Secciones:

Boletín de novedades

Reciba nuestro Divertín de manera regular y gratuita.
Su e-mail

¡Web seleccionada entre las mejores!

Caracteres

Ana Aranda Vasserot

Leng xiàohuà [chiste frío]

anaarandavasserot@gmail.com


Me han contado un chiste chino.

Una serpiente estrena un collar muy bonito y va visitar a su amigo el conejo. La serpiente le pregunta:
—Señor conejo, ¿le gusta mi collar?
—¿Qué collar?

Fin del chiste.

¿Lo habéis entendido? Confieso que cuando me lo contaron me quedé perpleja: no había entendido nada. Este es un típico chiste frío (冷笑话). El término “chiste frío” es una traducción literal porque no encuentro, y no sé si existe, un equivalente en español. Lěng (冷) es frío y xiàohuà (笑话) es chiste.

Vamos a desentrañar la lógica de este chiste. Lo primero que hay que saber es que los chistes fríos no siempre son divertidos. Su objetivo no es exactamente hacer reír, aunque muchas veces lo consiguen y, de hecho, los chinos se ríen. En realidad es más una broma que un chiste. Por lo tanto, el que lo cuenta está lanzando un desafío a su interlocutor.  A veces es un reto que apela a la lógica de la situación. Repasemos el chiste de la serpiente.

¿Qué sabemos? Sabemos que una serpiente ha estrenado un collar y que lo ha perdido. ¿Hay algo extraño en esta situación? Pues sí. ¿Qué se necesita para llevar un collar? Solo una cosa: tener cuello y hombros.

He intentado buscar un equivalente en español y no lo he encontrado, así que aprovecho para lanzar la pregunta en Divertinajes: ¿Conoces, lector, algún chiste frío español? Si es así escríbeme un comentario a mi Gabinete oriental.

Visita la web de la autora:
anaarandavasserot.wordpress.com




Archivo histórico