Secciones:

Boletín de novedades

Reciba nuestro Divertín de manera regular y gratuita.
Su e-mail

¡Web seleccionada entre las mejores!

El secreto de la invención

Daniel Tubau

Aquiles y Áyax se la juegan en Troya

danieltubau@gmail.com


La semana pasada hablé de la sorprendente ausencia del estudio de las leyes del azar en la Grecia clásica. Mencioné entonces la pintura perdida de Polignoto en la que se veía jugar a los dados a dos héroes menores de la guerra de Troya, Palamedes y Tersites. Sin embargo, sí se conservan otros dibujos en ánforas y jarras en las que quienes juegan a los dados son los dos guerreros más poderosos de Troya, Aquiles y Áyax (en su valoración de los héroes griegos, los cronistas suelen olvidar que Diomedes hirió a Afrodita y se enfrentó al dios de la guerra Ares, y no salió mal parado).


La más célebre de estas escenas se conserva en un ánfora pintada por Exekias, en la que se ve a Aquiles vestido con su armadura, mientras que Áyax tiene sus armas cerca. Los dos están enfrentándose en un juego que algunos expertos han comparado con el backgamon y otros con las damas o el ajedrez. En cualquier caso, se trata de un juego en el que se empleaban dados, como veremos más adelante.

Esta curiosa escena no ha podido ser explicada por los mitógrafos, porque Homero no la menciona ni en la Ilíada ni en la Odisea. Se considera un motivo creado posteriormente y que mostraría tan sólo una escena cotidiana de los guerreros en sus momentos de descanso. También, por supuesto, se ha buscado un simbolismo en el hecho de que los dos luchadores encontrasen un destino fatal en las llanuras de Troya.


Aquiles y Áyax juegan

Mi opinión, por el contrario, es que la escena significa algo más y que Aquiles y Áyax no están jugando por simple placer, sino que están apostando algo importante. Esta idea parece reforzarse si examinamos otra de las representaciones, la que se atribuye al pintor de Efiletos, en la que entre los dos contendientes aparece la diosa Atenea, lo que parece significar que está ejerciendo de árbitro en una cuestión importante. ¿De qué asunto podría tratarse?


Atenea entre Aquiles y Áyax, por el pinto de Efiletos

Me aventuro a pensar (pero hay otras posibilidades) que lo que Áyax y Aquiles están decidiendo es quién se enfrentará al héroe troyano Héctor. Como es sabido, muchos guerreros griegos se disputaron el honor de luchar en combate mortal contra el mejor de los troyanos.

Aunque Áyax se enfrentó en dos ocasiones a Héctor, como se describe en la Ilíada, el combate quedó nulo. Fue tiempo después cuando Aquiles, furioso por la muerte de su amado Patroclo, regresó al combate y mató a Héctor tras dura lucha.


Aquiles y Ayax por el pinto de Andodikes

La escena representada en el vaso podría referirse al sorteo por el primer combate contra Héctor, aunque un detalle de la pintura de Exekias parece contradecirlo, pues es Aquiles el que parece ganar la partida, ya que si miramos con atención el dibujo veremos que, como en los cómics modernos, los dos personajes dicen la tirada de sus dados: Aquiles dice: “Tessara” (cuatro), mientras que Áyax responde: “Tria” (“tres”). Eso parece indicar que es Aquiles quien ha ganado el juego de dados.


Mi suposición, de todos modos, es que el juego de dados jugó un papel más importante en la guerra de Troya del que hoy conocemos, a pesar de que Homero no consideró necesario hablar de ello. Pero su presencia constante en ánforas y vasijas parece indicar un acontecimiento significativo. Quizá la próxima semana hablaré de un interesante indicio, que no se encuentra en Grecia ni en las llanuras de Troya, sino en la lejana India. Por ahora sólo me gustaría señalar que en otras representaciones de esta escena parece adivinarse que, aunque se emplean dados, también parece haber piezas sobre un tablero, casi como si los héroes estuvieran jugando al juego de la conquista de Troya, del mismo modo que los japoneses usaron el juego del go para planear sus estrategias en la Segunda Guerra Mundial.


Es casi una broma de metalenguaje, en la que los héroes juegan con sus piezas sobre el tablero, del mismo modo que los dioses juegan con los guerreros en las llanuras de Troya, incitándolos al combate mortal para su divertimento en las mansiones del Olimpo.


Visita la web del autor:
www.danieltubau.com




Archivo histórico


Comentarios

Los comentarios son propiedad de quien los envio. Esta página no se responsabiliza de ellos.

En estos momentos pueden escribir comentarios:Usuarios registrados

Opciones de visualización de comentarios




Total. Páginas Comentarios

1