Secciones:

Boletín de novedades

Reciba nuestro Divertín de manera regular y gratuita.
Su e-mail

¡Web seleccionada entre las mejores!

Círculo de iluminación

Eva Orúe

Sonata de otoño

eorue[arroba]divertinajes[punto]com

Durante el fin de semana los gallinazos se metieron por los balcones de la casa presidencial, destrozaron a picotazos las mallas de alambre de las ventanas y removieron con sus alas el tiempo estancado en el interior, y en la madrugada del lunes la ciudad despertó de su letargo de siglos con una tibia y tierna brisa de muerto grande y de podrida grandeza.

Así empieza El otoño del patriarca, de Gabriel García Márquez. Siendo 21 de septiembre, no me ha parecido mala idea.

Una reivindicación legítima

Tras leer el Círculo de la semana pasada, en el que comenté, asombrada y a punto de indignación, que la Federación de Gremios de Editores de España no tiene categoría Internet en sus premios anuales (y que no es la única institución que se olvida de los medios en línea), Lucía Bartolomé, de Abretelibro, se animó a escribirme:

He visto el artículo de esta semana sobre los premios de la FGEE y la falta de una categoría específica para promoción de la lectura en internet.

Supongo que el problema está en que internet es un medio ecléctico, pues sirve tanto de escaparate y promoción de sus actividades a librerías o bibliotecas como de un soporte más a la televisión o prensa y revistas tradicionales o a los intrépidos lectores que comparten sus reseñas en blogs o las novedades sobre su autor favorito porque sus amigos no comparten su afición, como los sitios que nacimos en internet para intercambiar opiniones entre lectores (cuando no nos llamaban web 2.0) realizamos actividades en librerías, centros culturales y demás (un ejemplo son nuestras jornadas, que se celebran el 22 y 23 de este mes, pero no somos los únicos).
 
Y asomarse a este mundo puede asustar.

Internet está lleno de sitios dedicados a la literatura, por la red pululan prescriptores devotos e inteligentes, hay quien harto ya de la racanería de los medios tradicionales (no hay espacio, no tenemos tiempo) ha encontrado en blogs o webs el lugar adecuado para hablar de lo que más le gusta y fomentar la lectura.

Si quitas El Cultural, Babelia y las revistas de lectura, nosotros tenemos un público más interesado en esta clase de información que los medios generalistas. 

Quizá ha llegado el momento de que quienes hemos hecho de Internet nuestro hábitat natural nos movilicemos para acabar con esa actitud miope, si no directamente discriminatoria. 

Antes de que haga frío

Visiten esta galería de literatos en calzoncillos (o bañador). Qué hermosos. El único de habla hispana, Cortázar, sublime en camiseta sin mangas, un abanderado de la literatura en español.

A cambio de ese ramillete de escritores en paños menores, a veces acuáticos, esta mínima muestra, extraída de un artículo que en su día escribió aquí Javier Goñi (te necesitamos, compañero)…


… y esta foto de Rafa Reig que publico porque él la colgó en su blog, y porque acaba de publicar un libro, Lo que no está escrito (Tusquets).


Rebajas

Voy a una librería (no me sean mal pensados: voy a muchas), y me sorprende ver libros rebajados… Muy rebajados.

Me dice el librero que las editoriales están soltando lastre, cualquier cosa con tal de mover la mercancía.

Cualquier cosa: incluso vender, un ejemplo, este Literati de Barry McCrea (Destino),  libro en tapa dura con sobrecubierta, a 6,95 en la librería en cuestión (5,95 en la web de la editorial o en casadellibro.com) más barato incluso que la edición de bolsillo (9,95 en la web de la editorial).

Portadas repes


El lunes, los amigos de A Contracorriente Films nos invitaron a ver el preestreno de un reestreno: El festín de Babette, que 25 años después de su primera proyección está a punto de volver a las pantallas con honores de estreno absoluto.

Ya la había visto, y también había leído el cuento de Dinesen en el que está basada (y que Nórdica recuperó hace no mucho en su colección de ilustrados). Confieso que siento debilidad por el texto, y por la cinta.

El caso es que allí me encontré con un amigo que llevaba un libro. Este, Antología del microrrelato español (1906-2011), publicado por Cátedra.

A mí esa imagen de la portada me decía algo…


… sí, claro: la imagen ha sido ya utilizada en otras cubiertas. La de este libro de Alberto Manguel editado por Alianza, en el que también se sirvieron de la Muchacha leyendo de Gustav Adolph Henning, joven que, a buen seguro, andará instalada en más libros.

¡Ah, portadas repetidas! Qué vicio.

Por cierto

 (CONTENIDO ELIMINADO TRAS LA OPORTUNA LLAMADA DE ATENCIÓN DE UN LECTOR, QUE ME ADVIRTIÓ DE MI TORPE ERROR, COSA QUE LE AGRADEZCO.)  

La letra desaparecida

E_tre los muchos recordatorios y obituarios que leí tras el fallecimie_to de Carrillo, me llamó la ate_ció_ este de A_to_io Muñoz Moli_a, _o ta_to, o _o solo, por lo que escribió el académico, si_o porque traía u_ vídeo de u_a e_trevista que e_ su día co_cedió do_ Sa_tiago.

Puede_ verlo… y fijarse e_ la curiosa errata de los créditos. Que, para facilitarles el trabajo, les destaco aquí:


Hablando de obituarios: ¿leyeron este, de Manuel Fernández Cuesta, Director-editor de Ediciones Península (Grup62), en público.es?




Archivo histórico


Comentarios

Los comentarios son propiedad de quien los envio. Esta página no se responsabiliza de ellos.

En estos momentos pueden escribir comentarios:Todos los usuarios

Opciones de visualización de comentarios




Total. Páginas Comentarios

1