Secciones:

Boletín de novedades

Reciba nuestro Divertín de manera regular y gratuita.
Su e-mail

¡Web seleccionada entre las mejores!

Caracteres

Ana Aranda Vasserot

Tres personas hacen un tigre

anaarandavasserot@gmail.com


Sān rén chéng hǔ

En la época de los Reinos Combatientes, Pang Cong, un funcionario del estado de Wei, antes de partir  en un viaje oficial le preguntó a su rey:

—Señor, si una persona llegase a palacio  y le dijera que un tigre vaga por el mercado de la ciudad. ¿Creería sus palabras?
—No, claro que no, eso es imposible —Respondió el rey.

El funcionario preguntó de nuevo:

—Si otra persona le dijera que también ha visto a ese tigre. ¿Qué pensaría?
—Comenzaría a dudar —reconoció el rey.
— ¿Qué pasaría si tres personas afirman que han visto a un tigre?
—Sin duda creería que es cierto.

Pang Cong respondió:

—Entonces tres personas hacen un tigre.

“Tres personas hacen (se convierten en) un tigre” san ren cheng hu (三人成虎) es un proverbio chino que significa que si una mentira es repetida, se acaba aceptando como verdad.

Traigo este proverbio chino al espacio de Caracteres porque define muy bien este tipo de sentencias chinas que se llaman Chengyu. Son aforismos conceptuales, crípticos sobre todo si no conoces la historia de su origen; densos porque están formados por solo cuatro caracteres y con carácter moralizante ya que  encierran una enseñanza.

En China los Chengyu se  utilizan con frecuencia y otorgan al hablante un cierto estatus elevado, tienen una connotación, por lo tanto, diferente de nuestros refranes.

Los políticos chinos han usado los Chengyu y otras sentencias parecidas en sus estrategias de propaganda. La próxima semana os explicaré la historia que hay detrás de una de las frases más famosas de Deng Xiao Ping: “gato blanco, gato negro, lo importante es que caza ratones”.

Visita la web de la autora:
anaarandavasserot.wordpress.com




Archivo histórico