Secciones:

Boletín de novedades

Reciba nuestro Divertín de manera regular y gratuita.
Su e-mail

¡Web seleccionada entre las mejores!

Errata

Evaristo Aguirre

Carrera de periodismo

Por estas Erratas han pasado muchos periodistas a lo largo del tiempo, más exactamente muchos libros de periodistas (recopilaciones de artículos o grandes reportajes) o sobre periodistas (memorias): Indro Montanelli, Jesús Pardo, Arcadi Espada, Julio Camba, Gaziel, Norman Mailer, Pepe Colubi, Manuel Chaves Nogales, Valentí Puig, Bagaría (sus retratos contenían más información que muchas decenas de páginas)…

Los unos, los de artículos y reportajes, tienen el interés de poder recuperar textos valiosos, los otros, los de recuerdos, cuando son buenos, poseen los materiales de la buena literatura, pues narran una peripecia vital (la carrera del plumilla en cuestión) y ponen sobre la mesa cierta cantidad de situaciones cómicas, extremas, históricas o sórdidas, pues de todo hay en la vida de casi cualquier periodista; no siempre son momentos igual de interesantes, ni siempre, y esto es lo fundamental, se saben contar lo suficientemente bien.

La sombra de los testimonios periodísticos es una peligrosa mezcla de actitud intensa y sobrada con la que hablan y actúan algunos reporteros. Hace unos días, en un nuevo medio de información recién nacido, InfoLibre, dos famosos corresponsales de guerra españoles mantuvieron una conversación vía Twitter en la que esta actitud asomaba cada poco; no estaba mal el diálogo, claro que no, pero a mí, qué quieren ustedes, me dio un poco de vergüenza ajena.


Publicadas por otro medio de información nuevo, la revista digital Jot Down (se pronuncia, dicen, Yot), hace un tiempo que están disponibles las Memorias líquidas de Enric González, periodista de El País durante muchos años (ahora en El Mundo), que adquirió una cierta popularidad mediante una serie de libritos (por cortos) en los que relataba su experiencia más cotidiana como corresponsal en Roma, Londres y Nueva York. Nos cuenta en estas memorias cómo se dejó caer por su primera redacción, nos ofrece una serie de flashes de diferentes etapas de su carrera y cierra con, en palabras de mi amigo N., un ajuste de cuentas con Juan Luis Cebrián, primer director de El País, y responsable de la decadencia del que fuera uno de los diarios, hasta hace un tiempo, más sólidos e influyentes de Europa. Esta vendetta impresa, lejos de quitarle valor o incluso credibilidad al libro, le dota de una especie de cierre; Enric González no creo que vaya a dejar el periodismo en breve, pero lo que cuenta en Memorias líquidas tiene planteamiento, nudo y desenlace.

Bordea peligrosamente esa actitud (intensa y sobrada) arriba mencionada pero, será por el sentido del humor, será porque parece no darse más importancia de la necesaria, será porque no es nada intenso aunque sí un poco sobradete (y lo malo debe de ser la mezcla), el caso es que no da ni un poquito de vergüenza ajena, pero sí que es un buen libro de recuerdos de un periodista.

El relato de las primeras veces que uno se enfrenta a una entrevista o a abordar a algún personaje de actualidad o a escribir ese reportaje complicado; la descripción de la fauna que ha poblado y puebla (no sabemos si poblará) las redacciones; el contacto con lo que pasa en la calle; con lo que está a la vista de todo el mundo y con lo que solo unos pocos pueden contemplar… esas cosas, bien contadas, están muy bien, e interesan si eres o has sido periodista, pero también si no has tenido nada que ver con esa profesión, porque al final, a todos nos toca un poco el periodismo.

Creyendo que algo de esto habría (algo me habían dicho), leí la novela La vida iba en serio, del periodista televisivo Jorge Javier Vázquez (Planeta), que al parecer ha vendido mucho y que hasta mereció reseña en un suplemento cultural, pero no, apenas hay media docena de pinceladas sobre ello, que podrían haber dado mucho de sí, pero la historia va por otra parte. No está mal del todo, pero yo a ustedes no se la recomendaría.

eaguirre@divertinajes.com

@EvaristoAguirre




Archivo histórico