Secciones:

Boletín de novedades

Reciba nuestro Divertín de manera regular y gratuita.
Su e-mail

¡Web seleccionada entre las mejores!

Alicia en la realidad

Adriana Davidova

Luz

Iluminar determinadas zonas de la memoria, arrojar luz sobre ciertas sensaciones, miedos y deseos... no siempre trae el esperado alivio. A veces en lugar de ver con claridad durante algunos momentos y después seguir hacia adelante, nos quedamos prendados de esa luz, atraídos como polillas que inevitablemente quemarán sus frágiles alas. Inmóviles y con la mirada fija en las imágenes iluminadas.

Miro a Alicia, está en medio del cuarto, como surgida de algún lugar ya lejano y misterioso. Reaparece entre los juegos de luz provocados por el espejo. Es ella y soy yo. Da miedo pensarlo. Da miedo mirar con más detenimiento. Su cuerpo vibra como si fuese algo sin consistencia sólida, sin materia. Como una proyección en medio de la habitación. Las partículas de luz bañan su rostro y yo extiendo la mano para rozarlo. No hay nada. Sólo luz que se posa en la palma de mi mano. La atrapo durante unos instantes cerrando la mano con fuerza, todos los dedos apretados en un pequeño puño que ha cazado esos fragmentos de luz, de Alicia, de ti... que eres asombrosamente parecida a mí.

Estoy atrapada en ese juego de reflejos. De golpe vienen a mí recuerdos que duelen en el estómago, recuerdos que gimen en mi garganta, en mis labios... Besos, palabras, esperanzas, tiempo, ojos claros de tanto ver, ver, ver... lo que no se suele mirar, lo oculto, lo silenciado, lo oscurecido.

La luz me lo trae todo de golpe. Nítido y sin misterios, sin resquicios de secretos, sin cara carente de rostro. ¿Cómo soltar esa memoria? ¿Cómo dar media vuelta y seguir hacia otros lugares, nuevos horizontes, distintas vidas?


Alicia se agarra a esa luz reflejada, busca el último rayo que se parte en dos a la altura de sus ojos, que brillan durante un instante como si estuviesen vivos de nuevo, vivos para mí... una vez más. Después, el sol ya no inunda la habitación y Alicia se disuelve como niebla de luz. Yo sin embargo siento el dolor del fuego en la espalda. Donde antes nacían mis alas.

 

-Pequeños Deberes-

Atrapa la luz pero no te dejes atrapar por ella.

A.AliciaNlaRealidad@gmail.com

 

 

http://vimeo.com/31729859

-

Páginas de la autora en CIMA-

http://www.cimamujerescineastas.es/espacioweb/web5/productos.php?id=287&usuario=adrianadavidova&id_usuario=2325

http://www.cimamujerescineastas.es/espacioweb/web5/enlaces.php?id=287&usuario=adrianadavidova&id_usuario=2325

 

Dibujos- Adriana Davidova

PEQUEÑA ACTUALIZACIÓN-SUGERENCIA-INVITACIÓN-CELEBRACIÓN PARA ESTE FIN DE SEMANA

Hoy 15 y mañana 16 de Junio 2013, mi recién nacido ayer día 14, libro "La Hembra Apócrifa" estará en la Feria del Libro en la caseta 250 de Huerga y Fierro editores. Habrá ejemplares firmados y otros sin firmar para que cada uno los disfrute como desee. Será un placer imaginar que algo de la voz de estos poemas os tiene en un tiempo detenido durante unos instantes.

¡Gracias!  




Archivo histórico