Secciones:

Boletín de novedades

Reciba nuestro Divertín de manera regular y gratuita.
Su e-mail

¡Web seleccionada entre las mejores!

Errata

Evaristo Aguirre

Siguiendo a un escritor

Hace cuatro o cinco años, cayó en mis manos un libro de relatos que se titulaba La despedida; hace casi dos, llegó una segunda entrega, también de relatos, Lisboa. Y hace unos meses, el autor de estos dos notables libros publicó una novela, Pequeñas biografías por encargo (Huerga & Fierro). Creo que es el único caso en los diez años de esta Errata en el que estamos siguiendo (en tiempo real, como dicen en los canales de informativos) la carrera de un escritor, se llama Javier Morales, desde su primer libro, su primer libro publicado (que los cajones y discos duros están llenos de literatura por descubrir; o por destruir, incluso).


Hay un tipo que tiene una empresita que se llama Pequeñas biografías por encargo que se dedica precisamente a eso, a hacer biografías para clientes. Y con una llamada arranca la trama.

Así, entramos en la elaboración de una biografía; por encargo, matiz importante, pues cuando hay cliente, las formas, las elusiones, los maquillajes son fundamentales, como explica el narrador en un momento del libro, aunque por suerte para nosotros lectores, ni el narrador ni el autor respetan esa teoría que ellos mismos esbozan, cómo la iban a respetar si lo que están poniendo ante nosotros es una novela.

Está la parte de la biografía encargada, y está una parte autobiográfica del narrador, con una serie de momentos de su vida que se nos cuentan y que ya nosotros, lectores avezados, colocaremos como es debido, o como nos parezca a nosotros que es debido, pues hay sombras, hay huecos que rellenar, o no. Bueno, lo que hay es una vida, con lo ajetreado que es siempre eso.


Esto debe de ser La Comarca...

En Pequeñas biografías por encargo los personajes son buenos, aunque quizá haya una intención velada de tratarlos (literariamente) como si fueran malos, si seguimos la cita de Coetzee que Javier Morales ha elegido para encabezar su novela: “Supongo que es mucho más fácil crear personajes malos, personajes despreciables, que buenos”. Como hizo Franzen en su Libertad, aquí la ecología tiene rango de tema literario.

Y el paisaje de La Comarca (que a mí recuerda a Extremadura, ya me dirán ustedes cuando lo lean), al fondo.

Señora/señor, ¿anda usted buscando un libro para las vacaciones? Aquí tiene uno, no lo dude.

eaguirre@divertinajes.com

@EvaristoAguirre




Archivo histórico