Secciones:

Boletín de novedades

Reciba nuestro Divertín de manera regular y gratuita.
Su e-mail

¡Web seleccionada entre las mejores!

Círculo de iluminación

Eva Orúe

Llegan los feriantes

eorue[arroba]divertinajes[punto]com :: @EvaOrue :: #LaRedTambiénLee
También en InfoLibre

El Retiro se llena de casetas


El viernes próximo, día 31, se inaugura la Feria del Libro de Madrid. Este año, la rueda de prensa de presentación se retrasa hasta el día 28, los cambios en el área de las Artes del Ayuntamiento de Madrid han trastocado muchos planes.

Quizá recuerden que al término de la edición del año pasado, el entonces coordinador general del Área de Gobierno de las Artes de Madrid, Timothy Benjamin Chapman, declaró su voluntad de fijar “una hoja de ruta hacia un modelo de Feria que dé respuesta a las demandas de los madrileños y visitantes, lectores actuales, futuros autores, libreros, editores, distribuidores, y demás oficios del libro y de la edición”. Ahora Chapman ya no está, ha sido cesado por recientemente nombrado Delegado de Las Artes, Deportes y Turismo, Pedro Corral, el último que llega a un puesto que parece maldito desde que Ana Botella asumió el mando en la capital.

Por cierto, que Corral es escritor, hermano de traductora (Mercedes), así que se la buena voluntad hacia el sector editorial se le supone. Veremos.

Puntos de encuentro


A pesar de sus carencias y limitaciones, la Feria del Libro (en realidad, las ferias: las hay en muchas ciudades y pueblos) es un gran momento para los lectores: pueden encontrarse cara a cara con quienes les surten de libros.

Hasta hace nada, era la única oportunidad que los letraheridos tenían de interactuar con editores y autores, por limitado que fuera el intercambio. Pero la tecnología lo ha cambiado todo.

La red se ha convertido en un punto de encuentro, y las editoriales saben que ahí hay gentes perceptivas a sus mensajes. Pero, como diría cualquier experto en marketing digital, no vale con servirse sólo de ella para vender: hay que hacer comunidad.

Un ejemplo: el sello Nube de Tinta, especializado en títulos crossover, ha puesto en marcha un movimiento que se traduce en una etiqueta: #EligeSerAmable. Lo ha hecho tras publicar La lección de August, de R. J. Palacio, protagonizado por un niño con una deformidad física que afronta su primer año en el colegio… y la reacción de sus compañeros ante alguien diferente.

Es decir: a partir de un libro que aborda un asunto presente en los centros educativos, el acoso escolar, se lanza una iniciativa para luchar contra ese mal.


Imaginación

El de la promoción editorial es un mundo complejo en el que el dinero importa, pero da más resultado ser creativo.

Hablo del tema con Claudia Casanova, de Ático de los Libros y Principal de los libros. Insiste en que cada libro pide una promoción especial y distinta, dentro del rango de acciones que están al alcance del editor. Ellos, como otros medianos y pequeños, no pueden asomarse a escaparates publicitarios que se abren en los autobuses o paradas de metro, pero sí recurrir, en función del título, a un amplio arsenal promocional, “desde los ejemplares de lectura avanzada para prescriptores y libreros, o bien objetos de regalo relacionados con el libro, calendarios, puntos de libro, agendas; pasando por el  sorteo de ejemplares, sorteo de viajes o publicidad en prensa y revistas especializadas o cuñas publicitarias en la radio. Las presentaciones en librerías suelen tener un impacto más reducido, pero en cambio las reuniones con libreros son siempre gratificantes y mantienen esa relación con nuestros primeros prescriptores, que como editores no podemos descuidar. En momentos puntuales, las campañas de descuento a iniciativa de los libreros que nos lo proponen también son una buena opción: es una manera de facilitar la llegada del lector a nuestros libros, y también de trabajar codo con codo con el librero para la difusión de nuestros libros”.

Pero, todas ésas son campañas de una dirección (vale, excepto el sorteo, que exige la participación del posible lector), no hay intercambio de puntos de vista con el lector.

Algo que sí existe en las redes sociales.

“Todos los impactos de promoción y marketing que llevamos a cabo se traducen en un nivel de participación e interacción muy claros, y resulta fácil ver hasta qué cantidad de lectores potenciales se ha llegado. En tanto que editores independientes, con una fuerte presencia en redes sociales, de más de 15.000 seguidores en Facebook (Ático y Principal) y Twitter (@AticoLibros, @PrincipalLibros), de nuestras dos editoriales, combinadas, la verdad es que es muy gratificante iniciar acciones de difusión de los libros y encontrar la respuesta, en vivo y en directo, del lector que te está escuchando al otro lado del canal social. Es una manera de que la conversación sobre literatura se produzca a varios niveles, y desde que empezamos a publicar en 2010 hemos buscado esa conversación con afán.” 

Conversar con el lector, pues. Que no sea sólo el receptor del producto, que la suya no sea únicamente una charla íntima con el autor de la obra. Crear un gran club de lecturas.

Es feo pedir, pero más duro es cobrar

Esta historia empezó a escribirse hace 50 años, cuando un joven llamado Keith se acercó a la biblioteca de Dartford y pidió un libro, que se llevó a su casa y nunca devolvió. La multa acumulada desde entonces supera las 3.000 libras esterlinas.

La historia, desvelada por el periódico británico Mirror, no tendría mayor interés si no fuera porque el joven Keith se apellida Richards y desde entonces se ha convertido en una leyenda del rock. Millonario además, aunque olvidadizo: nunca pagó la deuda.

Ahora, el bibliotecario dice que se lo perdona todo si les hace una visita que les ayude a promocionar su trabajo. Quien sabe…

Abrazo

A los amigos de la Librería Alberti, víctimas de un robo que explicaron en su Facebook. Donde también quedó reflejó de la reacción de la gente al conocer la noticia. Aunque obras son amores, y no (sólo) buenas reacciones, es evidente que para muchos la librería es más que un lugar donde se venden libros… Mucho ánimo.




Archivo histórico


Comentarios

Los comentarios son propiedad de quien los envio. Esta página no se responsabiliza de ellos.

En estos momentos pueden escribir comentarios:Todos los usuarios

Opciones de visualización de comentarios




Total. Páginas Comentarios

1