Secciones:

Boletín de novedades

Reciba nuestro Divertín de manera regular y gratuita.
Su e-mail

¡Web seleccionada entre las mejores!

El secreto de la invención

Daniel Tubau

Bailando desganadamente entre porcentajes dispersos

danieltubau@gmail.com

En el último artículo (Mentiras estadísticas y estadísticas de la mentira), que no se publicó la semana pasada, sino el año pasado (pero no hace un año) formulé una pregunta relacionada con estadísticas. La repito aquí:

¿Sería el lector capaz de decir cuántos individuos de un total de mil personas representa el 70% de los neurocientíficos que pertenecen al 20% de personas que valoran el pensamiento estadístico y no lo hacen por motivos interesados, que son, a su vez, parte del 10% de personas que valoran el pensamiento estadístico?

El lector, de nuevo, puede intentar encontrar la respuesta por sí mismo. No es una respuesta fácil para quien no esté familiarizado con las matemáticas o el cálculo estadístico, y es fácil equivocarse, porque la enrevesada formulación de la pregunta puede inducir a error, así que lo plantearé de manera más precisa:

Dada una muestra de 1.000 personas, ¿cuántas personas son el 70% del 20% del 10%?


La cosa ahora parece más fácil, lo que bastante curioso, porque eso muestra que el pensamiento estadístico y matemático es quizá el único que no resulta más sencillo cuando se expone de forma narrativa. Si intentamos explicar de manera intuitiva, agradable y simpática una fórmula matemática, en vez de aclarar las cosas, como sucede en otros terrenos, por ejemplo en la narrativa que se basa en el viaje del héroe, lo que hacemos es complicar las cosas. El pensamiento matemático exige precisión y sequedad en vez de tramas más o menos ingeniosas.


Estadísticas aplicadas a un héroe

Pues bien. ¿Ha dado ya el lector con la respuesta? Supongo que sí, porque no es difícil si uno se detiene a pensar por un instante, más que nada porque le he dado números redondos (“1000”, “20”, “10” y “70”). Tal vez la respuesta que el lector ha encontrado ahora es distinta de la que encontró cuando le presenté el problema en forma narrativa.

¿Cómo? Me parece escuchar un zumbido que se extiende entre los bits de la red mundial que ha permitido que este artículo esté siendo leído por decenas, quien sabe si cientos, de lectores. Ese zumbido me dice que un alto porcentaje de lectores no han intentado hacer el cálculo, a pesar de que se lo he propuesto al menos cuatro veces entre este artículo y el anterior.


Daniel Kahneman

Si tú, lector, perteneces al pequeño porcentaje de los que sí han intentado hallar la solución al problema estadístico planteado, enhorabuena: has logrado sacudirte la pereza mental cotidiana de lo que Kahneman llama el Sistema 1, que en muchos aspectos se identifica con el pensamiento intuitivo, y has logrado activar el Sistema 2, que es un poco más reflexivo.


Pero si tú, lector, perteneces al elevado porcentaje de quienes no han intentado hacer el cálculo, no te preocupes: estás muy bien acompañado. La mayoría de las personas no se detienen (“no nos detenemos”, si debo usar una falsa modestia) a intentar resolver los pequeños enigmas que se plantean ocasionalmente en un libro o en la vida cotidiana. Simplemente hacemos uso de la intuición y aceptamos una respuesta cualquiera que nos venga a la mente, sin más comprobación; o ni siquiera eso: seguimos leyendo para que el autor nos dé la solución.

Así que, si perteneces al segundo grupo de lectores, estarás esperando que te ofrezca de una vez la solución al problema de los porcentajes. Pues bien, lo haré, pero la semana que viene.

Visita la web del autor:
www.danieltubau.com




Archivo histórico


Comentarios

Los comentarios son propiedad de quien los envio. Esta página no se responsabiliza de ellos.

En estos momentos pueden escribir comentarios:Usuarios registrados

Opciones de visualización de comentarios




Total. Páginas Comentarios

1