Secciones:

Boletín de novedades

Reciba nuestro Divertín de manera regular y gratuita.
Su e-mail

¡Web seleccionada entre las mejores!

Errata

Evaristo Aguirre

Ramillete de lecturas varias


Pues durante los últimos meses he leído un poco de todo…

Lo que no está escrito, de Rafael Reig (Tusquets): La excursión a la sierra de un padre y un hijo que no tienen demasiada confianza; mientras, la madre (están divorciados) lee en su casa el manuscrito de una novela escrita por su ex; y la trama, que se mueve en los bajos fondos de Madrid, de ésa historia. Son los tres planos narrativos a través de los cuales avanza la más reciente novela de Rafael Reig. Quizá su mejor novela. Ya sé que es mucho decir y que Reig es un narrador sólido que nos ha dado ya buenos libros, pero este Lo que no está escrito tiene algo: engancha, incomoda, da que pensar… Te la lees en dos sentadas.


El club de la lucha, de Chuck Palahniuk (DeBolsillo; traducción de Pedro González del Campo). Mi amiga Marisa me había hablado decenas de veces de este libro, publicado en 1996; era una laguna en mis lecturas, sin duda. Este verano me hice con una edición de bolsillo en donde me encontré con un ingenioso prólogo del propio Palahniuk de 2004, cuando la novela ya se había convertido en un superventas de culto (valga la aparente contradicción), acompañada de una película de éxito mundial (una ventaja de leer un libro tarde). La recomendación de M., como siempre, era buena. Y leer El club de la lucha a la luz de los negros tiempos en los que vivimos puede resultar desasosegante a la vez que sugestivo. Había sido mi primer palahniuk, así que me puse con otro para recuperar un poco de terreno. Diario. Una Novela (de 2003, con traducción de Javier Calvo y publicada por Mondadori) es una inquietante historia en clave de thriller que pone en solfa asuntos como el sentimiento de comunidad, el miedo al extraño, la preocupación por el futuro… (Leí otro, Snuff, que me pareció una castaña.)


El puño invisible. Arte, revolución y un siglo de cambios culturales, de Carlos Granés (Taurus). Buscando las raíces culturales de las ideologías revolucionarias tan extendidas en el pasado siglo XX, el autor de este ensayo hace repaso de las diferentes vanguardias históricas de sus postulados, de sus desarrollos, de sus fracasos, de sus degeneraciones y de sus imitadores. Sabe mucho Granés, y lo explica bien, sobre el movimiento dadá, el surrealismo, el situacionismo, el movimiento beat y otros similares, aunque respecto a algunas ramificaciones posteriores –el punk, por ejemplo, pero también lo relacionado con el movimiento hippie de la costa oeste americana en los años sesenta y setenta– se pierde un poco. El planteamiento general del libro es interesante (se lee muy bien, que es algo que hay que destacar cuando se trata de ensayo) y tiene razón en muchas cosas y ofrece algunos análisis y reflexiones a tener en cuenta, pero desprende, también, un poso conservador muy en la línea de la corriente de pensamiento dominante que nos circunda: las ideas locuelas de los artistas están bien siempre que se queden en eso, en ideas de artistas y no disturben el orden natural de las cosas y el equilibrio social; además, estas chaladuras no deben salir de según qué círculos, ni hacer populares, ni resultar a los bienpensantes demasiado desagradables o chocantes…


Botín de guerra (Autobiografía), de Miguel de Molina (Almuzara). Enorme cantante, Miguel de Molina fue a la vez un reconocido artista de éxito y un outsider, no solo por su homosexualidad, que se debía ocultar o al menos disimular lo más posible, sino también, como se desprende de la lectura de estas memorias, por su forma tan libre de vivir y de pensar. A su muerte, en 1993, el cantante dejó numerosos cuadernos en los que consignaba episodios de su vida. Uno de sus sobrino-nietos los recuperó y ordenó. No sé hasta qué punto todo lo que aparece aquí salió exactamente y tal cual de la pluma de Miguel de Molina, pero por lo menos el espíritu de lo contado, de lo vivido, resulta estimulante y ofrece la posibilidad de volver a pasear desde otro punto de vista por estos años de las historia de España por lo que hemos pasado tantas veces en libros de historia, en novelas, en otras memorias.

eaguirre@divertinajes.com

@EvaristoAguirre




Archivo histórico