Secciones:

Boletín de novedades

Reciba nuestro Divertín de manera regular y gratuita.
Su e-mail

¡Web seleccionada entre las mejores!

Círculo de iluminación

Eva Orúe

Las transiciones

eorue[arroba]divertinajes[punto]com :: @EvaOrue :: #LaRedTambiénLee
También en InfoLibre

Una espléndida idea

Hay quien lee libros, y luego no sabe qué hacer con ellos; hay quien no puede leer libros, porque no puede comprarlos, ni accede a los lugares donde se pueden disfrutar; hay quien, piensa que te pensarás, es capaz de ofrecer una idea que es una iluminación.

Vean este vídeo:

Son los australianos de Mailbooks for Good, suya es la idea del “Re-gift the gift of reading” (re-regala el regalo de la lectura), brillante y simple: los libros (de momento, los de Random House Australia, que es la editorial que aporta títulos a la iniciativa) se convierten en una carta dirigida a quienes los necesitan. O, más concretamente, a quienes trabajan directamente con ellos, en este caso, The Footpath Library, una organización que dona libros nuevos y apenas usados a personas marginadas y sin techo.

Que cunda el ejemplo.

La Transición


De pronto se habla mucho de la Transición, y de lo que entonces este país pudo y no pudo hacer, de lo que ahora debería hacer mirándose en ese espejo (deformante, bien es cierto: nos devuelve una imagen embellecida de los que fuimos) y somos incapaces de acometer.

Se habla mucho, mucho se ha leído y más se va a leer. Península acaba de editar Claves de la Transición 1973-1986 (para adultos). De la muerte de Carrero Blanco al referéndum de la OTAN, de Alfredo Grimaldos, una guía que presume de ser desmitificadora y corrosiva para comprender cómo se produjeron, en realidad, los acontecimientos y por qué se empeñan en ocultarlos. Y que, nos dicen, responde a estas preguntas: ¿Cuándo y cómo decidió la CIA ponerse al frente la Transición española? ¿Fue la aceleración de la enfermedad de Franco, desde 1973, el detonante? ¿Forma el asesinato de Carrero Blanco parte del proceso de la Transición? ¿Por qué decidieron las Cortes franquistas su autodisolución? ¿Qué papel jugaron los servicios secretos españoles en el proceso? ¿Por qué eligió el Rey a Suárez como Jefe de Gobierno en la famosa terna? ¿Qué pensaban los jueces, la banca y la Iglesia?

Puedo prometer y prometo

Distinto será, imagino, el tono del libro sobre ese tiempo que está preparando Fernando Ónega, periodista que trabajó en la Moncloa de aquel tiempo, “padre” del celebérrimo “puedo prometer y prometo”, sobre la figura de Suárez y lo que entonces sucedió, un texto para el que, además del material de primera mano con el que cuenta, está entrevistando a los protagonistas que aún conservan la memoria de esos años en los que vivimos peligrosamente.

¡Corran, corran!

Mientras la mayoría de los editores se mudan a los predios electrónicos, o al menos instalan en ellos una parte de su negocio, hay uno que con tozudez germánica avanza en sentido opuesto, apostando por los libros grandes, hermosos, únicos… y caros: es Taschen, cuya última locura es Genesis, de Sebastião Salgado.

En esta ocasión, el fotógrafo brasileño recoge los frutos de una expedición de casi 10 años capturando los paisajes, los animales y los pueblos que han evitado ser marcados por la vida moderna. Son dos volúmenes, 704 páginas, de fotografías en blanco y negro que incluyen un viaje de 47 días tras las huellas de 7.000 renos a lo largo del norte de Siberia, y una caminata extrema de 525 millas en la montaña Simien de Etiopía.

-Edición limitada de coleccionista de 2.500 ejemplares numerados y firmados por Sebastião Salgado.
-Concebido, editado y diseñado por Lélia Wanick Salgado.
-Dos volúmenes encuadernados en cuarto y tela.
-Tamaño SUMO: 46,8 x 70 cm.
-Incluye un atril de madera de cerezo diseñado por Tadao Ando.
-Con un libro con las leyendas que acompañan a las fotografías encuadernado en tela.
-Se entrega en una caja de madera (peso del paquete: 59 kg).

Total: 3.000 euros (4.000 dólares, 2.500 libras) aunque si los compran antes del el 15 de junio la cosa sale más económica: 2.500  € ($ 3.000, £ 2.000).

Lectora desengañada

Kathryn Schulz viene provocando en Vulture: “Por qué desprecio El Gran Gatsby”.  

Cuenta que lo ha leído cinco veces, y dice que entre todos los libros a los que vuelve una y otra vez, éste es el único del que nunca (a pesar de su esfuerzo, de sus buenas intenciones) nunca obtiene placer alguno. Luego explica sus razones, que pueden leer si tienen interés en ello.

Lo que me interesa de su razonamiento, y es por lo que traigo hasta aquí este artículo, es un comentario que la autora hace casi al principio: “Sé cómo se supone que he de sentir sobre Gatsby”. Y entonces cita a unos cuantos escritores y críticos que la han elogiado: Jonathan Yardley, “es la obra maestra americana”; Malcolm Cowley, que admira su “permanencia moral”; T. S. Eliot, que dijo que era “el primer paso que ha dado la ficción americana desde Henry James”…

Gatsby, resume Schulz, es para todos “lingüísticamente elegante, intelectualmente valiente y moralmente crucial para nuestra nación”. Y sin embargo…  

Y me pregunto cuántas veces no nos habremos acercado nosotros, lectores, a determinados libros con la opinión ya hecha y cuántas no habremos tenido un “sin embargo” que no nos atrevimos a manifestar en voz alta. Con razón o sin ella.

En InfoLibre

¿Hay portadas y ‘portados’?


La escritora estadounidense Maureen Johnson sostiene que las cubiertas de los libros están marcadas por el sexo de los escritores y ha pedido a sus seguidores en Twitter que la ayuden a luchar contra esa discriminación diseñando portadas nuevas para libros ya publicados… no sin antes cambiar el sexo del autor.




Archivo histórico


Comentarios

Los comentarios son propiedad de quien los envio. Esta página no se responsabiliza de ellos.

En estos momentos pueden escribir comentarios:Todos los usuarios

Opciones de visualización de comentarios




Total. Páginas Comentarios

1