillo, tal vez porque cuerpo, voz, actitud e indumentaria sugieren un rango de edad demasiado amplio para el caso; irrumpe con corrección y contundencia Daniel Grao; dibuja con precisión el hilo conductor del drama Alfonso Lara; y protagoniza con la solidez y discreción que le son habituales Gloria muñoz. Nos reafirmamos en la contundencia teatral de Tolcachir.




Archivo histórico