Secciones:

Boletín de novedades

Reciba nuestro Divertín de manera regular y gratuita.
Su e-mail

¡Web seleccionada entre las mejores!

Pantumaca

Sara Orúe

Pecados

He leído en un blog que frecuento…

—Muy fiables tus fuentes.
—Un poquito de caridad cristiana, porfaplis, tío Ra, que estamos casi en Semana Santa.
—Es que la caridad esa se me acabó. Ahora sólo me queda cuarto y mitad de “paso de lo que dices” y una miaja de mala leche desnatada.
—Vale, vale, lo he leído en un blog que frecuento y, muerta de curiosidad, me he metido a ver qué se decía por ahí.
—¡Qué peligro! Antes frecuentabas bares de mala muerte y compañías poco recomendables. A saber cómo serán ahora esos blogs en los que andas liada “por ahí”, Jesús, esta juventud.
—Gracias por lo de juventud, tan bonito como inmerecido.  ¿Puedo proseguir?
—Prosiga, prosiga, no se corte.

Decía que había leído que la Iglesia, en declaraciones no por esperadas menos sorprendentes, ha confirmado que sí, que el infierno existe.


—Lo sé. Es mi oficina el lunes por la mañana.

Ha dicho también que los siete pecados capitales ya no son ni siete ni capitales.

—Pero siguen siendo pecados, mecachis, me lo temía.

Ahora se llaman pecados sociales y son 14 en total, los siete de siempre y los siete nuevos.

—Pues ya era hora, lo de capitales sonaba a discriminación. Parecía que los de pueblo no podíamos pecar. Soy de pueblo, y a mucha honra, pero  también soy pecador ¡como el que más!
—Pues estás de enhorabuena, Tío Ra. La Iglesia ha ampliado tus posibilidades añadiendo nuevos pecados a la conocida lista.

Efectivamente, parece que además de evitar la soberbia, la ira, la envidia, la avaricia,  la gula, la pereza y la lujuria…

—Unas con más éxito que otras, todo sea dicho.

… debemos evitar más comportamientos pecaminosos y, desde ahora, motivo suficiente para dar con tus huesos en Ca Lucifer, a saber:

No hay que drogarse. Aunque no se especifique qué tipo de drogas. ¿Están café, alcohol y tabaco incluidos en esto o sólo , se refiere a evitar pastillas, chocolate, maría, etc.?

—Te olvidas del ADSL.
—Dirás LSD.
—Eso decía yo.

¿Si te fumas un porro pecas más o menos que si te comes cuatro pastillas en un after?  ¿Se considera adicción visitar la web oficial del Duque compulsivamente?

—No sé pero, témome, que eso es ya más lujuria.
—Lo parece ciertamente. Sé de alguna que se está jugando el cielo.

Otra novedad. No puedes emplear métodos anticonceptivos. Ni proporcionarlos, supongo.

—Pero si los venden en los supermercados y en las farmacias.
—Al infierno todos, incluso los empleados de Durex.

Abstención o infierno, esa es la elección.

Prohibido experimentar con células madre.  La comunidad científica está que echa humo.

—Uf, y más que echará cuando les metan en las calderas de Pedro Botero.

No se puede contaminar el medio ambiente.

—Eso me parece mejor, los irresponsables que llenan la tierra de residuos contaminantes… que ardan por toda la eternidad.
—Eso y que ardan en la hoguera de los plásticos y envases, que seguro que huele fatal.

Es pecado hacerse inmensamente rico.

—Casi imposible es lo que es hacerse inmensamente rico.

Y contribuir a que la brecha entre ricos y pobres se haga cada vez mayor.


Bill Gates

—Me pregunto qué harán con Bill Gates, asquerosamente millonario pero, a la misma vez, muy solidario y preocupado por los necesitados.

Y, por último, es muy muy pecado generar pobreza.

—Este último lo ha añadido algún sindicalista: no a los despidos indiscriminados, exigimos mejores condiciones de finiquito.

Seré una pobre pecadora pero, díganme que no es cierto: el infierno promete, tan llenito de gente lujuriosa, muchimillonaria, con los bolsillos llenos de sustancias y gomas, todo el día comiendo pasteles y tumbados a la bartola…. Que más que un castigo para toda la eternidad parece una juerga de la jet.


Hugh Hefner

—¿Qué dices? Qué sabrás tú quien va a ir al infierno…
—Lo que yo te diga, Paris Hilton, Amancio Ortega, Maradona, la mitad de los ciclistas, Hugh Hefner
—¿Quién es ese?
—El dueño de Playboy. Este cumple casi todos los pecados. Bueno, no sé si recicla, esa es la verdad.
—… Britney Spears, los jeques árabes, muchos futbolistas, Kate Moss, mi jefe…
—Tu jefe por qué.
—Por soberbio y por mala leche, hale.

Ganarse el cielo se está poniendo cada vez más difícil. Yo, definitivamente, me rindo, y que pase lo los dioses quieran.




Archivo histórico