Secciones:

Boletín de novedades

Reciba nuestro Divertín de manera regular y gratuita.
Su e-mail

¡Web seleccionada entre las mejores!

Círculo de iluminación

Eva Orúe

Vaya semanita

eorue[arroba]divertinajes[punto]com :: #LaRedTambiénLee

¿Escuchan? ¿No oyen nada? Es la respiración contenida de los editores, esperando el arreón navideño…

... algunos en modo evangélico: «Dejad que los niños se acerquen a mí» (Mc 10,14), porque confían sobre todo en el libro infantil y juvenil, que aguanta la crisis mejor que otros. Así sea.

Adioses


Primero fue Roth, Philip Roth (79 años): «Tengo la intención de no escribir en los próximos 10 años. Para ser sincero, he terminado con eso. Némesis (publicada en el 2010) será mi último libro».

Luego, Imre Kertész (83 años): «Ya no quisiera escribir. La obra que está tan relacionada con el Holocausto ha concluido para mí».

Algunos pensarán que ha sido una mala semana para las letras mundiales. Otros opinan que Roth le hace un favor a su obra, a su legado. Lo de Kertész es otra cosa.

Parar cuando uno no cree que no tiene nada más que decir: no todos saben hacerlo.

Reencuentro


Lo contaba The Times: Salman Rushdie y John le Carré se han reconciliado.

Ah, pero ¿estaban peleados? Pues sí. Desde 1997, cuando se enzarzaron a cuenta de la libertad de expresión y los límites de la tolerancia religiosa, y se dedicaron lindezas del tipo «burro» (Rushdie a Le Carré) y «arrogante» (Le Carré a Rushdie).

No parece que las descalificaciones estuvieran a la altura de sus talentos literarios, pero en fin. Se quieren. The (happy) End.

Tintín al rescate


Rastapopoulos

Interesante conflicto el que se vive en Francia. Los autores de cómic de Casterman, editorial comprada hace unos meses por Gallimard, amenazaron con abandonar el barco, hartos del desprecio del nuevo jefe y tras la dimisión, el día 8 de noviembre, de Louis Delas, hasta entonces responsable de Casterman, dimisión de la que se enteraron por una noticia de la Agencia AFP.

No se crean que estamos hablando de autores sin importancia: cuando gentes como Enki Bilal, Jacques Tardi, Philippe Geluck, Franck Margerin, François Schuiten, y quienes gestionan las obras de Hergé o Hugo Pratt, se unen y plantan cara con una carta titulada «Sans auteurs, pas d'éditeur!», los de arriba tiemblan. «Si por casualidad se ha olvidado de que sin autores no hay editor, aquí se lo recordamos. Sin duda, algunos de nosotros publicaremos nuestros próximos álbumes bajo cielos más amistosos.»

La reacción de Antoine Gallimard fue inmediata: en una entrevista al diario Le Soir declaró que él no es Rastapopoulos, en referencia al millonario mafioso y gran enemigo de Tintín. Un guiño, manera de declararse fan de los cómics y de quienes los hacen posible.

Su siguiente movimiento fue menos sentimental: nombró a su hija gerente de Casterman.

À suivre…



DIÁLOGO ENTRE ASESINOS
Daniel del Monte
Erein

Leonard Steinbeck, un metódico asesino a sueldo experto en encontrar sujetos desaparecidos, sabe que cuenta con muy poco tiempo para dar con el que ha sido apodado como «el carnicero del medio oeste», un asesino en serie de muchachas que tiene en estado de máxima alerta al país.

Todo parece indicar que Ángela Ferrante, hija de un jefe de una poderosa organización mafiosa, está en sus manos. La familia quiere que Leonard la encuentre, y acabe con su captor.

¿Quién es «el carnicero del medio oeste»? ¿Dónde está su guarida? ¿Por qué se ha llevado a Ángela? Las interrogantes se abren mientras comienza la cuenta atrás para dar con ella. Leonard comprende que tendrá que enfrentarse al horror para llegar a atraparle, aunque quizá no haya nadie mejor que él para entender la mente del brutal asesino…

Mientras, en una pequeña ciudad de Illinois, una tímida chica de dieciséis años, Rachel O’Connell, ha comenzado a enamorarse…

  




Archivo histórico


Comentarios

Los comentarios son propiedad de quien los envio. Esta página no se responsabiliza de ellos.

En estos momentos pueden escribir comentarios:Todos los usuarios

Opciones de visualización de comentarios




Total. Páginas Comentarios

1