Secciones:

Boletín de novedades

Reciba nuestro Divertín de manera regular y gratuita.
Su e-mail

¡Web seleccionada entre las mejores!

Errata

Evaristo Aguirre

Entre mis libros

Entre las innumerables enseñanzas que le debo a MI PADRE, hay una sin la cual esta Errata, por ejemplo, no existiría y yo me habría perdido un montón de cosas que han sido y son fundamentales en mi vida. Mi padre me puso delante los libros.


Estaban en casa, él hablaba de ellos y de lo que en ellos había. Era la cosa más normal del mundo. Sin fetichismo alguno, con RESPETO por lo que eran, no por cómo eran o por cuáles eran. Por supuesto, Verne y Salgari; Baroja y El Quijote. También, Sven Hassel y Frederick Forsyth (de hecho, empecé a leer en serio con Chacal, de este Forsyth, porque los verne y similares me aburrían mucho; por no hablar de Los Cinco y todo aquello). Los Episodios Nacionales y las novelas de Don Camilo. Libros de arte y textos sobre alquimia. Volúmenes de animales y enciclopedias. Libros de bolsillo y primeras ediciones. Colecciones de quiosco y novedades.

Ha sido un lector OMNÍVORO, interesado por todo, lo que no quiere decir que todo le gustara, al contrario. Eso también lo heredé o lo hice mío en su momento: no entiendo la lectura si no abarca todo. Novelas (de cualquier género), libros de historia, ensayos, cuentos, poesía, textos perecederos de actualidad, cómics, literatura de poca calidad, cosas muy exquisitas, bestsellers…

Como yo no arrancaba a leer, un día me puso delante un álbum de Astérix. Me convertí en un loco de los tebeos, primero, y de los cómics, después. Aunque a aquel niño no se lo pareciera, aquello ERA LEER. Y de ahí, al mencionado Chacal y algunas novelas similares y… hasta hoy. He llegado a ganarme la vida, bien, durante más de 15 años gracias a lo libros, a mi capacidad de lectura, a mi gusto por contar lo que leía y descubría.

Le han gustado libros incontestables y ha denostado otros que estaban en los cánones académicos o de moda; me ha recomendado libros a los que yo nunca me hubiera acercado por mi prejuicios; me ha DESCUBIERTO autores básicos en mi vida; me ha proporcionado libros sobre los que se ha construido mi cultura lectora, que al final es mi cultura, en general.

Por eso, en miles de páginas de MIS libros, está mi padre. Es otro sitio más (hay muchos) en donde le voy a ver, a oír, a sentir de ahora en adelante.


Estas ilustraciones son la portada y un dibujo del interior de una preciosa edición para niños del Tartarín de Tarascón de Alphonse Daudet, un libro de mi padre que tengo en mi biblioteca desde hace algún tiempo. Está publicado en 1943, la adaptación del texto es de Opisso y el ilustrador es el gran Benejam. La editorial se llamaba Maucci.

eaguirre@divertinajes.com

@EvaristoAguirre




Archivo histórico