Secciones:

Boletín de novedades

Reciba nuestro Divertín de manera regular y gratuita.
Su e-mail

¡Web seleccionada entre las mejores!

El mirón impaciente

Eduardo Nabal

Poner la cama


Ellas, de Malgorzata Szumowska es una película interesante, pero dista de ser un trabajo perfecto.

La realizadora nos acerca a la investigación que una periodista de clase acomodada hace en el corazón de París sobre dos jóvenes estudiantes que ejercen la prostitución para costear sus estudios. Szumowska confía demasiado en el demostrado talento de Juliette Binoche, que si bien está sublime en algunas secuencias (como aquellas en las que lucha desesperadamente con los electrodomésticos), no resulta muy convincente al lado de dos chicas que –salvo en un par de momentos– no transmiten gran cosa ni nos dicen nada nuevo sobre el llamado “oficio más antiguo del mundo”.

La directora traza el paralelismo, un pelín rebuscado, entre las vidas de las chicas y la vida basada en las apariencias de esa madre de familia atormentada que empieza a descubrir cosas nuevas sobre la sensualidad y el desamor investigando a dos jóvenes. Especialmente significativa es su relación con Lola – con quién llegará a intimar–, que le enseña a soltarse un poco el moño en un hogar tan áspero como los apartamentos donde “ellas” se encuentran con sus clientes, en su mayoría (pero no en su totalidad) hombres casados en busca de fantasías sexuales y compañía.

Discreto alegato feminista, filme frío y algo repetitivo en sus escenas de sexo, Ellas muestra que las buenas intenciones y una protagonista con carácter no bastan para profundizar en un tema delicado y polémico sobre el que la propia Szumowska no se posiciona, siendo lo mejor la dura ambivalencia que deja en un espectador algo aburrido por el aire de qualité que imprime a una película que debía haber sido más cálida y visceral.

Los apuntes de música clásica, alguna composición rebuscada y los primeros planos de rostros y cuerpos de las actrices no satisfacen al espectador porque la imparcialidad de la realizadora polaca se convierte en desapasionamiento. En resumen, mezclando la ficción y el docudrama, Ellas abre muchas interrogantes, pero pasa sobre ellos de una manera esquemática en exceso.

Así son ellas




Archivo histórico