Secciones:

Boletín de novedades

Reciba nuestro Divertín de manera regular y gratuita.
Su e-mail

¡Web seleccionada entre las mejores!

El prado eléctrico

Fernando P. Fuenteamor

Mata a tus ídolos


Luc Sante es uno de los mejores ejemplos del escritor americano desubicado que tenemos en la actualidad. Llegó a New York con sus padres procedente de Bélgica en el año 1959, y allí se quedó hasta que hace pocos años decidió exilarse en Kingston, la antigua capital del estado situada a unos cien kilómetros al norte de Manhattan, a orillas del Hudson. Sobre esta decisión comentó no hace mucho tiempo: Jamás pensé que pudiera acabar en un lugar así, pero lo cierto es que no existe ningún lugar que sienta como mío. Nueva York es ya una ciudad acabada”.

La descomposición de Nueva York ya estaba en pleno avance cuando nos lo contó de manera magistral en Low Life (1991). Pero, posteriormente, el alcalde Giuliani y el ataque del 11S. se encargaron de finalizar los trabajos de demolición. No físicamente, claro; pero sí se cargaron su idiosincrasia y esa aura de libertad y modernidad que la habían convertido en la capital cultural de Occidente. Y donde había libertad hubo miedo, y donde había caos hubo represión. De ese perdido esplendor, apenas quedan restos. Ahora se ha convertido en un enorme megastore, una especie de gigantesca sentina por donde se cuelan los afanes consumistas de millones de visitantes y vecinos de la Gran Manzana.

Aplicando el mismo sistema de entomólogo, Sante aplica esta vez su lupa sobre la cultura americana en general y con su inconfundible inmediatez y afilado estilo nos ofrece un recorrido por los amplios y diferentes meandros de la vida cultural de los Estados Unidos, que según su opinión, se encuentra en pleno proceso de acoso y derribo.

Para lograr esta desapasionada y fría visión interior de ese vasto panorama hay que hilar muy fino, con el fin de evitar que las ramas no te dejen ver el bosque. No es el caso. Sante es un desbrozador nato que apoyado en una visión certera y la motosierra de sus palabras limpia el camino y obtiene una perspectiva clara y exacta de cada tema que aborda.

Esta indispensable antología de artículos que se presentan bajo el título de Mata a tus ídolos (Libros del K.O.) es una especie de fractal donde se reflejan, desde los más insospechados ángulos, innumerables aspectos de la cultura norteamericana y donde demuestra con holgura su capacidad de síntesis, su talento a la hora de ir directo al fondo del asunto. Hampones como Gotti, alcaldes como Giuliani, cantantes míticos de blues como Charlie Patton, revisitaciones de Tintín o de Magritte, el joven Dylan, reportajes sobre la ciudad, o sobre el hábito del tabaco, o sobre los pioneros de la fotografía y sobre otros tantos contenidos que su talento hace inconfundibles e inolvidables.

Un libro necesario para todos aquellos interesados en lo que fue y lo que ha devenido Norteamérica visto a través de los ojos de un resistente nato que es, además, un excelente escritor.




Archivo histórico