Secciones:

Boletín de novedades

Reciba nuestro Divertín de manera regular y gratuita.
Su e-mail

¡Web seleccionada entre las mejores!

El secreto de la invención

Daniel Tubau

El espíritu en la máquina

danieltubau@gmail.com


En 1974, Ted Nelson, creador del moderno hiperenlace, publicó Computer Lib, un libro que parecía anunciar la lucha por la liberación de los computadores, al estilo del movimiento de liberación de las mujeres (Women Lib) y del Black Power por la igualdad de negros y blancos. En la portada se podía ver un puño que recordaba el de los atletas norteamericanos que en las Olimpiadas de México 68 habían escuchado el himno con la cabeza bajada.


Ese mismo año, Nelson publicó otro libro dedicado a las máquinas: Dream Machines, que se podría traducir en relación con nuestro sueño acerca de las máquinas, pero también como el sueño o los sueños de las propias máquinas (maquinas soñadoras) e incluso algo así como “máquinas de ensueño”. En realidad, no eran dos libros, sino un solo libro doble, al que había que dar la vuelta para continuar (o más bien para empezar) el otro libro.


Como se ve, ya en aquellos primeros tiempos de la Inteligencia Artificial, algunas personas empezaron a preocuparse por los futuros derechos de las máquinas, algo que cada vez inquieta a más personas, aunque, como es obvio, todavía son muy pocas. ¿Llegará un día en el que las máquinas o sus creadores humanos emprenderán una lucha de liberación semejante a la de las mujeres y las clases, etnias o culturas discriminadas a lo largo de la historia? ¿Tendrán las máquinas su propio movimiento de liberación, su Computer Lib? ¿O más bien serán los humanos los que tendrán que poner en marcha su Human Lib para librarse del poder de las máquinas?

Me ocuparé por ahora de la primera posibilidad, la de que las máquinas lleguen algún día a ser sujeto de derechos semejante a los humanos (como probablemente lo serán, antes que ellas, los animales).

A primera vista parece absurdo que entes mecánicos sin alma deban ser protegidos del abuso, la discriminación o el maltrato, puesto que hoy en día todo el mundo piensa acerca de las máquinas más o menos lo mismo que Descartes y Gómez Pereira pensaban de los animales: que los ruidos que emiten son tan solo chirridos de la maquinaria. Tal vez no será siempre así y son ya muchas las personas que han llegado a conmoverse por los sufrimientos de una máquina, como se puede ver aquí:


Roy, un avanzado androide Nexus, es una máquina, aunque su apariencia es casi idéntica a la de los organismos que somos los seres humanos. Sus últimas palabras, que no fueron escritas por el autor del libro (Philip K.Dick), ni por el guionista de la película ni por el director, sino por el actor que lo interpretó (Rutger Hauer), nos conmueven porque muestran que esa máquina parece saber que lo que ha sido y lo que es, y que todo eso que ha vivido, sentido y pensado desaparecerá para siempre, como nos sucederá a nosotros, que presumimos de ser organismos y no simples máquinas. El androide Roy parece capaz no solo de pensar, sino también de sentir y de sufrir, y bien podría repetir casi las mismas palabras de Shylock en El mercader de Venecia:

¿Es que un androide no tiene ojos? ¿Es que un androide no tiene manos, órganos, proporciones, sentidos, afectos, pasiones? ¿Es que no está nutrido de los mismos alimentos, herido por las mismas armas, sujeto a las mismas enfermedades, curado por los mismos medios, calentado y enfriado por el mismo verano y por el mismo invierno que un humano? Si nos pincháis, ¿no sangramos? Si nos cosquilleáis ¿no nos reímos? Si nos envenenáis, ¿no nos morimos? Y si nos ultrajáis, ¿no nos vengaremos? Si nos parecemos en todo lo demás, nos parecemos también en eso.

La semana que viene intentaré descubrir si los termostatos piensan y si los androides melancólicos se emborracharán y soñarán con ovejas eléctricas.

Visita la web del autor:
www.danieltubau.com




Archivo histórico


Comentarios

Los comentarios son propiedad de quien los envio. Esta página no se responsabiliza de ellos.

En estos momentos pueden escribir comentarios:Usuarios registrados

Opciones de visualización de comentarios




Total. Páginas Comentarios

1