Secciones:

Boletín de novedades

Reciba nuestro Divertín de manera regular y gratuita.
Su e-mail

¡Web seleccionada entre las mejores!

Errata

Evaristo Aguirre

Detrás de las canciones


Pasa a veces: lees un libro, piensas un poco sobre ello, se te ocurren algunas cosillas que decir/escribir al respecto y… te encuentras con alguien que lo ha hecho antes que tú, y mejor. A ver qué haces.

Me gusta la música de Nacho Vegas, me gustan mucho algunas de sus canciones. Me parece un personaje interesante, valiente cuando empezó a hacer lo que hace en la forma en lo que lo hace, y también me irrita algo su pose, o puede que no sea pose.

Por otro lado, ni se me pasa por la cabeza que esta Errata pueda competir con el estupendo blog sobre literatura Lector Mal-Herido Inc. del gran Juan Malherido a.k.a. Alberto Olmos. Vaya por delante.

Vuelvo: sigo lo que se publica en la colección Cara B, de la editorial Lengua de Trapo, porque disfruto con los libros sobre discos. Y en esta colección apareció en noviembre de 2012 Cajas de música difíciles de parar o el desencanto de Nacho Vegas, de Carlos Prieto, sobre el disco de 2003 de Vegas Cajas de música difíciles de parar (Limbo Starr).


Empecé a leerlo una noche. Me fui a dormir. A eso de las tres de la mañana, me desperté y no pude recuperar el sueño de ninguna manera, así que alargué el brazo, encendí la luz y cogí el libro. Y no lo dejé hasta que lo terminé, ya casi cuando tocaba levantarse.

Y al cabo de un par de días, me paso por el Lector Mal-herido Inc. y me encuentro con un comentario sobre ese libro, un comentario excelente con el que coincido en muchas cosas. Ay. Lo importante no es que coincida en muchas cosas, lo importante es que es excelente. Ay.

Es interesante conocer la relación de un músico y de su vida,  con su obra, con unas canciones concretas, con un disco que tiene una unidad, una intención estética que le dan sentido. Es interesante que alguien hable de su relación con el la droga, con el sexo, con la pareja, con el padre. Estas cosas están en este libro.

Siempre pasa con esta clase de textos: por mucho que conozcas con anterioridad el disco tratado, llegar a lo que hay detrás de las canciones o te cambia el punto de vista o te permite abordarlo desde otras perspectivas. Y eso, cuando escuchas los discos que te gustan, y los que no, muchas veces a lo largo de tu vida, está muy bien. Ahora, mi relación con Cajas de música difíciles de parar, y también con otras canciones de Nacho Vegas, es diferente, incluso diría que mejor. No está mal, ¿no?

Dice Juan Malherido:

“Toda la primera parte del volumen, justo hasta el epígrafe que dice El sexo, se nos ofrece desvirtuada y hasta uno diría que envenenada de política de ocasión. Carlos Prieto, según figura en la solapa de este ensayo, colaboró en aquel compendio de mini-reflexiones llamado CT o la cultura de la transición, y sin sonrojo alguno titula de esa misma forma –‘Cultura de la transición’- uno de los capítulos de su biografía musical. ¿La clásica autopromoción?”

Y tiene bastante razón, lo peor del libro es cuando se nos pone delante el autor, que se pone, y a mí algo de ese planteamiento político me chirría... Así que me fui a buscar ese libro, CT o la cultura de la Transición. Lo estoy leyendo y ya les contaré.


(c) www.limbostarr.com

eaguirre@divertinajes.com

@EvaristoAguirre




Archivo histórico