Secciones:

Boletín de novedades

Reciba nuestro Divertín de manera regular y gratuita.
Su e-mail

¡Web seleccionada entre las mejores!

El mirón impaciente

Eduardo Nabal

360 Juego de destinos


Vagamente inspirada en La ronda de Arthur Schnitzler, 360 Juego de destinos, de Fernando Meirelles, es una película coral algo pretenciosa pero resultona. Y sobre todo, a diferencia de Mamut o Babel. rodada con brío y con un reparto bastante ajustado.

La prostitución y la corrupción empresarial, el chantaje y el desamor son algunos de los temas que aborda Meirelles situando a sus personajes en diferentes partes del mundo. Evita la truculencia y el efectismo de otras películas del director, y se acerca de una manera irregular pero bastante límpida al corazón herido, a la mente confusa de una variopinta galería de personajes entre los que se incluyen una joven prostituta y su hermana, un empresario con ambiciones, una mujer con doble vida, una chica que viaja a Rio en busca de olvidar el desamor, etc.

La infidelidad y el engaño dentro de la pareja  es uno de los temas del filme pero puede verse también como metáfora de un mundo movido por oscuros intereses económicos donde la debilidad de unos es aprovechada por otros. Cuestiones como mafias, corrupción o matrimonios que se deshacen, no acaban de estar bien perfiladas ya que el guión no deja hueco a desarrollar con la misma brillantez todas las historias ni los entresijos de todos los personajes y el mundo convulso y sacudido por el capitalismo feroz en el que se mueven.

En el reparto destacan el siempre excelente Jude Law y Marianne Jean-Baptiste frente al hieratismo de Rachel Weiz o la caracterización unidimensional que encarna Moritz Bleibtreu.

Estamos, pues, ante un relato argumentalmente descompensado pero narrado con convicción y pulso firme que deja la sensación de haber asistido a algo desesperanzador aunque resuelto con inteligencia, sin necesidad de truculencia o escenas especialmente sensacionalistas.

No pasará a ninguna historia pero que confirma el talento del director de Ciudad de Dios tras el bache que supuso su gore adaptación de la novela de Jose Saramago Ensayo sobre la ceguera. En esta ocasión, Meirelles, a pesar de la abundancia de hilos narrativos, logra salir airoso de su nada modesta propuesta.

La ronda




Archivo histórico