Secciones:

Boletín de novedades

Reciba nuestro Divertín de manera regular y gratuita.
Su e-mail

¡Web seleccionada entre las mejores!

Círculo de iluminación

Eva Orúe

Tras la de enero, la cuesta de febrero

eorue[arroba]divertinajes[punto]com :: @EvaOrue :: #LaRedTambiénLee

La Federación de Gremios de Editores de España presentó ayer su Barómetro de Hábitos de Lectura y Compra de Libros de 2012, del que periódicos, radios e incluso alguna tele han dado cumplida cuenta.

Para saberlo todo, pinchad sobre el enlace. Yo me limito a constatar dos hechos en mi opinión notables:

Cuando habla de si compran o no libros quienes leen en formatos electrónicos, se nos dice:

Entre los lectores de libros electrónicos las formas de acceso son diversas. El 64,4% de los lectores entrevistados se descarga libros de Internet gratuitamente. Un 37,9% afirma que consigue ebooks a través de familiares o amigos. Sólo un 32% se descarga libros de Internet pagando. Este porcentaje se ha reducido en 4,9 puntos con respecto a 2011. Los lectores entrevistados que adquirieron libros digitales señalaron que sólo pagan 4,5 libros de cada 10 que leen. Los otros 5,5 los consiguen gratuitamente.

La pregunta es si además de gratuitamente, los consiguen legalmente porque no toda descarga por la patilla es fraudulenta.  

En el apartado en el que se analiza dónde compramos los libros que leemos, nos indican:

Las librerías siguen siendo los lugares preferidos para hacer sus compras para el 65,8% de los compradores, de hecho el 46,8 por ciento de ellos realizó su última compra en una de ellas. Las cadenas de librerías (22,6%), los grandes almacenes (20,3%), Hipermercados (12,4%) y club de lectores (11,4%), les siguen en sus preferencias. Hay que señalar que los grandes almacenes e hipermercados pierden peso como lugares habituales de compra de libros.

Dos realidades que deberían alegrar a los libreros… Sin embargo, no los veo yo muy contentos.

ACTUALIZACIÓN

Me dice en Twitter Tatiana Romanova: En la FGEE podrían coger un joven desempleado de esos como corrector barometril: Harry Poteer, Jhon Boyne, Antonie de Saint-Exup... No dieron más de sí los 140 caracteres, pero razón no le falta.

Ay, ay, ay

Aquí, nos rasgamos las vestiduras cada vez que una librería (y son varias, emblemáticas todas) desaparece. Las lloran incluso quienes nunca pusieron sus pies en ellas.

Sí, las “librerías físicas” (horrible expresión, casi tanto como “medios ce comunicación tradicionales”) lo están pasando mal. En todas partes. Y no sólo las pequeñas o independientes, también las pertenecientes a grandes cadenas.

Esta semana, los medios estadounidenses glosaban la política de cierre de establecimientos que desarrolla la todopoderosa Barnes & Noble, en busca de un futuro digital. «¿Es sólo una dura transición o el principio del final?», se preguntaban.

Algunos casi prefieren no responder.

¿Una buena noticia?


Fue The Hollywood Reporter, inopinado portador de primicias editoriales, el medio que lo anunció: Bridget Jones, celebérrima protagonista de las novelas de la Helen Fielding, volverá en noviembre con la tercera entrega de la saga.

Una saga que ha hecho felices (además de a su autora y a sus editores) a lectoras del mundo entero, desconocedoras tal vez de la triste realidad que se esconde tras las obras adscritas al género chick lit.

(Por si acaso: chick lit es un género dentro de la novela romántica, que actualmente está en auge, escrito y dirigido para mujeres jóvenes, especialmente solteras, que trabajan y están entre los veinte y los treinta años. Así lo describe Wikipedia.)

Según un estudio de Virginia Tech, de que se hico eco, eco, The Guardian,  la imagen de la mujer que esas novelas dan afecta negativamente a la autoestima de las lectoras.

No sé yo si es el momento de recordar que sarna con gusto no pica…

Jóvenes acólitos

No me atrevo a decir que he creado escuela, pero sí compruebo con satisfacción que no soy la única a la que interesan las innumerables erratas (soy generosa) que jalonan anuncios, carteles, folletos…

Sara Secades, 10 años, me manda esta foto. Falta de concordancia grave.


Señor, señor, ¿tanto cuesta darse cuenta de estas minucias?

Gracias Sara: persevera.

Novedades nuevas y viejas


He ido al diccionario:

Novedad. (Del lat. novĭtas, -ātis). 1. f. Cualidad de nuevo. 2. f. Cosa nueva.

Ahora, tendré que ir a El Corte Inglés a explicárselo.




Archivo histórico


Comentarios

Los comentarios son propiedad de quien los envio. Esta página no se responsabiliza de ellos.

En estos momentos pueden escribir comentarios:Todos los usuarios

Opciones de visualización de comentarios




Total. Páginas Comentarios

1